Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 5 s 12 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero ETA Y EL BESO DEL GORILA La política en la educación La APS (Asociación de Profesores de Secundaria) lamenta la reincidencia en el error de la Consejería de Educación al colocar de manera definitiva las pruebas extraordinarias de la ESO en junio en vez de en septiembre. Contra la opinión de más del 90 por ciento del profesorado de Secundaria, y contra las razones pedagógicas y éticas de premiar el esfuerzo, ha podido más la sinrazón y el empecinamiento político de un falso igualitarismo y de facilitar el funcionamiento burocrático de la maquinaria de la enseñanza. Los resultados académicos siguen empeorando, y en vez de aceptar medidas basadas en la experiencia de los profesores, la Administración sigue aplicando sus medidas para mejorar en apariencia los mismos, mientras se desautoriza a los profesores, sumiéndolos más en el desánimo. ¿Qué hacer: bajar la cabeza o gritar? Se seguirán perdiendo dos semanas de clases en junio para los alumnos que mejor las pueden aprovechar, los que aprueban. Tras un simulacro de preparación se aprobará en las pruebas extraordinarias a alumnos que son capaces de cumplir los objetivos o ahora, de adquirir las competencias básicas La enseñanza duele mucho menos a la sociedad que la sanidad. ¿Se aceptaría que la Consejería de Sanidad ordenase a los médicos dar el alta en junio a personas que están enfermas desde hace meses tras someterlas a un tratamiento milagroso de una semana? Este camino es equivocado. Hilario Sanmiguel Mateo, miembro de la Ejecutiva de APS Aragón Demasiado cinismo Torturadores, contrabandistas o golpistas así es como se refirió el PNV a la Guardia Civil (20- 10- 2006) cuando el PP, apoyado eso sí por el PSE, intentó que la Cámara vasca rindiera un reconocimiento a la Benemérita en un tema tan controvertido como el rescate de los montañeros vascos que todos los años van a perderse entre los hielos del norte. Y ahora pretenden dar lecciones, pretenden acompañarnos en un sufrimiento que no es el suyo. Es increíble que estos políticos de corazón de hielo, que aquellos que han hecho de poner una vela a Dios y dos al Diablo su seña de identidad, se nos presenten como los adalides de la paz y de la concordia, queriendo arreglar algo que para ellos no ha sido nunca más que una parcial molestia, pues no han puesto ni vidas ni destierros en juego. Es irrisorio que los cariacontecidos rostros de los Ardanzas o Imazes se nos presenten como verdaderos paladines de la Justicia en busca de la paz, oscureciendo a los Egíbares o Arzallus, éstos sí, sus verdaderos héroes. Y es que son tiempos extraños, de ideas locas que ocultan la realidad. La papagayada de la unidad, olvidémoslo, no arreglará nada. Es otra pancarta tras la que nos podremos parapetar, como paz o diálogo, pero que realmente no soluciona nada. Es buscar una causa dilatoria para no afrontar la que sí merece nuesnal. Y ¡aquí viene lo sorprendente! lo que cobras en dicha baja se deriva de lo trabajado en el último mes, que está claro que es cuando en peores condiciones físicas te encuentras. La protección a la maternidad regulada por ley te ampara para no hacer guardias si así lo decides y lo peleas, pero, claro, no cobras más que el mínimo, que es muy mínimo; y digo yo, tanta historia para favorecer la compatibilidad maternidadtrabajo, y por qué no se hace discriminación positiva prorrateando el mejor mes de los últimos nueve meses trabajados cuando estás en las mismas condiciones físicas que el resto de tus compañeros y puetro esfuerzo. Porque seamos claros, la unidad está bien, es una postura de concordia socorrida y elegante, que hace sentir hasta al más minúsculo partido como si de verdad influyera; pero no soluciona nada. El célebre Pacto de Ajuria Enea, el de la unidad, no derrotó a ETA, ni siquiera comenzó a hacerlo. A ETA la arrinconaron en Sokoa y en Bidart, cuando se cerró Egin y cuando se proscribió a EH. González dejó a Aznar una ETA que no tuvo nada que ver con la que éste le dejó a Zapatero. Aznar legó una ETA que se arrastraba sin poder clavar el diente a un Gobierno que había dado, y no se le olvide a nadie, un tributo de sangre muchísimo mayor que el de cualquier partido político jamás. Un tributo que provocó su persecución inmisericorde pero que se aceptó con fuerza pensando que el órdago sería ganado finalmente por el Estado de Derecho. Y lo que jamás se puede hacer es retirar un órdago. Podemos creernos panaceas sobre Irlanda, o que las bestias están tan cansadas como nosotros, o que