Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS Finanzas DOMINGO 2 s 12 s 2007 ABC Enrique Serbeto ARDE VENEZUELA Chávez no le cuesta nada nacionalizar bancos. Así de fácil. Este discurso amenazante de Hugo Chávez hacia los bancos españoles presentes en Venezuela es el vivo retrato del personaje: Si quiero, me quedo con los bancos que me da la gana Con los bancos, con las empresas, con lo que sea. Me pregunto para qué necesita una constitución ni nueva ni vieja, si ya puede hacer lo que quiera. Si para cada ocurrencia que se le viene a la cabeza tiene que volver a redactar un proyecto bolivariano, puede hacer media docena al mes. No, el problema del Santander y del BBVA no son las palabras del Rey en Santiago de Chile. Su problema y el de toda Venezuela es que el referéndum de hoy es ni más ni menos que la puerta del abismo. Si gana Chávez, ya saben lo que les toca: igual que si hubieran invertido en Cuba en el año 59. Nada. El proyecto de Chávez no les tiene en cuenta, ni a ellos ni a ninguna otra empresa que no pueda manejar directamente. Creo que sería más fácil que hicieran negocios en Corea del Norte. Si ganase el No, como es más que probable, tanto si el régimen se resignase a aceptarlo como si no, vendrá un periodo en el que cualquier cosa puede sucede. Hasta Fidel Castro ha advertido de lo que se avecina. Chávez se siente acosado, no entiende por qué sus deseos no se convierten en realidad, no puede explicarse las razones por las que un hombre que tiene petróleo, tanto dinero, todo el poder, que puede hacer y deshacer leyes, se paga hasta una cadena internacional de televisión (y cerrar las que le molestan en su casa) y luego no logra cambiar nada. Ayer reunió a los periodistas extranjeros en Caracas para quejarse de lo que llama la dictadura mediática internacional. Cuando me cansé de verlo en Internet, llevaba más de tres cuartos de hora de monólogo, sermoneando a mis resignados colegas y llamado a Estados Unidos un estado fallido Patético. No hay salida, si gana hoy llevará al país a la catástrofe y si no, probablemente a la guerra civil. Lo que se avecina es tan grave que el futuro de las inversiones de dos bancos parece una proporción irrelevante de todo lo que está en juego en estos mismos momentos. Solbes reabre el debate sobre las cajas El vicepresidente se ha lamentado de que estas entidades no coticen en Bolsa, algo que, en su opinión, ayudaría a medir la calidad de su gestión Mientras, los expertos las animan a emitir cuotas participativas para someterse al juicio del mercado M. J. P. MADRID. De nuevo, a vueltas con la politización en las cajas de ahorro españolas. En esta ocasión, ha sido el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, quien ha puesto sobre la mesa la dudosa, pero para muchos posible, injerencia de la política en las decisiones de estas entidades. Al hilo de la última operación sobre Iberia, y la irrupción de Caja Madrid con la toma de una participación importante de la aérea, Solbes se ha lamentado de que las cajas no coticen en Bolsa, algo que ayudaría a medir la calidad de su gestión En esta ocasión, el titular de la cartera de Economía no ha dudado en quejarse de la posible politización del proceso, precisamente ahora que en la Comunidad de Madrid gobierna el PP, dejando en el olvido la actuación del Ejecutivo socialista, cuando se especuló con que la Caixa y la Generalitat de Cataluña fueron las interesadas en controlar el futuro de otro sector estratégico, la energía, con la opa de Gas Natural sobre Endesa. Sin embargo, no todos ven únicamente la mano de la presidenta de la Comunidad madrileña, Esperanza Aguirre, detrás del interés inversor de Caja Madrid. Otros- -entre ellos, los primeros pretendientes de la aérea española- critican directamente al Ejecutivo de Zapatero. El consorcio formado por TPG, British Airways, Ibersuizas, Quercus y Vista Capital llegaba a la conclusión de que ahora ya no es posible la compra Una renuncia que se produjo tras el pacto entre BBVA y Logista con Caja Madrid. Fuentes de las empresas interesadas aseguran que el Gobierno español favoreció el aumento de peso de Caja Madrid en Iberia, lo que nos ha llevado a abandonar su oferta Mientras, desde el equipo del Gobierno socialista se desmiente rotundamente esta intromisión. Joan Clos, ministro de Industria, recalca que no existe ningún elemento que justifique esta acusación si bien apuntilla la necesidad de conseguir que el mercado del transporte aéreo sea eficiente y competitivo En esta misma línea, el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, dijo a Europa Press que el Gobierno regional ha mantenido siempre su voluntad de no interferir en la toma de decisiones empresariales ni en los criterios