Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5- -12- -2007 El actor británico Jude Law está harto de que su imagen vuelve locas a las mujeres 95 EN SU PUNTO Britney Spears aparece en un discreto decimocuarto puesto, porque es una artista camino de la ruina Nada comparado con lo que se dice de su ex marido, a quien se le califica de fecundador en serie Beatriz Cortázar RAPHAEL Y BONO SERÁN CONSUEGROS EN JUNIO a hay fecha para la que será una de las bodas más sonadas del año 2008 mal que les pese a los protagonistas de esta historia que siempre han querido hacer de la discreción su norma en la vida. El pequeño de Raphael y Natalia Figueroa, Manuel Martos, y la hija de José Bono y su mujer Ana Rodríguez, Amelia, contraerán matrimonio el próximo 27 de junio en Toledo. Ya se sabe que en esto de las bodas suelen mandar las novias y es normal que al residir los Bono en Toledo sea en esa ciudad donde se cite a los invitados que acudirán a este enlace, que reunirá a la flor y nata del mundo de la política y el espectáculo. Desde que Manuel Martos y Amelia se conocieron hace algo menos de dos años lo suyo ha sido una unión de lo más sólida. Manuel es integrante del dúo musical Mota y Amelia es licenciada en Derecho y trabaja en una de las tiendas Tous que tiene su madre en franquicia. A pesar de los muchos meses que faltan para el día de su enlace, la pareja ha preferido poner las cosas en orden y no tener que correr en el último minuto. Lo único que no van a poder evitar es el interés mediático que esta boda va a suponer. Aunque para Raphael y Natalia es el tercer hijo que se casa (y el último) para los Bono se trata de la primera y ya se sabe cómo algunos padres suelen querer tirar la casa por la ventana para festejar el que se supone es el día más importante de su hija. Como ejemplo más comentado ahí está el caso de la boda en El Escorial de la hija de los Aznar con Alejandro Agag. Aquella ceremonia recibió críticas de todas partes y es que ya se sabe lo poco que gustan ciertos alardes entre la clase política. En este caso la discreción, aunque buscada, será imposible sólo por la lista de amigos que no podrán faltar y entre los que habrá personalidades de la política, la moda, la música, las finanzas... no es ninguna tontería. Encima, y para rematar la faena, también se dice de ella que tiene mal gusto escogiendo a los hombres Pero ustedes convendrán conmigo en que en Hollywood o Almodóvar de Calatrava, sobre gustos sigue sin haber nada escrito. La segunda agraciada como ya se ha dicho es otra amiga de Paris, Kim Kardashiam. Se cuenta que Kim puso en circulación un vídeo tan porno como casero en Internet. Pero según el mismo rotativo, el susodicho videoclip no despertó demasiadas pasiones entre el respetable a lo largo y ancho de la red. Por supuesto, en la lista sí aparece Britney Spears, pero eso sí, en un discretísimo decimocuarto puesto, porque según la publicación es una artista camino de la ruina No es mucho comparado con lo que se dice de su ex marido, al que se le califica de fecundador en serie En serie e in fraganti. Por cierto, y aprovechando que el Pisuerga suele seguir pasando por Valladolid, no parece que ayer fuera un buen día para Britney. Porque también se supo que la firma Louis Vuitton ha conseguido la retirada del mercado europeo de un video de la Spears, Do somethin ya que en él aparecía el símbolo de la marca, cosa que a los de Vuitton no les hacía maldita la gracia. Pero hay algunos famosos más en la lista de patanes hollywoodienses. El primero, el australiano Mel Gibson, al que menos canguro le llaman de todo, como actor y conductor borracho A Russel Crowe se le tilda de lanzador de teléfonos Finalmente, el ex vigilante de la playa David Hasselhoff, directamente se le declara un desastre público mientras que de Michael Jackson se dice que no está muy bien de la cabeza (tampoco se han partido la ídem en el caso del desteñido cantante) Lo que sí parece claro, es que en Hollywood, el más tonto no hace ni relojes. Y David Bustamante, ayer, en el patio andaluz de la Casa de ABC JAIME GARCÍA Para tener los pies en el suelo no hay que oír cantos de sirena David Bustamante ha alcanzado el número uno en las listas de venta con su nuevo disco, Al filo de la irrealidad J. B. MADRID. Mientras se hacen las fotos del reportaje en el patio andaluz de la Casa de ABC, un grupo de adolescentes concluye su visita colegial al periódico en la vecina biblioteca. En cuanto ven a David Bustamante a través de la cristalera que separa ambos lugares, empiezan los gritos, las carreras; asoman los móviles para retratarle o para contar la noticia. El revuelo es formidable. Esto es algo habitual- -dice sin inmutarse el cantante- y si voy a un centro comercial, mayor aún ¿Y no agobia? No, porque es muestra del cariño de la gente, de su ilusión. A mí, además, me gusta la gente. Y lo mejor del mundo es que te quieran. Puede llegar a ser molesto cuando estás en un restaurante y alguien con una copita de más se pone pesado y te tira una servilleta encima del jamón para que le firmes un autógrafo... como me ha llegado a pasar David Bustamante acaba de publicar su quinto disco, Al filo de la irrealidad (Vale Music) producido por Kike Santander- un gigante en todos los sentidos con el que lleva dos semanas en el número uno. Musical y vocalmente he crecido mucho- -asegura- y eso se nota en el disco. Yo tenía 19 años cuando me presenté a OT, y entonces me excedía en querer demostrar. Ahora, con 25 años, las cosas se ven de otra manera. Ese aprendizaje se nota en los matices, en los graves, en los agudos, que tienen más cuerpo. Hay dos canciones que tienen letra mía... Tengo el compromiso de seguir creciendo, de dar más cada día. Yo confío en mi trabajo, en mi esfuerzo. Y llegar al número uno después de seis años es prueba de que el trabajo es serio y está bien hecho Asegura el cantante que sigue con los pies en el suelo- no es difícil tenerlos, sólo hay que cerrar los oídos a los cantos de sirena que es el tiempo el que pone a cada uno en su sitio, y que espera con ilusión el momento de encontrarse de nuevo con el público. En mayo comenzará una gira de cinco meses con setenta conciertos. Tengo ganas de subirme al escenario, de cantar y de montar la marimorena. Lo bonito, lo grande, es el directo. Lo demás es un puente para llegar al público. Y yo me he ganado el respeto sobre todo con el directo