Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4- -12- -2007 TOROS www. abc. es toros 85 El Juli deja profunda huella en Quito López Chaves cae herido con una cornada fuerte pero limpia s El Fandi es el único español que en el ecuador de la Feria de Jesús del Gran Poder ha salido a hombros POR ZABALA DE LA SERNA QUITO (ECUADOR) Quito vive volcada en la Fiesta de los toros con un ambientazo diario, la Fiesta que une nuestras naciones y vertebra España por sus cuatro costados. Alegre pero medida afición. En el ecuador de su Feria de Jesús del Gran Poder, Julián López El Juli ha dejado su huella con la faena más redonda y profunda de todas las que se han desarrollado en el ruedo de la plaza de Iñaquito, llena en cada jornada, hasta la fecha. Sucedió en la segunda corrida del ciclo. La obra julista tuvo una magnífica arquitectura, porque al templado toro de Carlos Manuel Cobo, un señor ganadero, aun con todas sus virtudes, le faltaba quizá un empuje último. Por ello las tandas fueron de cuatro y el de pecho. Pero ni una aliviada para ninguno de los dos protagonistas, por la ligazón y la profundidad impuestas. Las dos manos fueron exactas herramientas; redondos y naturales interminables. Todo desde allí hasta allá atrás, por abajo y acinturado. El final de extrema ligazón, de parón ojedista, puso el ambiente a punto. Si no es por la estocada defectuosa (trasera, tendida y atravesada) que necesitó del refrendo del verduguillo, caen las dos orejas con muchísima fuerza. Fue una. Premio menor para faena mayor. Esa misma tarde, El Fandi salió a hombros apoyado en un toro del mismo Cobo, un dechado de bravura, entrega y duración en todos los tercios: fue merecidamente premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Bramó en banderillas la plaza, que siguió la inercia enfervorizada en el tercio de muerte. El toro fue una máquina de embestir. A la segunda serie de derechazos, Fandi ya le estaba pegando molinetes de rodillas, y luego naturales a la misma velocidad. Así fue la cosa; merecía aquella bravura manos más hondas. El acero frenó el delirio. Una oreja. Y se hizo con otra de mérito de un manso que derrochó casta para sacarle el aire a cualquiera. No falló el espectáculo. El local Yánez también tocó pelo. Enrique Ponce había inaugurado la feria dos días antes con una corrida récord: ¡tres horas y media! Ponce se sintió a gusto, sólo incomodado por el viento, ante una corrida de Huagrahuasi- Triana de muy bajita casta pero fácil, con tres toros serios, uno medio y dos por debajo de la palabra trapío. Tan a gusto estuvo el maestro de Chiva que regaló a la afición quiteña cuatro faenas en dos. Las pasó de vuelta y luego vinieron los problemas para cuadrar la muerte. La espada- -indecoroso el bajonazo al primero- -redujo los premios a una sola vuelta al ruedo, muy sentida, eso sí. La presidencia también se olvidó del tiempo... El Juli puntuó ya entonces Hermoso denuncia la situación de La México: Se venden fechas GUILLERMO LEAL MÉXICO D. F. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza ha denunciado la situación en la Plaza México. Están manejando una política que no hay quien la entienda. Ahora están vendiendo fechas a la gente y, tengo oído de buena tinta, que algunos ganaderos están poniendo su corrida gratis y entrando a fondear un poquito lo que es el cartel de ese día declaró en el programa Los Toros de la cadena Ser. Y explicó los motivos de su ausencia el año pasado: No querían que fuera ninguna ganadería de cierto prestigio, porque decían que era cara. Querían bajar el dinero a todo el mundo y pasarlos por el túnel Precisamente por este motivo (la negativa de la empresa a comprar ganado de prestigio) la comparecencia de Enrique Ponce, José Tomás y El Juli está en el aire. Para colmo, el primer intento de colocar a una mayor cantidad de extranjeros en un cartel resultó un fracaso. La quinta corrida de la Temporada Grande registró