Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 s 12 s 2007 Elecciones legislativas en Rusia INTERNACIONAL 41 Vladímir Putin Rusia Unida Vladímir Putin, presidente del país y cabeza de lista del partido oficialista Rusia Unida, finaliza su mandato después de marzo de 2008 pero esta dispuesto a seguir influyendo en la política. Guennadi Ziugánov Partido Comunista de Rusia Secretario general del Partido, Le faltó poco hace diez años para arrebatarle la presidencia a Borís Yeltsin en 1996. Ha expresado su intención de ser candidato a las presidenciales del 2 de marzo. Vladímir Yirinovski Partido Liberal Democrático El presidente del LDPR, de ideología ultranacionalista es conocido en toda Rusia por sus exabruptos y payasadas. Candidato a las presidenciales del mes de marzo. Serguéi Mirónov Rusia Justa Consejo de la Federación (Senado) y principal dirigente de Rusia Justa. Estaba llamado a ser el principal partido oficialista, pero todo se frustró cuando Putin se puso al frente de Rusia Unida. Grigori Yavlinski Partido Liberal Yábloko Economista, inspirador del programa de los 500 días en la época soviética y miembro del primer Gobierno de Borís Yeltsin, encabeza la formación liberal Yábloko (Manzana) En Rusia todo se dirige hacia la consolidación de un régimen totalitario Grigori Yavlinski s Economista y líder del partido liberal ruso Yablóko No cree que las elecciones vayan a ser limpias. Está convencido de que el Gobierno ruso sigue siendo estalinista, pero acude a los comicios porque hay que decir la verdad a nuestros compatriotas POR RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ. Grigori Yavlinski, de 55 años de edad, es economista y líder del partido liberal Yábloko (manzana) formación extraparlamentaria desde el año 2003. Es ruso aunque nació en Lvov (Ucrania) En 1990, fue uno de los participantes en la elaboración del programa de los 500 días redactado con la pretensión de tratar de convertir el sistema de planificación soviético en una economía de mercado. Formó también parte del primer gobierno de la era de Boris Yeltsin y ha sido candidato a las elecciones presidenciales en varias convocatorias. las elecciones con la más absoluta impunidad. Se trata de un síntoma de verdad muy preocupante. El presunto asesino de Litvinenko, a por la inmunidad parlamentaria R. M. M. MOSCÚ. El mejor servicio que podía hacer a la causa (al Estado y a los servicios secretos) el ultranacionalista Vladímir Yirinovski, líder del LDPR, era colocar en sus listas a Andréi Lugovói, el principal sospechoso de haber dado muerte al ex agente secreto ruso, Alexánder Litvinenko, envenenándolo con Polonio- 210 el año pasado. Lugovói es el número dos en la lista del Partido Liberal Democrático y, si las encuestas no se equivocan, es prácticamente seguro que ocupará un escaño en la Duma. A Marina, la viuda de Litvinenko, le parece todo esto repugnante No pendía sobre él ningún peligro de ser extraditado al Reino Unido. La Fiscalía General ya advirtió que el artículo 61 de la Constitución excluye la posibilidad de que un ciudadano ruso pueda ser entregado a la Justicia de un país extranjero Para evitar a los jueces verse obligados a hacer caso a la petición de Londres e investigar la muerte de Litvinenko, lo ideal es dotar al presunto asesino de inmunidad parlamentaria. La mejor forma de defensa es el ataque afirmaba Lugovói durante un reciente acto electoral en la ciudad rusa de Kursk. Tiene 41 años y dice que abandonó en 1996 el FSB (antiguo KGB) en donde fue compañero de Litvinenko. Soy inocente, quien mató a Litvinenko fue el MI 6 británico, para quien trabajaba, y la causa fue que escapó a su control clama el candidato a legislador. Según Lugovói, sólo Putin y sus colegas del LDPR son patriotas. La oposición liberal rusa, según él, son lacayos de