Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN MARTES 4 s 12 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro VENEZUELA CONTRA HUGO CHÁVEZ O hay dictadura que resista un referéndum, y lo que ha pasado en Venezuela no ha sido una excepción. Hugo Chávez ha preguntado a los venezolanos si querían que fuera su dictador perpetuo y la respuesta ha sido que no. En estos casos, lo lógico sería que el caudillo comprendiese que, después de una desautorización tan relevante, su única opción honorable es la dimisión, no sólo por higiene ética, sino también porque, puesto que presentó su propuesta de reforma constitucional como un instrumento imprescindible para sus planes políticos, se entiende que estos resultan ahora imposibles. Un presidente censurado por los ciudadanos en una votación que había convertido en plebiscitaria, no puede seguir en el cargo más que lo imprescindible para permitir que sea elegido un sustituto. Después del incidente de Santiago de Chile, Chávez pretendía ofender al Rey de España poniendo en duda su legitimidad con argumentos torticeros, pero ha sido la figura de Su Majestad la que ha catalizado el hartazgo de buena parte de la sociedad venezolana. Lamentablemente, Chávez está dirigiendo los acontecimientos en la peor dirección. Según la actual constitución- -tan chavista como la que pretendía implantar- -a Chávez le quedan aún cinco años de mandato, y aunque algunos de sus opositores se consuelen pensando que ya no podrá presentarse a la reelección, no será cosa fácil que tras la grave polarización que el socialismo del siglo XXI ha inoculado en la sociedad venezolana, la legislatura pueda continuar como si no hubiera pasado nada. Después de la deserción del general Baduel, Chávez ya no puede fiarse de los militares- -cuyo papel en las operaciones de recuento de votos deja abiertas algunas incógnitas- mientras que en las filas de la revolución bolivariana se van a abrir hondas grietas y en la sociedad se le ha perdido el miedo, incluso en los barrios más humildes, a los que su gestión ha llevado de la pobreza a la miseria. Decir que pese a todo no piensa retirar sus propuestas sólo puede interpretarse como una provocación y una ofensa a la democracia. Aun cuando mientan profanando el significado de las palabras, otro efecto de las dictaduras suele ser que, muy a su pesar, acaban abonando el surgimiento de movimientos democráticos. En Venezuela, el cierre despótico e ilegal de una cadena de televisión- -Radio Caracas TV- -abrió los ojos a una sociedad a la que el régimen quería poner unas burdas orejeras. No es casual que el núcleo de la resistencia haya sido protagonizado por una generación de estudiantes a los que nadie puede reprocharles ninguna vinculación con el turbio periodo político anterior a Chávez, lo cual es también una señal de que el primer objetivo de la oposición debe ser ahora mantener la calma y buscar un candidato de consenso que pueda restaurar un país políticamente en ruinas. Si volviesen a fallar en esta misión, sería la peor catástrofe para Venezuela. N UNA MANIFESTACIÓN NO ES SUFICIENTE nunca debieron tener reflejo legislativo. El precio por el esA manifestación que hoy se celebrará en Madrid patatuto de Cataluña aún está por pagar. ra condenar el atentado que costó la vida al guardia Mientras ETA constate que los partidos que promueven civil Raúl Centeno y mantiene en estado de muerte la independencia frente a España están legitimados por el cerebral a su compañero Fernando Trapero podría ser un PSOE y acceden al poder autonómico y condicionan el depunto de partida para restaurar el consenso antiterrorista sarrollo institucional del país con reclamaciones sobre el perdido en esta legislatura y devolver a la sociedad la conPoder Judicial, el Tribunal Constitucional o en contra de fianza en su clase política, pero la sonora e inexplicable aula Monarquía parlamentaria, siempre tendrá la esperanza sencia del Gobierno y de su presidente no alienta precisade contar con un coro de oportunistas que, por afinidad semente el optimismo. Si no fue posible un acuerdo similar paratista, animen al Gobierno a seguir negociando. No en cuando ETA asesinó a dos inmigrantes ecuatorianos en la vano, la derrota de ETA sería también la de los independenTerminal 4 de Barajas, víctimas que deben ser recordadas tismos más hostiles. Ha llegado el momento de que el PSOE con la misma intensidad que las demás, aunque el espejiscambie su política de alianzas para conservar el poder y opmo perverso de la negociación con ETA las haya condenado te por el interés nacional. La negociación con ETA ha fracaa una especie de ostracismo oficial, la tensión vivida ayer sado porque los terroristas siempre quieren más de lo que en distintas ciudades de España esparce densas sombras un Gobierno puede ofrecer. De la misma manera, la polítide duda sobre la eficacia de esta convocatoria en la que tamca de apaciguamiento con los nacionalismos se ha acredipoco estará la AVT. En cualquier caso, más vale tarde que