Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 5- -12- -2007 ABC Los dos artistas, durante un ensayo de su performance en el Casón del Retiro Barceló: He metido un pie en el Prado Tras su paso por Aviñón, Palma de Mallorca, París y Nueva York, llega a Madrid el Paso Doble creado por Miquel Barceló y Josef Nadj: una metáfora en arcilla sobre el proceso creativo que se vio ayer en el Casón, justo donde un día estuvo el Guernica POR NATIVIDAD PULIDO FOTOS: DE SAN BERNARDO MADRID. Hay arcilla por todas partes. Son las huellas del ensayo general del lunes. En el antiguo salón de baile del Casón del Buen Retiro, bajo la bóveda de Luca Giordano, y justo en el lugar donde estuvo colgado el Guernica de Picasso a su llegada a España, lucía a mediodía de ayer un mural de arcilla fresca embalado. Listo para que tan sólo unas horas después la emprendieran a puñetazos con él Miquel Barceló y el bailarín y coreógrafo Josef Nadj en un sui generis paso a dos, a caballo entre danza, performance, work in progress... En un camerino improvisado para la ocasión se hallan los dos protagonistas, de luto riguroso, tomando un tentempié. Josef es muy reservado. Apenas interviene en la conversación. Miquel, a pesar de su timidez, tiene ya muchas tablas con la prensa. Lo llamamos performance- -aclara el mallorquín- -porque todavía no hemos encontrado la palabra adecuada para definir esta cosa. Me gusta llamarlo así porque enlaza con mis amores de juventud del happening, la performance... Mis primeras cosas de los años 70 iban por este camino. Y he vuelto Ponerse en escena, dice, le cuesta mucho: Soy timidísimo El fresco de Luca Giordano, testigo mudo de este Paso Doble es un compendio de toda la pintura que a mí me gusta. Es una especie de pintura referencial, que tiene por detrás a Michelangelo, Tintoretto... y por delante a Goya. Yo me imaginaba muy bien al joven Goya mirando este fresco Y actuar donde un día se exhibió el Guernica tiene, para Barceló, una fuerte carga emocional y simbólica. Me acuerdo muy bien de cuando estaba aquí ese cuadro, protegido con un cristal. Admirarlo era un momento muy intenso. Su espíritu sigue presente aquí La performance es una producción del Festival de Aviñón- -se estrenó en la iglesia de los Celestinos en 2006- Prevista sólo para aquella ocasión, se ha visto ya, sin embargo, en Palma de Mallorca, París, Nueva York y, ahora, en Madrid. Le cogí gusto- -explica Barceló- Me ha servido como experiencia. A partir de ello he hecho muchos trabajos con arcilla. Cómo iba a decir que no al Prado... ¡Es tan excitante trabajar aquí dentro! Y quise que mis amigos de Palma lo vieran también, porque esta obra es como la versión light de la catedral de Palma Fue Josef Nadj- -francés, nacido en la ex Yugoslavia en 1957, año de nacimiento que comparte con Barceló- -quien le propuso el proyecto. La idea nació del sueño que aquél tenía de entrar en una de las obras de Miquel Barceló. Ha entrado... y de qué forma- -afirma el artista- Era director artístico del Festival de Aviñón hace dos años. Me propuso hacer algo juntos con arcilla después de haber visto vídeos del proyecto de la catedral de Palma. Al principio pensé que me quedaría fuera. Pero me convenció para hacerlo juntos con las herramientas que yo fabrico. Las que empleamos aquí parecen de los Picapiedra. Inmediatamente empezamos a trabajar y el proyecto fue cogiendo forma casi sin hablar. Fuimos quitando todo lo narrativo. Mi única condición es que debía asumir mi vocabulario plástico: agujeros, puñetazos, codazos, cabezazos, rodillazos... Enseguida nos pusimos de acuerdo Ha habido una gran libertad de improvisación en este Paso Doble que, patrocinado por Acciona, recala dos días en el Prado: ayer y hoy: Recuerdo bien el día que le pedí a un alfarero que hiciera dos tinajas de arcilla fresca. En una de ellas me senté encima. La otra se la tiré a Josef para que chutara con la cabeza como si fuera un balón de fútbol. Se le quedó enganchada en la cabeza. Fue fantástico. Era una escultura Nadj, dice, fue dán-