Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CULTURAyESPECTÁCULOS DOMINGO 2 s 12 s 2007 ABC El festival de cine de Gijón cierra sus puertas con un palmarés muy repartido MANUEL MUÑIZ GIJÓN. La alta calidad media y la gran diversidad de las películas a concurso hacían difícil señalar un claro favorito en la 45 edición del festival internacional de cine de Gijón y se han traducido en un palmarés en el que casi ninguna película se repite y en el que- -según afirmó uno de los miembros del jurado, el director norteamericano Hal Hartley- -se han dado soluciones de compromiso ante la falta de acuerdo a la hora de decidir los premios. Del proceso ha salido ganadora Help me Eros segunda película como director de Lee Kang- Sheng, el habitual protagonista de los filmes de Tsai Ming- Liang. Kang- Sheng sigue una línea similar a la de su maestro, narrando de forma a la vez reposada e intensa una historia de erotismo a través del peculiar triángulo amoroso que un hombre arruinado forma con una telefonista de una línea de apoyo a potenciales suicidas, de cuya voz se enamora, y la dependienta de un estanco erótico cuyo cuerpo codicia. El premio especial del jurado ha reconocido el trabajo del veterano director catalán Pere Portabella, por El silencio antes de Bach una muy bien hilada reflexión sobre la vigencia en nuestra cultura del compositor barroco. Los críticos del jurado Fipresci han premiado a Cochochi una cinta mexicana de Israel Cárdenas y Laura Amelia Guzmán rodada con actores no profesionales, mientras que el galardón del jurado joven (que equivale al premio del publico en el festival gijonés) ha sido para Juno de Iván Reitman. El premio de documental y no ficción, que se estrenaba este año, ha sido para A very British Gangster de Donald MacIntyre. En cuanto a los cortos, el jurado oficial ha premiado Stone People de Leonid Rybakov, y el jurado joven Le Mozart des pickpockets de Philippe Pollet- Villard. En cuanto a premios individuales, el del mejor director fue para el ruso Alexey Balabanov por Cargo 200 el mejor guión para Ariel Rotter El otro también dirigida por él) y los premios de interpretación para Marie- Christine Friedrich Tout est pardonné y Mathieu Amalric, por La question humaine única película que repite en el palmarés, ya que se llevó también el premio a la mejor dirección artística. Cristian Mungiu posa con las estatuillas por el mejor director y la mejor película EPA La rumana 4 meses, 3 semanas y 2 días mejor película europea del año El español Chapero- Jackson logra el premio al mejor corto europeo y Helen Mirren el galardón a la mejor actriz por su trabajo en The Queen E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. La vigésima edición de los premios del Cine Europeo no pudo empezar mejor: Jean Luc Godard se creyó que era Woody Allen y no fue a recoger su galardón honorífico. Lo recogió por él Wim Wenders. De este modo, los Oscar de la UE siguen la estela en los modos y costumbres del glamour de la Academia de Hollywood, donde siempre vistió mucho eso de no ir a recoger el premio. También copiaron su peor versión en lo largo y aburrido. Christian Mungiu, el cineasta rumano que ha sido el gran descubrimiento del año fue, lógicamente, el ganador de la velada y se llevó los dos grandes premios, el de mejor director y película, 4 meses, 3 semanas y 2 días Al no haber cine español en la liza, uno se dispuso a seguir con cierto relajo la gala y la batería de galardones. Sergi López fue el encargado de dar el primero de los premios de la noche, el del público, a Giuseppe Tornatore y La sconociutta Y al minuto después, premio al corto español El alumbramiento de Eduardo ChaperoJackson; y seguido, unas palabras de ánimo al cine europeo de David Lynch... Total, que la tranquilidad se esfumó justo al comienzo. El premio al guión para el turco Fatih Akin por su película Al otro lado una de las favoritas de la noche. El premio a la mejor actriz, que era una de las grandes batallas de la velada, se resolvió de modo sorprendente para Helen Mirren, quien un año después de ganar un Oscar en Hollywood gana aquí el de la UE. Ni Faithful, ni Cotillard ni la rumana Marinca, con sus excepcionales interpretaciones en Irina Palm en La vida en rosa y en 4 meses, 3 semanas y 2 días consiguieron cambiar el destino de este premio que suena a muy viejo. Y sorpresa, pero buena, fue el premio al mejor actor, Sasson Ga- Desplante de Jean- Luc Godard BERLÍN. El previsto homenaje que la Academia del Cine Europeo quería rendir al director francés Jean- Luc Godard quedó deslucido por el desplante del cineasta, que decidió ayer no acudir a la gala donde se le iba a entregar un galardón por el conjunto de su carrera. Godard explicó al semanario Der Spiegel que su ausencia de la gala con la que la Academia del Cine Europeo celebra su vigésimo aniversario es una forma de protesta contra lo que considera que es un premio impuesto. El realizador aseguró que en otros tiempos sí hubiera ido a recoger el galardón, para que se hablara un poco de mí bai, protagonista de la película israelí La visita de la banda que también ganó el de mayor sorpresa del año. El Arena de Berlín, espacio ultramoderno en el que se celebraba la gala, extendió su alfombra roja para recibir a los invitados, que quizá no tengan el calibre de estrellas que las americanas, pero, algunos, tienen a cambio muchos más años, y se reunieron alrededor del veteranísimo Manoel de Oliveira, presente ayer en la entrega de premios del Cine Europeo, en cuya primera edición, hace veinte, él ya era octogenario. Wim Wenders, vestido con un chocante smoking y una corbata que no acababa de ser elegante, abrió la gala (y casi la cerró) con un recuerdo a Bergman, a Antonioni con Liv Ullman en el escenario, que la dejó rápidamente en manos de Emmanuelle Béart, la actriz francesa que se mantuvo en un tono discreto. Uno se pensaba que en Europa, al menos, no sentirían la necesidad de hacer constantes chistes sobre sí mismos y la actualidad, como en Hollywood, pero no tardaron mucho en salir los graciosos y los pesados. La verdadera gracia fue, acaso, la pinta de los componentes de Leningrad Cawboys, el grupo de ¿música? del finlandés Aki Kaurismaki. Imágenes de veinte años de premiados... Y Bergman, Antonioni, Polanski, Almodóvar, Bardem, Victoria Abril, Penélope Cruz... pero todo en la lata del tiempo, porque este año el cine español no estaba ni la grada. Más información en: www. europeanfilmacademy. org