la peor entrada de la campaña, con apenas 3.500 espectadores, que fueron a ver a Rui Fernandes, que cortó una oreja; Antonio Barrera, sin suerte con un mal lote, y Leopoldo Casasola, que cortó una merecida oreja. Se lidió un encierro de Rancho Seco, bien presentado y de juego desigual. El maestro, a gusto López Chaves sufrió una cornada de tres trayectorias para abrir su cuenta particular con una oreja, y el ecuatoriano Guillermo Albán arregló su extensa y densa actuación con unas bernadinas y una dramática estocada al sexto, que lo prendió por el chaleco. Un trofeo lo redimió. La certera mala suerte se cebó este domingo con López Chaves. Un toro de Santa Coloma le amargó su presentación. Cornada fuerte en el muslo izquierdo, de tres trayectorias, pero limpia. Aprovechó su oportunidad el ecuatoriano Diego Rivas y se embolsó cuatro orejas de una plaza muy volcada. Fue clave la espada, un cañón. Eugenio de Mora pasó queriendo y sin poder, sin opciones. Los to- EFE ros de Campo Bravo superaron a los duros santacolomas; se le dio una cuestionable vuelta en el arrastre al cuarto. En la jornada anterior, pocas noticias hubo. Faena de buen torero de Juan Bautista- -qué despacio ejecutó la suerte del volapié, como para haber sido mayormente recompensado- otras de futuro de Daniel Luque con un toro noblote de Santa Rosa que mató mal y una floja actuación de Joao Moura hijo, que no se sabe por qué se puso como testigo en la ceremonia de confirmación de Luque. Un año ya fue criticado Hermoso de Mendoza por hacer lo mismo en una alternativa en Bilbao. Va contra natura. Ponce gana el Escapulario de Oro de la Feria de Lima ABC LIMA (PERÚ) El Consejo Taurino de Lima ha declarado ganador del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros a Enrique Ponce. El valenciano, que sumó nueve votos frente a los dos de Miguel Ángel Perera, fue premiado por su actuación del pasado día 25, en la que cortó dos orejas. La feria se cerró el domingo con una inmensa faena de Perera, que perdió los trofeos por la espada, según informa mundotoro. Se lidió ganado de Teófilo Gómez y Fernando de la Mora. Freddy Villafuerte, pitos y bronca. Perera, palmas y vuelta al ruedo. Palomo Linares, palmas en su lote. Bochornoso Finito en un marco incomparable: oye los tres avisos en el festival nocturno de La Belmonte En unos años, el festival nocturno de la plaza Belmonte, en el centro histórico de Quito, ha cobrado una expectación bárbara. La velada, a pesar de la lluvia, se esperaba con verdadera ilusión. El marco incomparable de los tendidos encendidos de velas, con la Virgen trianera a hombros de los toreros, dando la vuelta al ruedo, fue una experiencia bellísima. La Salve rociera, interpretada por un cuadro flamenco en directo, bañaba los oídos del alma. Ésa fue la mágica experiencia que valió la empapada, porque lo de Finito de Córdoba y Javier Conde no tiene nombre. En cuatro novillos de José Luis Cobo, todos de alta nota, ni una vuelta al ruedo. Y no sólo eso, sino que el tercero fue de vacas y Finito ni lo cuajó- -seis o siete series seguidas con la derecha de doble velocidad, lanzadera de embestidas hacia las afueras, escasa izquierda y algunos detalles de lo que fue- ni lo mató: ¡oyó los tres avisos, incapaz con la espada, un torero de 80 tardes por temporada! Luego Conde indultó el sobrero de regalo, cuando media plaza ya había huido ante el anuncio del obsequio... Por la mañana, otro festival, éste benéfico, en Iñaquito, dejó como triunfador al novillero ecuatoriano Álvaro Samper, promesa de fino concepto. El mal juego del ganado y el viento deslucieron el resto. Impresionante el despliegue físico de Víctor Mendes a sus cincuenta, y unas cuantas verónicas de quien ha ganado poso en el retiro; potente el poder de Dávila Miura con un geniudo manso que se rajó; voluntariosos Moura júnior y el matador local Hinojosa; y media verónica de Pepe Luis Vázquez de otra escuela.