Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 s 12 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 95 CANTO Juan Diego Flórez Obras de Mozart, Bellini, Vives, Donizetti y otros. Intérpretes: Juan Diego Flórez (tenor) y Vincenzo Scalera (Piano) Lugar: Gran Teatro del Liceo, Barcelona Espectacular PABLO MELÉNDEZ- HADDAD El público operófilo de Barcelona es muy cariñoso, pero no se levanta de su butaca por nadie; las ovaciones en pie por aquí son contadas, especialmente en una función de abono. Pero el viernes el tenor peruano Juan Diego Flórez lo consiguió con facilidad: al final de su recital, con todas las luces del teatro encendidas, después de ofrecer un programa modélico y habiendo declarado que estaba perdiendo la voz por el calor y la sequedad, los liceístas lo recibieron de pie. Nadie se marchaba, tuvo que salir a escena siete veces en más de media hora de aplausos y ofrecer varias propinas de alto calibre. Lo suyo fue inolvidable, más todavía sabiendo que en menos de un mes vuelve a comparecer en este escenario como protagonista de La Cenerentola de Rossini. El fascinante virtuosismo de Juan Diego Flórez, orgullo del Perú y de toda Hispanoamérica, llenó el Liceo y él se aplicó en un Bellini perfecto, bien fraseado, inmejorablemente dicho, y en un Mozart profundo. Pero con su Rossini creó espectáculo y, de su mano, comenzó a dar ese plus que sólo él puede construir, mirando con devoción a Alfredo Kraus- -como encore final interpretó Partir degg io el aria de Lucrezia Borgia que sólo cantaba él anunció- -y apostó por un Tosti embriagador, feliz introductor de... ¡Zarzuela! ¿No tiene delito que tenga que venir un peruano para que la zarzuela se escuche en el Liceo? Es el colmo. Además cantada con castizo acento español: su Por el humo se sabe fue antológico. Todo ello después de una Orgia rossiniana plena de vitalidad y antes del aria de Elisabetta que cerraba la primera parte. Fue entonces cuando llegó el pánico, ya que se quejó del calor y de la sequedad de la sala y anunció, bastante en serio, que estaba perdiendo la voz cada vez más, o sea que voy a beber un poco de agua y de té y vuelvo. No me demoro nada El té hizo su efecto, porque remató la faena con total dominio. Antes, ningún síntoma delataba esa incomodidad, salvo ciertos graves sordos, porque de agudos, agilidades y fiato estaba perfecto. Flórez llenó de magia el Liceo. Gracias. TEATRO El reino de la tierra Autor: Tennessee Williams. Traducción y adaptación: Elise Varela y Blanca Marsillach. Dirección: Francisco Vidal. Escenografía: Tomás Muñoz y Elisa Mori. Vestuario: Gabriela Salaverri. Iluminación: Tomás Muñoz. Intérpretes: Blanca Marsillach, Carlos Martínez- Merón y Xabier Olza. Lugar: Teatro Albéniz. Madrid Aguas turbulentas JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Disputas entre hermanos, pulsiones eróticas en tensión, la posesión de la mujer como símbolo paralelo a la posesión de la tierra, conflictos de identidad sexual, fantasmas del pasado, laberintos psicológicos, la familia como compleja olla de pasiones en ebullición... Tennessee Williams introdujo muchas de sus constantes estilísticas en The Seven Descents of Myrtle que es el título original de esta obra de 1968, llevada al cine por Sidney Lumet en 1970 con guión de Gore Vidal y el título de Last of the Mobile Hot Shots y que suele ser incluida entre las piezas que empezaron a marcar la decadencia del autor tras la muerte del que fue su gran amor, Frank Merlo, en 1961. Williams dibujó con trazos precisos un triángulo cuyos vértices ocupan Lot, homosexual, impotentente, que gusta de travestirse y mantiene una gran fijación con la figura materna; su reciente esposa Myrtle, de pasado turbio, presente inquietante y futuro incierto, que tiene la arboladura vehemente y con un punto de inocencia y pureza vulnerada de la Blanche Dubois de Un tranvía llamado Deseo y Gallina, hermanastro por parte Blanca Marsillach, en El reino de la tierra de padre del primero, que vive en la antigua posesión familiar y está empaquetado con los rasgos de avasalladora masculinidad del Stanley Kowalski del Tranvía... La llegada de Lot y Myrtle con el ánimo de tomar posesión de la destartalada granja, enclavada en un húmedo paraje de Nueva Orleáns, enciende la hoguera de