Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Crisis en el Tribunal Constitucional MARTES 4 s 12 s 2007 ABC El Pleno del TC admite por unanimidad las recusaciones instadas por el Gobierno Los vocales que rechazaron las impugnaciones de tres magistrados progresistas piden respeto al PP y le reprochan su uso indebido del instrumento de la recusación NATI VILLANUEVA MADRID. El Tribunal Constitucional decidió ayer por unanimidad admitir a trámite los incidentes de recusación promovidos por el Gobierno contra los magistrados Jorge Rodríguez Zapata y Roberto García- Calvo. Estas impugnaciones se basan en la opinión anticipada que ambos vocales habrían emitido en una carta enviada a la presidenta del TC sobre la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, que, entre otras cuestiones, prorroga el mandato de María Emilia Casas. La Abogacía del Estado considera que el pronunciamiento de ambos vocales respecto a esta cuestión les invalida (al estar contaminados para debatir sobre la admisión a trámite del recurso del PP contra la ley reformadora de este órgano. La decisión de admitir las recusaciones de estos dos magistrados fue tomada en apenas dos horas por un Pleno compuesto por ocho magistrados, el quórum mínimo exigible para adoptar acuerdos. Es precisamente la composición del Pleno, y no la admisión a trámite en sí, la que ha fundamentado los votos particulares de dos magistrados: Ramón Rodríguez Arribas y Eugeni Gay. Ambos coinciden en que los dos vocales recusados deberían haber participado en el debate sobre la admisión a trámite de sus propias impugnaciones, como también lo hicieron los tres vocales recusados por el PP (Pascual Sala, Pablo Pérez Tremps y Manuel Aragón) cuyos incidentes de recusación fueron rechazados la semana pasada. Precisamente uno de ellos, Aragón, será el ponente del incidente de recusación que afecta a Rodríguez Zapata y García Calvo. La instrucción estará en manos de Elisa Pérez Vega. En su voto particular, el vocal Rodríguez Arribas- -uno de los magistrados que, pese a su tendencia conservadora, firmó la carta que dejó sin base las recusaciones del PP- -sostiene que se ha incumplido la fórmula que fue mayoritariamente secundada por los magistrados cuando el presidente en funciones, Vicente Conde, les expuso las alternativas para desbloquear el TC ante la acumulación de recusaciones. Esta fórmula consistía, recuerda Rodríguez Arribas, en que los (entonces) cinco recusados participaran en el debate de sus propias recusaciones. Esto se cumplió en el caso de los tres afectados por las impugnaciones del PP (sin ellos no había quórum) pero no en el de los recusados cuyos incidentes fueron admitidos ayer a trámite. LOS VOCALES RECUSADOS taluña o la ley de matrimonios homosexuales. Es precisamente la composición del tribunal, el equilibrio de fuerzas, el que parece haber motivado las recusaciones promovidas por el PP. Así de rotundos y críticos se muestran los ocho magistrados que rechazaron de plano las impugnaciones del PP contra los tres magistrados progresistas antes citados. En el auto que inadmitió esos incidentes de recusación, y que no fue notificado hasta ayer, el Pleno del TC reprocha al Grupo Popular el uso indebido que, a su juicio, ha hecho de un instituto tan importante como es el de la recusación, confundiendo la legítima oposición con la instrumentalización de la recusación para una finalidad distinta a la prevista. Añaden los magistrados que mediante aquella instrumentalización lo que se persigue en realidad es contrarrestar las posibles consecuencias que en la composición de este Tribunal pudieran derivarse de la hipotética estimación de una recusación que el propio comisionado de los diputados recurrente (PP) tilda en sus escritos de insólita y considera carente de fundamento En su opinión, este uso desviado de la recusación se pone de manifiesto en uno de los argumentos que esgrime el PP para recusar a Pérez Tremps, Sala y Aragón: o todos los magistrados son recusables o no lo es ninguno Ahí no terminan las críticas a la actuación de los populares, que para recusar a los tres vocales, se dejó llevar por un recorte periodístico que fue tajantemente desmentido Para cerrar su argumentación, el Pleno exige que se guarde el respeto que institucionalmente le es debido al Tribunal y a sus miembros exigencia que, dice, el PP no ha observado ABC ABC Reproches al PP