Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6- -12- -2007 XXIX aniversario de la Constitución ESPAÑA 23 Otro, que el abuso de los hechos diferenciales perturba la cohesión y crea disfunciones para un gobierno racional. Seguro que seguiremos hablando de la reforma del Senado, aplazada sine die entre protestas formales y complacencias ocultas. Ningún nacionalista, salvo CiU, celebra hoy el aniversario de la Constitución Tres años y medio después, se consuma el fracaso de la táctica del apaciguamiento de los nacionalistas puesta en práctica por Rodríguez Zapatero J. L. LORENTE MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió al llegar al cargo una serie de reformas legales para que los nacionalistas pudieran sentirse cómodos en la España constitucional. Agotada la legislatura- -con un proceso de reformas estatutarias de por medio- el objetivo del líder del PSOE no sólo no ha sido cumplido, sino que el desafío nacionalista ha aumentado en estos tres años y medio. Los actos conmemorativos del día de la Constitución que el Congreso de los Diputados celebra hoy (los últimos de la legislatura) servirán para dejar claro que los nacionalismos no se sienten ahora más cómodos que en 2004. A excepción de CiU- -que sí suele asistir a este tipo de actos por su compromiso con la gobernabilidad del Estado desde la transición y, sobre todo, durante la década de los noventa- ningún partido nacionalista se dignará a acudir a la Cámara Baja para celebrar el aniversario de la Constitución. Como en ocasiones anteriores, volverán a faltar representantes de ERC, PNV BNG, EA y NB -todos ellos socios habituales del PSOE durante esta legislatura- -por su desacuerdo con la Carta Magna. El único aliado de los socialistas que estará presente en el Congreso será Izquierda Unida. Pese a todo, la conmemoración institucional estará marcada por el fallecimiento del guardia civil Fernando Trapero, el agente tiroteado por ETA el sábado pasado en Francia junto a su compañero Raúl Centeno. Nada más conocerse la muerte del agente, el Congreso anunció que suspendía el cóctel que habitualmente se sirve en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara, a fin de dar a la celebración un carácter más austero e institucional. No obstante, se mantiene en la agenda tanto la recepción de los invitados como el discurso del presidente del Congreso, Manuel Marín. Un día antes de la celebración- -y a tres meses y medio de las elecciones- los dos partidos mayoritarios se encargaron ayer de calentar el ambiente. El PSOE hizo público un manifiesto en el que acusa al PP de obstrucción sistemática del mandato constitucional y afrenta al derecho de los ciudadanos por bloquear- -en su opinión- -la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Los socialistas añaden que esas conductas lesionan el prestigio y la credibilidad de las instituciones. El fortalecimiento de la democracia pasa por que el nombramiento de las personas que deben servir a los órganos constitucionales sea concebido como una función institucional de primer orden y no como una prebenda al servicio de intereses partidarios añade el manifiesto del PSOE. Encrucijada constitucional Mereció la pena encargar el dictamen al alto cuerpo consultivo, aunque por esta vez los juristas del Principe (léase, legistas al servicio del interés general del Estado) hayan sido más propicios a la oposición renuente que al Gobierno actuante. Es una buena noticia, en tiempos de reparto de cuotas y de servidumbre obsequiosa de ciertas instituciones fallidas hacia el poder omnipotente que nombra y cesa a sus leales. Mientras el Tribunal Constitucional se decide, convendría encargar al órgano consultivo supremo algún otro trabajo que mantenga viva a la Sección de Estudios. No todo van a ser dictamenes sobre revisión de oficio de actos administrativos o responsabilidad patrimonial de la Administración. Lo principal: más allá del ámbito jurídico, los españoles tenemos que pensar muy en serio sobre la encrucijada constitucional que nos plantea el 9 de marzo. Valores y símbolos nacionales Conmemoración más austera Por su parte, el PP presentó en el registro de la Cámara una iniciativa en la que se pide que el Congreso reafirme su compromiso con los símbolos nacionales. Los populares aprovecharán su última interpelación al Gobierno de esta legislatura para emplazar a los socialistas a explicar qué medidas han adoptado y cuáles piensan poner en marcha para fortalecer los valores y símbolos que unen a los españoles que, a su juicio, sufren un constante debilitamiento como consecuencia de la decisión del jefe del Ejecutivo de abordar cambios esenciales en el modelo de Estado contando únicamente con el apoyo de los nacionalismos radicales