Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA www. abc. es economia MARTES 4- -12- -2007 ABC Francia y Alemania se plantan ante la CE y rechazan despiezar sus gigantes energéticos Presentarán una alternativa a principios de 2008 ante lo que consideran un ataque a la propiedad privada MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Francia y Alemania mostraron ayer sin tapujos lo que vienen insinuando desde hace semanas. Rechazan de plano los planes de la Comisión Europea para, en aras de introducir más competencia en el sector de la energía, ellos desmantelen sus gigantes del sector, como E. ON y la pública EDF, entre otros. El mensaje se lo transmitieron personalmente al comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, en el marco del Consejo de Ministros de Energía de la Unión Europea. En concreto, estos dos países comunicaron al representante del Ejecutivo comunitario que presentarán una alternativa a su propuesta a principios de 2008. El comisario, que se mostró sorprendido y escéptico ante la propuesta, les pidió sobre todo a estos dos países celeridad, ya que, según él, hay que tomar medidas urgentes en el sector para que aumente la competencia, se promuevan las inversiones en interconexiones y en redes y, al final, bajen los precios para los consumidores. Piebalgs, en todo caso, dijo que la CE no va a retirar su propuesta, que ha elaborado durante meses, y que cualquier otra proposición deberá pasar de nuevo por el colegio de Comisarios de la UE para recibir su aprobación. París y Berlín se oponen con uñas y dientes a que sus multinacionales tengan que elegir necesariamente entre la actividad de producir energía y la propiedad de las redes de transporte, ya sean gasoductos o líneas de alta tensión. La CE, que ya se temía esta rotunda oposición de estos dos importantes países europeos a su proyecto, suavizó incluso el suyo al permitir en el último momento que las empresas pudieran elegir entre desprenderse de las redes o alquilárselas a otro operador independiente. Piebalgs puso ayer de nuevo el ejemplo del hotel, del que se puede ser propietario mientras lo gestiona otro. Francia, sin embargo, ya ha asegurado que esta opción de mantener la propiedad y que la Joachim Würmeling, dijo que la propuesta de Bruselas crearía nuevos problemas, ya que nadie invertiría en una red de transporte de energía que se va a vender a otro Alemania y Francia, además, han recibido el apoyo de un grupo de países pequeños europeos (Luxemburgo, Austria, Bulgaria, Eslovaquia y Chipre) que rechazan el proyecto de Bruselas por entender que si hay más competencia en el sector puede haber una entrada masiva de operadores foráneos en sus países. A pesar de las críticas de Francia y Alemania, el comisario se felicitó porque un número significativo de países, entre los que estaba España, estuvieran de acuerdo con su proyecto. España, deberes hechos El comisario Andris Piebalgs, ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros gestión la haga otra compañía es aún más compleja que la primera, es decir, la venta de la red. El ministro de Ecología francés, presente en el Consejo de ayer ya que se trataton también asuntos del Protocolo de Kioto, llegó a decir que la separación patrimonial era un grave atentado contra el derecho de la propiedad Piebalgs negó esta acusación y dijo que la legislación que está proponiendo, y que debe aún re- EFE No es una expropiación Energía: producir o transportar cibir el visto bueno del Parlamento Europeo y del Consejo a lo largo del primer semestre de 2008, no es una cláusula de expropiación Del lado alemán el rechazo era similar, ya que el secretario de Estado de Economía, En el caso español, el apoyo se debe a que nuestro país ya tiene de manera efectiva esta separación patrimonial, según el titular de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, que no se entretuvo a dar una rueda de prensa al término del Consejo como sí hicieron el resto de sus colegas ministros. Reino Unido, otro de los países que sí apoya la separación patrimonial, afirmó ayer que algunas empresas energéticas integradas han duplicado o triplicado sus beneficios en los últimos años como consecuencia de su privilegiada situación. La caída del crudo desvanece un posible aumento de producción de la OPEP AGENCIAS ABU DHABI. Los ministros de Petróleo y Energía de la OPEP estudiarán hoy los últimos datos del mercado mundial de crudo antes de decidir mañana si reajustan el nivel de sus suministros. Así lo dijo el ministro saudí de Petróleo, Ali Naimi, a su llegada ayer a Abu Dhabi, donde mañana participará en la 146 conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) Todavía no hemos visto los datos. Mañana y al día siguiente tendremos una oportunidad de ver todos los datos, los evaluaremos y decidiremos. Ahora sería muy prematuro señaló Naimi a los periodistas. cia de la OPEP, subieron hasta los umbrales de los 100 dólares, antes de caer abruptamente a menos de 88 dólares en los últimos 10 días. No tenemos nada que ver con los precios dijo el ministro saudí, informa Efe. El precio del crudo Brent cayó la semana pasada un 8 desde los 96,65 (récord histórico) a los 88 dólares el barril. Ayer, estaba sobre los 87. La expectativa de que la OPEP pueda aprobar un nuevo aumento de su cuota de produc- Nada que ver con los precios Al mismo tiempo, desligó el movimiento actual de los precios del crudo, que tras romper por primera vez los 80 dólares el barril el 12 de septiembre, un día después de la última conferen- ción- -tras la subida de 25,8 a 27,25 millones de barriles diarios que entró en vigor el 1 de noviembre- -ha sido uno de los elementos que ha contribuido a la fuerte moderación de los precios en los últimos días. Naimi confirmó que su país tiene actualmente la capacidad de bombear 11,3 millones de barriles, de los cuales bombea 9 millones, con lo que supera ligeramente su cuota nacional en la OPEP, de 8,93 millones. Arabia Saudí es el líder natural de esta organización por ser el mayor exportador mundial de crudo y prácticamente el único que puede incrementar considerablemente su bombeo en poco tiempo.