de inversión y adquisición que han llevado a Caja Madrid a comprar acciones en Iberia. Ahora bien, sí reconoció que la Administración madrileña siempre ha defendido la posición estratégica de Iberia en Barajas. El crecimiento del aeropuerto madrileño siempre ha estado vinculado a la aerolínea a lo largo EVOLUCIÓN DE LOS RECURSOS PROPIOS En miles de euros. A 31 de diciembre de 2006 536.838 366.834 388.985 449.622 300.753 321.782 333.505 342.475 A 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Iberia debe reorganizar su consejo Tras la compra, por parte de Caja Madrid de las participaciones que tenían en la aerolínea española Logista (7,07 y BBVA (6,42 el consejo de administración de Iberia tendrá que reorganizar su composición. Los dos consejeros de los dos vendedores deberán dejar sus cargos. Caja Madrid ha pasado de tener un 10 en Iberia a controlar el 23,42 por lo tanto, los dos sillones del consejo deberán ser ocupados por la entidad madrileña. Éste quedaría formado por 11 miembros, tres para la caja, dos para British Airways, uno para el Corte Inglés, el presidente de Iberia, y cuatro independientes. cenario serán bien recibidas, ya que permitirán la potenciación de la primera industria de Madrid, que es Barajas Desde los sindicatos el punto de vista es diferente. Piden a las cajas que no hagan uso político de las posiciones en sus participadas. En concreto, UGT, en boca del secretario general de la Federación de Transportes, Alberto Garrido, advierte a Caja Madrid que no nos gustaría que este caso termine siendo una operación financiera con tintes políticos que nos lleve a problemas territoriales Garrido pide a la entidad financiera que preside Miguel Blesa, sentado en el consejo de Iberia, que no bloquee la entrada de un socio industrial- -en referencia a las grandes aerolíneas europeas- -que pueda dar más valor al negocio Por otra parte, los expertos consultados por ABC se muestran partidarios de que las cajas se animen a emitir cuotas participativas a pesar del tradicional recelo que los responsables de las entidades han mostrado ante este instrumento financiero, porque ayudaría a las entidades a cumplir un doble objetivo: Captar liquidez con la que aumentar sus recursos propios y someterse al escrutinio del mercado La CAM ha sido la primera en dar a conocer que deja abierta esta posibilidad al mismo tiempo que sacará a Bolsa su holding con participadas, tal y como ha hecho la Caixa con Criteria, otra forma de hacer caja, sin perder el control En cualquier caso, lo que está claro es que, por cuestiones jurídicas, las cajas no se pueden comprar. Lo único que pueden hacer es fusionarse entre ellas y darle una vuelta a su estructura, como en el caso italiano, donde se convirtieron en Sociedades por acciones. En España Rato quiso limitar al 50 %l a presencia de políticos en los órganos de dirección con la ley de 2002, aunque la verdadera independencia vendrá con el tamaño y la expansión fuera de su zona de influencia histórica concluye Juan Ignacio Sanz, profesor de Esade. La irrupción de Caja Madrid en el proceso de compra de Iberia se ha tachado de injerencia política La independencia de las cajas vendrá con la expansión fuera de su zona de influencia Cuotas participativas de su historia. Debemos seguir apostando por ello agregaba. Por ello, el consejo consideró que todo lo que sean discusiones que lleven a la estabilidad en el desarrollo de este es- El sector defiende su independencia La patronal de las cajas siempre se ha defendido de esta acusación, ya que tras la entrada en vigor de la ley Financiera en España, la representación política en los órganos de gobierno de las cajas de ahorros está en todos los casos por debajo del 50 explican. La norma establece, también, que la presencia de los impositores en estos órganos oscile entre un mínimo del 25 y un máximo del 50 Los empleados, por su parte, tendrán una presencia mínima del 5 y máxima del 15 Y es que la nueva ley, según han reiterado una y otra vez desde CECA, ha venido además de a dar estabilidad a los órganos de gobierno de estas entidades más allá de los mandatos políticos, a esclarecer más puntos recriminatorios sobre estas entidades. Como novedad, introdujo también la irrevocabilidad en los nombramientos de los consejeros mientras dure su mandato, para reforzar así la independencia y profesionalidad ante el poder político. Asimismo, establece que los consejeros generales y los vocales sean nombrados por un periodo no inferior a cuatro años y no superior a seis; fija la posibilidad de reelección por otro periodo igual y establece que el mandato no podrá superar en ningún caso los doce años, si bien transcurridos ocho años desde esa fecha puede volver a ser elegido. ABC