EE. UU. Litvinenko empezó a sentirse mal el 1 de noviembre del año pasado tras reunirse con Lugovói y Dmitri Kovtun. Casi tres semanas después, el 23 de noviembre, el ex miembro del FSB fallecía en un hospital londinense. -El atentado contra Babáyev se produjo el mismo día en que el presidente Putin dijo en uno de sus mítines que ustedes, la oposición, no son más que carroñeros al servicio de países extranjeros y que sólo persiguen el debilitamiento de Rusia. ¿Califica usted de estalinista el régimen de Putin? -La utilización de esa retórica, de esa terminología, nos traslada sin equívoco hasta la época estalinista, a los años 30, cuando el régimen veía por todas partes enemigos, traidores y espías. Es una peligrosa forma de dividir y provocar confrontación. Esas prácticas suelen terminar en baños de sangre. Grigori Yavlinski, muy crítico con el régimen de Putin AFP Hay que evitar revueltas, golpes de estado o cualquier otra convulsión Los levantamientos los gestan idealistas, los ejecutan fanáticos y de sus resultados se benefician los canallas ¿Cree usted que el presidente Putin continuará al frente del Kremlin? -Sí, sin ninguna duda, en el poder en Rusia hay estalinistas, pero también nacionalistas y, sobre todo, corruptos que están ahí con el único objetivo de sacar tajada. mitiva, se basa sólo en los hidrocarburos. Ni siquiera está aún resuelto el problema de la propiedad, que cambia de manos cada vez que cambia de inquilino el Kremlin. Pese a la aparente estabilidad, tenemos un sistema muy frágil. Se dan todas las circunstancias para que un día vuelva todo a saltar por los aires. Burlando la Justicia ¿Habla usted de otra revolución? -No, no hay más que ver el marco en el que se ha desarrollado la campaña electoral. Nuestro candidato por Daguestán, Farid Babáyev, ha sido asesinado después de recibir cuatro disparos, dos de ellos en la cabeza. Hasta qué punto el mundo del crimen se siente dueño de la situación en Rusia que se permite acribillar a tiros a un candidato a ¿Usted cree que van a ser limpias las elecciones legislativas del 2 de diciembre? -Una perspectiva muy poco halagüeña. -Lo que creo es que, viendo el desarrollo de los comicios, todo se dirige hacia la consolidación de un régimen totalitario con la pretensión de convertirse en un sistema monopartidista y de gobierno vitalicio para Putin. Estamos en la víspera de la restauración de un sistema similar al vigente en la Unión Soviética, en donde el PCUS existía como única fuerza política. -Sí, cuando un sistema monopartidista se complementa con el interés particular el re- sultado es corrupción sin límites, arbitrariedad y ausencia de derechos, uso permanente y generalizado de la violencia y persecución de toda disidencia. -Espero que algo así no suceda. Hay que evitar revueltas, golpes de estado o cualquier otra convulsión. Sólo producen sufrimiento. Los levantamientos se gestan en la cabeza de idealistas, los llevan a cabo fanáticos y de sus resultados se benefician los canallas. -Los medios de comunicación están bajo el férreo control del Kremlin y existe un elaborado sistema de escenificación. Se imita la solución de los problemas, pero todo sigue igual. Los precios no dejan de subir y, salvo unos pocos, la gente no llega a fin de mes. Nuestra economía es muy pri- -Sin embargo, la gente parece estar satisfecha con Putin y su victoria en las elecciones parece garantizada. ¿Qué sentido tiene participar en estas elecciones si no van a ser limpias, qué resultado esperan obtener? -Creo incluso que superaremos la barrera del 7 por ciento y tendremos diputados, pero no es eso lo más importante. Lo principal es no regalarles la victoria, denunciar los abusos, advertir a nuestros ciudadanos que están en peligro, decirles la verdad y hacer que comprendan que debemos hacer algo.