Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 EDUCACIÓN MARTES 4 s 12 s 2007 ABC César Nombela Catedrático de la Universidad Complutense Voy a por ti, te voy a hundir El Defensor del profesor es un servicio telefónico promovido por el sindicato ANPE para ayudar a los docentes. Sus llamadas revelan indefensión ante la indisciplina y la violencia en las aulas POR M. ASENJO MADRID. Sé dónde vives Te epero a la salida, c... de m... Ten cuidado, y mira por dónde vas porque puedes sufrir un accidente Voy a por ti, te voy a hundir Voy a denunciarte por agresión y abusos o por cualquier otra razón, te voy a hacer la vida imposible, a ti y a tu familia, te voy a rajar Estas son algunas de las expresiones que los alumnos lanzan como amenazas contra sus profesores y que un 13 de éstos han denunciado al teléfono del Defensor del profesor, que el sindicato ANPE puso en marcha hace dos años. Es verdad que, por fortuna, estos casos son sólo una pequeña parte de un todo. Pero también es cierto que son demasiados y que reflejan unos preocupantes niveles de deterioro de la convivencia escolar. El teléfono del profesor nació en Madrid y se ha extendido ya a Castilla- La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, Galicia, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Murcia, La Rioja y Navarra. Cataluña y Canarias están ultimando los preparativos para poner en funcionamiento este teléfono de ayuda a principios de 2008. Un 70 de las llamadas atendidas denuncian la imposibilidad de impartir clase, las conocidas como conductas disruptivas del alumnado; el 20 son profesores víctimas de agresiones verbales y el 7 de agresiones físicas. Alrededor de un 35 son maestros de Primaria y un 65 profesores de Educación Secundaria. La diferencia de llamadas entre el servicio de Madrid y el del resto de España se explica en que fue el primero que se puso en marcha y, por tanto, es el más conocido. Además y según revelan los responsables de ANPE, resulta significativo el hecho de que muchos docentes de las diferentes autonomías prefieren llamar al teléfono central para preservar aún más su anonimato. El testimonio de un profesor de 3 de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) revela las dificultades para dar clase a alumnos de 14 y 15 años. Ten- PROBLEMAS A LOS QUE SE ENFRENTA EL DOCENTE En porcantaje Curso 2005 2006 Agresiones físicas Amenazas de alumnos Problemas con la dirección Problemas para dar clase Insultos de alumnos Grabaciones con móviles Insultos y amenazas de padres Presiones de todo tipo Curso 2006 2007 Agresiones de alumnos Agresiones de padres Acoso y amenazas de alumnos Acoso y amenazas de padres Acoso de compañeros Problemas con la dirección Denuncias de padres Problemas para dar clase Insultos Grabaciones, fotos, Internet Daños a propiedades o pertenencias Presión para modificar notas Hablan de abandonar la profesión Necesidad de apoyo psicológico Necesidad asesoramiento general 9 2 13 19 8 30 9 58 15 5 5 19 8 22 ABC 9 11 65 60 20 3 20 30 PARADOJAS EUROPEAS ecoge la revista Science un estudio norteamericano acerca de la influencia que tienen los cursos de Secundaria, sobre diferentes materias científicas, en el posterior rendimiento de los estudiantes en esas mismas materias en la Universidad. Una buena formación previa, en Biología, Física o Química, respectivamente, determina mejores resultados de quienes luego cursan cada una de estas materias en la universidad, lo que no sorprende. No hay influencias cruzadas entre estas temáticas según el referido análisis; en cambio, la formación en Matemáticas potencia posteriormente los resultados en todas las materias científicas analizadas. Bienvenidos sean los estudios empíricos que aporten claves sobre la forma de organizar la Educación Secundaria. La formación científica preuniversitaria es la clave para promover la formación de las futuras generaciones, en un país que aspira a progresar por la vía de la Ciencia y la Tecnología. Está a punto de desvelarse el último informe Pisa de la OCDE, sobre indicadores de logros formativos en ciencias, matemáticas, lectura y resolución de problemas. Datos extraoficiales adelantados no revelan que nuestro sistema haya avanzado, ni que destaque para nada entre los de los países con los que hemos de competir. Más bien nos relega a lugares problemáticos, sin que situaciones parecidas en algunos países ricos tengan que suponer consuelo alguno. De informes anteriores se concluía la necesidad de realizar un gran esfuerzo que se aplaza una y otra vez. Los problemas de nuestro sistema educativo van, desde lo escaso de la inversión, hasta el localismo que conduce a una notable cortedad de miras, incluso un falseamiento de la Historia en muchas comunidades. Sin embargo, no hay futuro sin una educación de calidad; tiene que ser la gran apuesta. Cuando se acerca el momento de decidir sobre el gobierno de los próximos años, tal vez haya que recordar que la escuela fue punto focal de las recientes elecciones en Francia, cuando nuestros vecinos decidieron plantearse su futuro en serio. R Iniciativa en progresión 15 go un grupo de alumnos de 3 de ESO que se me ha ido de las manos lamenta el docente. Cuenta más adelante que primero fueron dos los estudiantes díscolos y que acabaron enfrentándose a él y faltándole al respeto. Poco a poco, la clase se ha hecho ingobernable. Ya no son dos los que actúan de esta forma sino la totalidad de la clase, y cuando intento imponerme, levantan infundios sobre mi persona Y al final de su mensaje se da por vencido. Cada día- -asegura- -se me hace cuesta arriba ir al centro. No hago más que pensar en ello y me quita le sueño. Siempre me gustó al enseñanza, pero me estoy planteando buscar otro trabajo Efectos del teléfono Alto número de llamadas. El teléfono del profesor ha recibido llamadas de docentes de todos los niveles educativos, de la enseñanza pública y privada Debate social. La iniciativa ha contribuido a abrir un amplio debate social sobre la conflictividad en las aulas. Mayor atención. Ante las denuncias registradas, las administraciones educativas han empezado a prestar una mayor atención a este grave problema que sufre la escuela. tas de respeto y burlas cuando recriminaba a un estudiante que gritaba encarado en una silla, concluye: No puedo más, me acerque a él y le pido que abandone la clase y vaya al Jefe de Estudios. Se encara conmigo y, ante mi insistencia, me da un fuerte empujón contra la pared, levantando la mano para pegarme. Dos alumnos le sujetan. Sentí vergüenza, impotencia, miedo La crueldad de los alumnos transita por la red. Soy profesor de Filosofía se identifica uno de los agraviados. Se me ocurrió crear una página web donde mis alumnos pudiesen exponer, sugerir o debatir ideas sobre la asignatura. Con pena, comprobé que lo único que se podía leer eran insultos y acusaciones vejatorias hacia mi persona Pequé de incrédulo Entre el 9 y el 10 de las llamadas a ese singular SOS telefónico se refieren a agresiones de alumnos a profesores. Uno de ellos dice: No era la primera vez. Pequé de incrédulo y era incapaz de ver en el hecho segundas intenciones Pero los alumnos conflictivos le propinaron patadas y empujones sin mala intención se convirtieron en su pesadilla y hasta le pusieron zancadillas para hacerle caer al suelo. Una profesora se lamenta entre sollozos de la situación en la que la han sumido sus discípulos. Llevo toda la noche sin dormir. No quiero contárselo a mi marido ni a mis hijos porque no quiero que se preocupen afirma. Tras referir fal-