Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 5 s 12 s 2007 ABC Colombia pedirá a Sarkozy que participe en una reunión con las FARC AFP BOGOTA. El Gobierno colombiano buscará una negociación directa con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de la mano de Francia, para negociar un canje de rehenes por rebeldes presos, anunció ayer el comisionado colombiano para la Paz, Luis Carlos Restrepo. El comisionado anunció que viajará a París para pedir al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que participe en una reunión en Colombia con las FARC. El funcionario precisó que la labor de Francia no será de mediación. No consideramos pertinentes más facilitadores ni mediadores, el Gobierno toma directamente y en sus manos la solución de este problema indicó. En el grupo de al menos cuarenta y cinco rehenes que las FARC proponen canjear, se encuentra la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, quien también tiene la nacionalidad francesa. Hay que acabar con las bombas de racimo Enrique Figaredo, obispo de Battambang y premio Vocento 2007 a los Valores Humanos, aprovecha su visita a España invitado por la Obra Social de La Caixa y denuncia la pasividad de algunos gobiernos TEXTO: FERNANDO PASTRANO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Es gijonés- -aunque prefiere decir que es asturiano, me llevo muy bien con los de Oviedo, aunque soy del Sporting -jesuita y obispo. Irradia paz, sosiego, bondad. Enrique Figaredo lleva 27 años en Camboya en la diócesis de Battambang dedicado a ayudar al os necesitados. -Monseñor... -Kike, ¿cómo fue el viaje de Gijón a Camboya? -Por favor, llámeme Kike. El Parlamento de Kosovo lo tiene todo listo para declarar la independencia SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Lo único que parece seguro en el futuro inmediato de Kosovo es el hecho de que el Parlamento albanokosovar declarará la independencia. La pregunta es sólo cuándo. El Gobierno kosovar ha dicho que la resolución será aprobada después del 10 de diciembre, fecha en que la troika negociadora (la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia) debe hacer entrega de su informe final al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki- moon. El borrador de este informe, que recoge los detalles de las recientemente fracasadas negociaciones entre Belgrado y Pristina, fue presentado el lunes en Belgrado y ayer en Pristina. La UE esta haciendo esfuerzos para que Kosovo no declare la independencia el 10 de diciembre, porque consideran que sería una irresponsabilidad hacerlo antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU conozca el informe de la troika, el próximo 19. -Como jesuita, en 1985 me ofrecí para trabajar como voluntario. Mis superiores me dijeron que la prioridad estaba en el Sureste Asiático, y más concretamente en Camboya. No lo dudé. -Entonces, no escogió -Camboya me escogió a mí. Fue providencial, yo sólo quería ir a donde pudiera ayudar. -Ayudé, estoy ayudando, pero los camboyanos también me enseñan mucho cada día. A Kike le acompañan cuatro jovenes camboyanos mutilados por las minas que que proliferan por todo el país. Cuatro pruebas vivientes de que es posible la esperanza. Mao es una chica guapísima de 16 años que pisó una mina en un arrozal. Su amiga Sokhuen, de 14, iba con su tío en un pequeño tractor y ambos saltaron por los aires. A Rattanak, un chico travieso de 11 años, otra explosión le arrancó un brazo y también le afectó a la vista. Sólo conserva un ojo con una visión del 10 por ciento. Y Channeng, el mayor con 19 años, ha perdido un brazo y las dos piernas. Sólo puede moverse en una silla de ruedas fabricada por Kike, y cuando el fotógrafo pide al obispo que pose cruzando las piernas, Channeng suelta una carcajada y pregunta: ¿Hago yo lo mismo? ¿Cómo es Camboya? -Es un país muy bello, muy plano, muy verde, tremendamente natural. La gente es -Y ayudó Kike Figaredo y Channeng, un joven camboyano víctima de las bombas de racimo, ayer en Madrid muy pobre, muy sencilla y con una sonrisa sincera siempre en los labios. Su bondad no tiene límites. Ahora está tranquilo, ya no hay guerra- -La presencia de la Iglesia data del siglo XVI. Aún así la inmensa mayoría de los camboyanos son budistas. De 14 millones de habitantes, hay unos 100.000 cristianos, y de estos, algo más de 50.000 son católicos. -Sí. En mi zona, Battambang, hay 26 parroquias. De cuatro millones de habitantes, allí hay unos siete mil católicos. Nuestra labor comprende a toda la población, no sólo a los católicos. Y yo, por mi preparación, me dedico más a la asistencia social que a la catequesis. Para eso ya hay otros. -Son posiblemente las bombas más crueles. Imagine un proyectil que tiene dentro un racimo, que se abre y esparce un centenar de bombas en un área similar a la de un campo de fútbol. Muchas de ellas estallan pero a veces hasta un 40 por ciento se asientan en el suelo y quedan dormidas esperando que alguien las toque para estallar. -En Camboya aún quedan unos dos millones de artefactos sin estallar. -Pero no se acaba con ello ¿Y el cristianismo? ¿Y qué se puede hacer? ¿Qué son las bombas de racimo? -Su labor es fundamentalmente asistencial -Lo primero ayudar a las víctimas, que sufrirán durante toda su vida. Se puede hacer, por ejemplo, a través de nuestra ONG Sauce Después, la limpieza de la tierra. Se está haciendo mucho, pero hay que hacer más. Y sobre todo no contribuir a que haya más de estos artefactos, hay que acabar con todos ellos y con la pasividad de algunos gobiernos. ¿Son como minas? Uno de cada 300 camboyanos es mutilado de guerra por la explosión de artefactos durmientes -Sí, y además de color amarillo, como los paquetes de ayuda alimentaria, con lo que mucha gente las confunde. Ahora mismo tenemos entre 2 y 3 accidentes al día. En los años 80, en plena guerra, estallaban entre 20 y 30 cada día. Uno de cada 300 camboyanos está mutilado. -Un paisaje con personas plantando arroz. Sonrisas, niños jugando. Luz de atardecer con nubes oscuras al fondo. -Kike, a usted le gusta mucho la fotografía. Hágame una de Camboya para ilustrar estas líneas ABC. es Para más información y ayuda a la labor de Enrique Figaredo en Camboya ver www. sauceong. org