tado como un error, porque los separatismos han interiorinunca para empezar a corregir errores, y por eso es deseazado la deslealtad como su única manera de entender la reble que la manifestación de hoy tenga una amplia respueslación con el Estado. ta ciudadana. Es el momento de la unidad, de la serenidad y del sentido de Estado. Es la hora de la rectificación, no de la a política antiterrorista es una polírevancha; del comportamiento cívico, tica integral que comprende la luno del ajuste de cuentas. ETA no debe secha policial y la defensa de principios. guir triunfando con la desunión de los La política antiterrorista Ya no es posible segregar una de otra, españoles. Por eso sería un grave error porque, si no hay convicción a la hora que este acto unitario contra el terrorises integral y comprende la de defender la unidad nacional, la intemo fuera una nueva ocasión perdida palucha policial y la defensa gridad del orden constitucional y, por ra el consenso social y político. de principios. Y no es consiguiente, de rechazar el pacto con Sin embargo, el cambio de rumbo los separatistas, no será posible cerceque precisa la política antiterrorista no posible segregar una de nar el terrorismo de esa raíz que se se agota en la celebración de esta maniotra, porque, si no hay mantiene viva, entre otras razones, por festación, ni consistiría en que el Particonvicción a la hora de la legitimación que desde el poder cendo Popular calle cualquier crítica y se defender la unidad tral se está dando a los partidos indeadhiera incondicionalmente a las decipendentistas, como el Bloque Nacionasiones del Gobierno. La conmoción por nacional, la integridad del lista Gallego o Esquerra Republicana el atentado y la necesidad de un consenorden constitucional y, por de Cataluña. O Batasuna, como suceso sincero para erradicar el terrorismo consiguiente, de rechazar dió en estos años. Sólo un pacto con el no deben conducir a equívocos que desPartido Popular y la puesta en marcha naturalicen la labor de la oposición, ni el pacto con los de todos los mecanismos del Estado de borrar el recuerdo de los errores cometiseparatistas, no será Derecho contra los frentes políticos de dos, propiciando una absolución inmeposible cercenar el ETA hará creíble la voluntad de Rodrírecida por todos ellos. No es lícito aproguez Zapatero de derrotar a los terrorisvechar políticamente el terrorismo, peterrorismo tas. Las palabras ya son estériles. Sólo ro sí lo es pedir que la política sobre teson creíbles los hechos. En esta legislarrorismo desarrollada por el Gobierno tura no se ha aprobado una sola reforhasta ahora se someta a una rectificama legislativa que mejore la lucha contra ETA. Al contración radical. Más allá del acuerdo sobre la condena por el rio, se han menoscabado la Ley de Partidos, el Ministerio atentado de Capbreton, el objetivo de derrotar a ETA debe Fiscal y la acción judicial. Igualmente se han pactado los llevar a Rodríguez Zapatero a una revisión drástica y proasuntos de Estado con partidos que serían marginados en funda de la política general de su Gobierno. Es imprescindicualquier democracia europea. Se ha confundido a la socieble, por supuesto, que se intensifique la labor policial y la codad sobre la inmoralidad intrínseca de los proetarras, dilaboración con Francia, pero además hay que reactivar tofundiendo mensajes inverosímiles sobre su disposición a dos los demás recursos del Estado, muchos de ellos deprimila paz. Y así es como, triste paradoja, a los etarras asesinos dos por la estrategia fallida de la negociación con la banda. de Raúl Centeno les espera la cadena perpetua en Francia, mientras en España se sumió a la sociedad en la amarga ara derrota de ETA requiere la deslegitimación política bitrariedad de la excarcelación de De Juan Chaos. de sus objetivos. Estos no sólo son inaceptables hoy porLa derrota de ETA ha de ser policial y sin condiciones. que se defienden con asesinatos, sino que serán igualmenTambién política. La declaración parlamentaria de mayo te inaceptables en el futuro aunque ETA dejara de matar, y de 2005, que autoriza un final dialogado de la violencia, debe aunque actualmente sean defendidos por partidos polítiser revocada. Acción Nacionalista Vasca y el Partido Comucos que se dicen democráticos. Será difícil acabar con ETA nista de las Tierras Vascas deben ser ilegalizados inmedia- -no sólo con sus comandos también con sus frentes polítamente y sus dirigentes y representantes, investigados peticos y sociales- -si no existe un decidido compromiso del nalmente por su relación con ETA. Y para esta derrota gloGobierno de la nación y de la oposición, cualesquiera sean bal de ETA el Gobierno sólo cuenta con el PP el único que ga, los partidos que ocupen uno u otra, contra el independenrantiza al PSOE y a la sociedad en su conjunto el pacto de Estismo separatista. La política territorial de Rodríguez Zatado que acabaría con las esperanzas de los pistoleros. patero ha abierto la puerta a postulados soberanistas que L L L