Jorge Rodríguez Zapata Magistrado Su nombramiento por el Senado como magistrado del TC en diciembre de 2002 (ocupó la vacante de Fernando Garrido) fue consensuado por el PSOE y por el Partido Popular. Nacido en Madrid en 1948, es catedrático de Derecho Constitucional y ha sido letrado mayor del Consejo de Estado y del propio Tribunal Constitucional. Considerado un magistrado incómodo por el Gobierno, la recusación que contra él presentó la Generalitat de Cataluña en el recurso contra el Estatuto fue rechazado por el Pleno. Roberto García- Calvo Magistrado Ha formado parte de la Sala Segunda del Tribunal Supremo; ha sido gobernador civil de Almería y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Fue nombrado magistrado del Tribunal Constitucional por el Congreso de los Diputados a propuesta del Partido Popular el 30 de octubre de 2001. Nació en La Bañeza (León) en 1942. Tras licenciarse en Derecho, ingresó en la carrera fiscal. Como Jorge Rodríguez Zapata, mostró su disconformidad con la prórroga del mandato de la presidenta, Emilia Casas. Se suspende el procedimiento Instrucción del expediente La primera y principal consecuencia de la admisión a trámite de estas recusaciones es que el curso del procedimiento que afecta al recurso interpuesto por el PP contra la reforma de la LOTC, queda suspendido hasta que se resuelvan estos incidentes de recusación, lo que no es probable que suceda hasta al menos pasadas las fiestas navideñas. Como resultado de la instrucción de este expediente pueden pasar dos cosas. La primera es que esta instrucción culmine con el rechazo de las recusaciones, con lo cual se volvería a un Pleno de diez magistrados, es decir, el mismo número que había antes de comenzar la guerra de recusaciones (ya se habían admitido las abstenciones de la presidenta y el vicepresidente del TC) La segunda, que las recusaciones sean admitidas, con lo cual el Pleno que verá el recurso de los populares sería el mismo que El auto que ayer admitió a trámite las dos recusaciones del Gobierno cuenta con dos votos particulares en los que no se cuestiona la admisión, sino el hecho de que los vocales afectados no participaran ha decidido la admisión a trámite de estos incidentes de recusación: es decir, ocho magistrados- -cinco de tendencia progresista y tres de tendencia conservadora- Esta composición sería la que, en su caso, decidiera la admisión o inadmisión del recurso del PP contra la LOTC, lo que no es una cuestión baladí, pues lo que está en juego es la propia permanencia de María Emilia Casas al frente del TC en cuestiones tan importantes el Estatuto de Ca- ABC. es Providencia que admite las recusaciones del Gobierno y auto que desestima las del PP en abc. es españa El Supremo exige al CGPJ que motive debidamente los nombramientos del alto tribunal y anula dos de ellos El Tribunal Supremo exige al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que los nombramientos de magistrados que realice para este alto órgano del Estado estén suficientemente motivados e incluyan las fuentes de conocimiento utilizadas para constatar los méritos de los diferentes candidatos. Así se señala en la sentencia del Pleno de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del alto tribunal que el pasado 13 de noviembre anuló, por falta de motivación, los nombramientos realizados por el CGPJ de los magistrados de la Sala de lo Social de este órgano José Manuel López García de la Serrana y Rosa María Virolés Piñol. Ambos habían sido adoptados por el órgano de Gobierno de los jueces el 18 de octubre de 2006 y recurridos posteriormente por el juez de Asturias Eduardo Serrano Alonso. En la sentencia hecha pública por el Supremo, a la que ha tenido acceso Ep, se defiende la amplia libertad del Consejo para realizar los nombramientos, si bien se destacan los límites constitucionales a esa libertad, como son el principio de igualdad de acceso a cargos públicos y la trascendencia del mérito y capacidad profesional en el sistema de carrera previsto para jueces y magistrados. El requisito de motivación impone, según el TS, estas exigencias: explicación de las razones que han determinado la concreta propuesta elevada al Pleno, expresión de las fuentes de conocimiento usadas para constatar los méritos apreciados en los candidatos incluidos en esa propuesta y observancia de principio de igualdad en la selección de esas fuentes.