alguna vez habrá que dialogar, pero tampoco es la verdad, no es la verdad que importa. Para vencer al terrorismo, la única forma de acabar con él, sólo hay camino. Y no es bajar el Impuesto de Patrimonio. Los criminales a la cárcel. Punto. Jesús Coterillo Diez. Valladolid E l presidente del Gobierno es percibido como un factor de crispación e incertidumbre. icipación de José Luis Rodríguez Zapatero en la primera marcha unitaria contra ETA durante su legislatura añade nuevos motivos de incomprensión, cuando Die Welt escribe: Aumenta la presión contra Zapatero tras el asesinato de un guardia civil Por su parte, La Nación bonaerense recuerda: Durante los últimos meses, el presidente del Gobierno español no ha podido participar en actos públicos, que no sean de su partido, sin ser abucheado El acoso y la presión contra Zapatero se perciben inflamables, ya que sus políticas han atizado inquietantes fuegos. El Independent escribe: Zapatero llegó al poder prometiendo un proceso de paz como el de Irlanda del Norte Fracasado tal proyecto, el diario londinense se pregunta por el futuro: Por qué asesina ETA en Francia? ¿Abandonará alguna vez las armas? Propagado tan trágico incendio, nadie duda de su inmenso calado. L Express titula: ETA entra en campaña Y esa entrada se percibe indisociable de la imprevisible incertidumbre que suscita el presidente del Gobierno. Le Monde da la palabra a un ciudadano de Capbreton, donde la banda ha vuelto a matar: Creíamos vivir en paz. Y nos descubrimos abandonados encima de un polvorín A la incertidumbre criminal se suma una insondable crispación, apenas maquillada. La Nación escribía ayer: Una marcha contra ETA divide a España El diario bonaerense afirma: La reacción social frente al nuevo baño de sangre precipitado por la banda terrorista divide profundamente a los españoles División atizada por la falta de liderazgo gubernamental: La no participación de Zapatero en una manifestación contra ETA ha sido objeto de crítica incluso en los medios que le suelen ser afines Hay otros motivos de inquietud, internacionales. Diario de América escribe: Hugo Chávez está dispuesto a votar por Zapatero, al mismo tiempo que amenaza a las empresas españolas des hacer el mismo número de guardias que ellos. ¡Hay muchísimo que hacer a favor de la maternidad y defensa de la madre trabajadora todavía en nuestro tiempo! Obviamente, o te juegas tu salud y la del bebé o sobrevives como puedas ese tiempo... Espero que las próximas generaciones lo tengan mejor, que los señores del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Trabajo se hagan eco de esta realidad. E. A. I. Madrid La maternidad Con la presente quiero dar a conocer una situación que considero de flagrante discriminación negativa para la mujer, en plena época de alarde sobre igualdad, protección de la maternidad y ayuda para la mujer embarazada, como he escuchado en un anuncio televisivo elaborado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Soy madre de familia numerosa y espero un nuevo hijo. En la nueva situación laboral- formativa en la que me encuentro, soy MIR, residente de una especialidad que no viene al caso, he podido comprobar con estupor que las embarazas de ocho y nueve meses no tenemos más remedio que seguir haciendo guardias de 17 a 24 horas si queremos subsistir durante los cuatro meses de baja mater- El órgano de la catedral de Valladolid Junto a la puerta de la cate- dral de Valladolid se puede ver un cartelón colgado de la fachada anunciando varios conciertos en el nuevo órgano con 19.000 tubos digitalizados Y lo ilustran con el dibujo pintura de varios tubos sonoros auténticos, como los que existen, afortunadamente, en los verdaderos órganos de nuestras iglesias. Como es bien sabido, el llamado nuevo órgano no tiene un solo tubo, ni siquiera puede considerarse un instrumento musical, ya que es incapaz de producir sonido por sí mismo. Tan sólo posee almacenados en una memoria informática los sonidos capturados de órganos auténticos (y no digo pirateados porque quiero suponer que esas capturas se han hecho con el pleno conocimiento y consentimiento de los propietarios originales) que se liberan pulsando la tecla correspondiente. Es, pues, un mero reproductor de sonidos, que necesitan ser amplificados mediante varios altavoces colocados estratégicamente detrás de cada columna. Que la capital de la comunidad que ha dado a la historia de la música algunos de los mejores organeros del mundo elija para su catedral un teclado electrónico americano ya tiene delito. Pero esa es otra cuestión. María Elena Nistal Rodríguez Valladolid