un conficto cocinado en el fuego lento de un espacio agobiante. En este sentido, el autor establece una transparente equivalencia entre la creciente amenaza de las aguas que anuncian inundación y las turbulencias de la relación previsible entre Myrtle y Gallina. Francisco Vidal tiende las líneas maestras de El reino de la VALERIO MERINO Juan Diego Flórez logró lo imposible: levantar al público del Liceo de Barcelona CLÁSICA Ciclo de la ORCAM Obras de M. García y L. van Beethoven. Intérpretes: Orquesta de la Comunidad de Madrid. Director: José Ramón Encinar. Lugar: Teatro Albéniz, Madrid Sequeira Costa y Beethoven ANTONIO IGLESIAS Un ciclo referido a Beethoven, con sus Concertos para piano y orquesta, siempre será bien recibido por toda clase de públicos y, por su importancia, cabe señalarlo al comienzo de estas líneas en el ofrecido por la Orquesta de la Comunidad de Madrid, bajo la dirección de su titular, José Ramón Encinar, que, con la colaboración solista del prestigioso músico portugués Sequeira Costa, se ha celebrado en el teatro Albéniz. El primero de esta serie comprendía los números uno y tres beethovenianos, que estuvieron precedidos por la obertura de El poeta calculista de Manuel García, novecentis- ta a quien se atribuye la invención del laringoscopio; es una página naturalmente llena de influencias, pero bien escrita y de nada fácil interpretación. José Ramón Encinar la entiende perfectamente y nos llegó plena de atractivos, suscritos por los aplaudidos profesores de la Orcam. Ya entrando en Beethoven, con su citada serie, destacaría la labor acompañante de Encinar, muy al lado del criterio solista en su general contorno, bien entendido el cambio que es de observar en un compositor que hereda procedimientos y el que ya se afirma con personalidad inconfundible; si magnífica la labor directorial y la de los mimbres que luce la Orquesta de la Comunidad de Madrid, se destaca la interpretación pulcra, con lucimiento constante de su buen parlé y la desaparición de todo aparato electrizante del pianismo actual; Sequeria Costa quiso mostrarnos una manera en la que la fidelidad, el respeto a las indicaciones del compositor se asimilan de modo elocuente y verdaderamente ejemplar en su global estimación. El éxito resultó merecido por todos. tierra y traza una inteligente separación entre los dos ámbitos que marcan los dominios de uno y otro hermano, entre los que Myrtle actúa como eslabón, cebo y elemento de fricción, pero el montaje resulta deslavazado e inconsistente, dependiente en exceso de la evolución de esa mujer inocente y fatal al tiempo, que Blanca Marsillach encarna a partir del molde de una Marilyn desquiciada y al borde de la caricatura; la entusiasta empresaria, tan merecedora de elogios por su fervor por el teatro y los interesantes proyectos que emprende, no puede con un personaje de excesiva complejidad para sus registros como actriz, y ello lastra irremesiblemente toda la función. TOROS La presencia de Ponce, José Tomás y El Juli en La México, en el aire GUILLERMO LEAL MÉXICO D. F. La presencia de las máximas figuras del toreo español en la Plaza México se está dificultando. El origen del problema está en que este año la empresa quedirige Curro Real decidió dejar fuera del elenco las ganaderías de primera línea. Por ello, Enrique Ponce, José Tomás y El Juli- -además del francés Castella, que se queda fuera por el mismo motivo- -no han podido definir aún sus actuaciones. El caso de El Juli es preocupante. La empresa no le ha ofrecido una garantía respecto al ganado, por lo que su paseíllo en la plaza más grande del mundo se mantiene al filo de la navaja. Mientras no lleguemos a un acuerdo en lo referente a la corrida, la actuación de Julián está en el aire aseguró su mentor, Roberto Domínguez. El caso de José Tomás se reduce a lo mismo. Su apoderado, Salvador Boix, explicó que ya ha hablado con la empresa y que ésta tiene que cumplir sus pretensiones en cuanto a los toros para que el de Galapagar toree. Lo de Ponce puede ser menos complicado, toda vez que su amistad con Rafael Herrerías- -ex empresario de La México pero actual arrendatario del coso- -podría facilitar la compra de algún encierro que le garantice al valenciano actuar en la feria del Aniversario tras un año de ausencia.