Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MIÉRCOLES 5- -12- -2007 ABC Imagen de la nebulosa planetaria Hélix, captada por el Hubble NASA Quinta y última cita en el espacio con el Hubble La NASA prepara para agosto de 2008 una completa revisión del Telescopio Espacial Hubble, en la que los astronautas instalarán nuevas cámaras y espectrógrafos y renovarán sus sistemas eléctricos y sus giróscopos, de forma que su vida útil alcance 2015 POR S. BASCO MADRID. A través de sus ojos hemos visto galaxias nacientes hace más de 13.000 millones de años, en la lejana infancia del Universo; las ciclópeas columnas de polvo y gas en que nacen las estrellas; la espectacular colisión del cometa Shoemaker- Levy 9 con Júpiter en 1994... Gracias a él sabemos que realmente existen la materia oscura y los agujeros negros; que Europa, la luna helada del mayor planeta de nuestro Sistema Solar, tiene oxígeno en su tenue atmósfera; que cientos de millones de cometas orbitan en torno al Sol... El HST (Hubble Space Telescope) es la herramienta más rentable con que jamás ha contado la Astrofísica. No en vano está situado a 593 kilómetros sobre el nivel del mar, que es la altitud media de su órbita en las capas exteriores de la atmósfera; con ello evita el ruido originado por las turbulencias atmosféricas, que tanto interfieren la labor de los telescopios instalados en tierra. Desde que entró en servicio ha proporcionado casi 550.000 fotografías, almacenadas en más de 1.500 discos ópticos de 7 GB, lo que supone un total de información guardada por encima de los 9 terabites. Ha propiciado más de 4.900 artículos científicos; visualizado más de un millón de objetos celestes; situado 6.200 estrellas; referenciado 10.000 galaxias... Con estas cartas credenciales no es extraño que cuando el director de la Agencia Espacial, Sean O Keefe, anunció hace cuatro años que el Hubble sería abandonado a su suerte, que tras la tragedia del Columbia, el 1 de febrero de 2003, no merecía la pena seguir manteniendo al HST, cundiese el desaliento entre la comunidad científica que estudia del Universo. Y que al personal del Centro Goddard de Vuelos Espaciales, que centraliza en Maryland los trabajos del Hubble, se le escapasen las lágrimas. El relevo de O Keefe, Michael Griffin, escuchó los clamores y dio marcha atrás el 31 de octubre de 2006. El telescopio Hubble, algunos de cuyos ingenios presentaban un funcionamiento deficiente, o había dejado de operar fruto del tiempo y del desgaste en órbita, serían reemplazados. Se reanudaba el programa. En el aire quedaban la fecha de la nueva misión y los detalles. Desde entonces se ha especulado con que los astronautas fontaneros visitarían el HST el 11 de septiembre de 2008, una fecha (11- S) con resonancias patrióticas sin duda. Si sería una única misión, si serían dos... Preston Burch, director del proyecto Hubble, acaba de disipar las dudas al anunciar en el Centro Goddard que la última misión destinada a actualizar el HST y prolongar su vida útil se realizará en agosto de 2008 La quinta y última cita, no habrá más... y adiós, Hubble. La fecha exacta será determinada en la próxima primavera. O, por mejor decir, la ventana abierta para el lanzamiento del transbordador Atlantis rumbo al telescopio, ventana que comprenderá un periodo Desaliento de los astrofísicos El transbordador Discovery (en primer plano) acoplado al Hubble