Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5- -12- -2007 Precampaña electoral s Nuevas promesas electorales de Zapatero ESPAÑA 21 unas cuentas públicas saneadas, como las actuales, con un superávit del 1,8 del PIB, son el mejor margen de maniobra fiscal para bajar los impuestos en el caso de lograr la mayoría para gobernar. Ya hemos realizado reducciones moderadas de impuestos y sigue habiendo margen para reducirlos, pero desde la prudencia y la inteligencia. No se puede hacer de otra manera- -especificó- Las reformas fiscales hay que tomarlas con prudencia tras un adecuado análisis y un estudio de su impacto en las cuentas públicas, en la economía y en el estado del Bienestar RECAUDACIÓN DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS En millones de euros. Año 2005 Comunidad Autónoma Cataluña Galicia Andalucía Asturias Cantabria La Rioja Murcia C. Valenciana Aragón Castilla- La Mancha Canarias Extremadura Baleares Madrid Castilla y León Total Impuesto sobre el patrimonio 303,3 51,6 103,1 27,0 22,7 13,1 22,3 121,5 41,8 19,6 34,1 8,2 34,2 348,3 51,8 1.202,6 Energía nuclear Durante su ponenecia ¿Dónde quiere estar España en el 2015 y cómo pretende conseguirlo? el presidente del Gobierno se mantuvo muy firme al ase- gurar que no es partidario de ver en la energía nuclear la solución a los retos energéticos. Puntualizó que este asunto genera gran división en el seno de la Unión Europea cuando se trata de definir las líneas de la política energética. España debe mantener una política razonable, progresiva, de reducción de esta energía y antes de que finalice la legislatura, el Gobierno presentará un mapa con la agenda de futuro de este asunto explicó el jefe del Ejecutivo. No dejó tampoco de manifestar su preocupación por aquellos países que elijan el camino de apostar por esta energía. Encuentro dos inconvenientes muy claros. Primero, que se relajarán en el esfuerzo de buscar nuevas alternativas y, en segundo lugar, que no conseguirán dar respuesta al problemas de los residuos El PSOE y Solbes han repudiado eliminar la tasa hasta hace un mes Opinión de los socialistas hace cuatro semanas: medida no progresista CARLOTA FOMiNAYA MADRID. Sorpresiva sin debate y no progresista Así calificó el partido socialista la propuesta de Tomás Gómez, líder del PSM, de eliminar el Impuesto de Patrimonio. La medida no dejó indiferente a nadie. Para muchos integrantes de esta formación, incluido Rafael Simancas, antecesor de Gómez en el cargo, el impuesto había que mantenerlo, frente al criterio de njuevo cuño de Zapatero. Las razones que daban los más críticos para no eliminarno era que suponía un instrumento de control adicional al IRPF, ya que grava a los niveles más altos de la renta Otros apuntaban que no se podía plantear la supresión de un impuesto sin siquera debatirlo primero o aprobarlo en un Congreso Extraordinario y también a que la Comunidad estaba excediendo sus propias competencias, ya que instaba al Gobierno de España a que lo generalice en todas las comunidades autónomas Algunos compañeros de Gómez apuntaban incluso a que lo único que podría tener un efecto positivo para la mayoría de los madrileños era la subida del mínimo exento de ese patrimonio o a que llamaba la atención que el líder del PSM no exigiera la transferencia de cercanías ni el traspaso de competencias a los ayuntamientos Todo parecía concluir que la mayoría del partido estaba en contra de eliminar este impuesto. Hasta el mismísimo vicepresidente económico, Pedro Solbes, dijo en el Senado que no había que suprimirlo A la negativa se unió Izquierda Unida, que puso tierra de por medio con respecto del líder de los socialistas madrileños y de lo que consideraron en su momento un viaje a toda velocidad hacia la búsqueda del centro político. El partido se manifestó definitivamente en el último pleno que tuvo lugar en la Asamblea de Madrid a últimos de octubre. Aquel día, el PSOE votó en contra la propuesta hecha por Esperanza Aguirre de solicitar al Gobierno la supresión el Impuesto. En aquel momento, los 61 votos populares vencieron a los 52 contrarios de PSOE e IU, lo que daba a entender que el partido socialista no apoyaba en absoluto la medida propuesta por el recién estrenado líder de los socialistas, lo justificaron diciendo que entendían que la presidenta Aguirre podía plantear por si misma su supresión Por lo demás, con aquella iniciativa, fue también la primera vez desde que Tomás Gómez fuese elegido secretario general de los socialistas madrileños que coincidía con Esperanza Aguirre en el fondo de la cuestión, aunque no el tiempo. Así, el mismo día en que la presidenta regional anunciaba para 2008 la rebaja del tipo máximo del Impuesto de Patrimonio en un 40 (del 2,5 al 1,5 y su total supresión para 2010, el líder del PSM pedía una reducción del 85 (un 2,125 y una supresión absoluta en tan sólo dos ejercicios. Es decir, pedía exactamente lo mismo, pero que encima se llevara a cabo mucho más rápido. Ahora, Rodríguez Zapatero plantea un mensaje basado en una gestión que ya aplica el PP en dos comunidades en las que gobierna con gran éxito económico, como son la madrileña y la valenciana, cuyos resultados en términos de crecimiento y generación de empleo resultan incontestables. En ambas regiones, la filosofía liberal apuesta, como principio básico, por bajar los impuestos para que los ciudadanos dispongan de mayor efectivo en sus cuentas corrientes, y así aumente el consumo y mejore la economía. Más información sobre esta medida en: http: www. psoe. es En línea con Aguirre Rajoy durante la clausura de las jornadas en Madrid del diario británico The Economist IGNACIO GIL Rajoy pide que también se elimine el de Sucesiones y Donaciones C. DE LA HOZ MADRID. El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, dio ayer la bienvenida a Zapatero por asumir una propuesta que vienen defendiendo los populares desde hace tiempo y le animó a que también se comprometa a eliminar los impuestos de Sucesiones y de Donaciones. Rajoy clausuró la jornada de The Economist que por la mañana inauguró el jefe del Ejecutivo y también aprovechó para dar su receta económica de la próxima legislatura si gana las elecciones. Resumió en seis los puntos principales de su propuesta: mejora del marco institucional, estabilidad fiscal, inversión en capital humano y tecnológico, reformas en política de energía, inversión en infraestructuras y modenización y flexibilización del marco laboral. Recordó, en esta línea, medidas ya anunciadas como la reforma de los órganos reguladores, el fortalecimiento del papel de la Comisión delegada para Asuntos Económicos o la puesta en marcha de una Ley de Unidad de Mercado que sirva para garantizar la libertad económica en toda España También comentó su pretensión, en caso de alcanzar la Moncloa, de reformar la Ley General Presupuestaria y la de Estabilidad y presentó, como novedad, la creación de una comisión de expertos para que elabores propuestas fiscales que contribuyan a la protección del medio ambiente. El líder del PP consideró, además, que hay que eliminar restricciones artificiales y barreras de entrada en algunos mercados energéticos capítulo en el que van con pies de plomo. En cuanto a la creación de empleo, se pondrá en marcha una Agencia de Prospección del Empleo y de las Cualificaciones. La medida anunciada en su momento por Gómez fue calificada como un viaje a toda velocidad hacia la búsqueda del centro