Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA DOMINGO 2 s 12 s 2007 ABC RELIGIÓN Dos muertos al ser arrollado un coche por un tren en un paso a nivel de Langreo ABC LANGREO. Dos personas murieron anoche al ser arrollado por un tren el turismo en el que viajaban en el paso a nivel de La Camolleda, en la localidad de Ciaño, en el concejo asturiano de Langreo, según informaron a Efe fuentes de Emergencias 112. El aviso llegó al Centro de Coordinación de Emergencias que movilizó rápidamente al servicio de atención médica urgente (Samur) a los bomberos y a las Policías Local de Langreo y Nacional. además de dar aviso al puesto de mando de Renfe. Según las primeras informaciones recogidas, el suceso tuvo lugar a las 21.57 horas. Tras el brutal impacto, el turismo arrollado quedó encajado bajo el tren de pasajeros, por lo que fue necesario solicitar la ayuda de una grúa de gran tonelaje para levantar el convoy y acceder al turismo, convertido en un amasijo de hierros. El Samur confirmó el fallecimiento de dos ocupantes que viajaban en el vehículo siniestrado que, a la llegada de la UVI móvil, se hallaban ya en estado agónico, sin que los intentos de reanimación dieran resultado. El Episcopado presenta la encíclica como antídoto a la anemia de fe Una de las razones de la actual crisis de la sociedad es la crisis de la esperanza cristiana su opinión, el documento pontificio se juega la vida de la fe ya que una de las razones de la actual crisis de la sociedad es la crisis de la esperanza cristiana tema en el que se centra la encíclica. Un texto que el portavoz recomendó leer en su contexto y de modo íntegro pero que puede resumirse en la afirmación de que la salvación cristiana es una salvación por la esperanza Una esperanza alejada del individualismo y que debe llevar consigo la autocrítica y el diálogo entre la edad moderna y el Cristianismo Una esperanza que, de ser cierta, sólo puede ser Dios, pero no cualquier dios, sino el Dios que tiene un rostro humano Sobre las alusiones al marxismo, Camino explicó que esa ideología ha pretendido irracionalmente construir el paraíso y el reino de Dios en la tierra y por eso ha sido un ejemplo clamoroso de un experimento fallido El decano de la Facultad de Teología de Burgos y miembro de la Comisión Teológica Internacional, Santiago Del Cura, destacó que el texto sirve no sólo a los cristianos, sino también a aquellos que se hacen preguntas sobre cómo es posible vivir, cómo se puede soportar el cansancio de la vida cotidiana y cómo se puede dar razón de ese anhelo que habita en el corazón del hombre En su opinión, resulta especialmente relevante el interés del Pontífice por ayudar a comprender la dimensión purificadora del concepto de Juicio Final tras el que, siguiendo la esperanza en la salvación, tendrá lugar el verdadero encuentro definitivo con Dios Finalmente, el presidente de la Asociación Bíblica Española (ABE) Juan Miguel Díaz Rodelas, resaltó la riqueza de citas bíblicas presentes en el documento, así como la utilización de las Sagradas Escrituras como palabra de hoy que se dirige hoy a los hombres La redención no es un dato. Se nos ha dado la esperanza gracias a la cual podemos enfrentar nuestro presente apuntó. JESÚS BASTANTE MADRID. ¿Quién hace justicia a los inocentes que han sido eliminados? Con esta expresión explicaba ayer el portavoz del Episcopado, Juan Antonio Martínez Camino, una de las graves desesperanzas de la sociedad actual, la del aborto, denunciada por Benedicto XVI en su segunda encíclica, que fue presentada en la sede de la Conferencia Episcopal. Precisamente, los obispos españoles observan la publicación de Spe Salvis como un antídoto contra la anemia de fe presente en nuestra sociedad, y que permite esta y otras lacras ante el silencio general. Esta es una de las razones por las que Benedicto XVI ha optado por dedicar a la esperanza la segunda encíclica de su Pontificado, según explicaron ayer en la Casa de la Iglesia varios expertos. En opinión de Martínez Camino, los creyentes se han dejado contaminar demasiado por las ideologías inmanentistas del progreso y se han alejado del objeto propio de su esperanza que es Dios Por ello, en Un anhelo en el corazón Juan Antonio Martínez CaminoEFE Según Camino, el texto puede resumirse en que la salvación cristiana es una salvación por la esperanza LA NUEVA CRUZADA DE ZAPATERO España ha incumplido escandalosamente los compromisos de Kioto. Durante el mandato popular y el socialista, pero más durante el mandato socialista ción al proyecto de crear un banco público vasco- -punto esencial en la estrategia de Ibarreche- -con el solo propósito de allegarse al PNV e impedir que Magdalena Álvarez sufra un revés en el Congreso. ¿Cómo esperar que un partido que lo fía todo al corto plazo asuma un esfuerzo que debería durar casi medio siglo? El pasado próximo tampoco avala al presidente. España ha incumplido escandalosamente los compromisos de Kioto. Se han incumplido durante el mandato popular y durante el socialista, pero todavía más durante el socialista. Según los datos oficiales existentes, la tasa media anual de aumento en la emisión de gases fue de 3,58 en el 1995- 2003, y del 3,80 a lo largo del período 2004- 2005. La subida está correlacionada, casi con seguridad, con el aumento de la población y del PIB, y se habría producido igualmente con el PP Pero el PSOE no ha dado en absoluto muestras de un celo climático peculiar. Da la sensación de que Zapatero se hubiese enterado del asunto viendo el vídeo de Gore, lo mismo que un español de a pie. Su enemiga hacia la energía nuclear revela que el calentamiento no estaba incluido en su agenda, ni aun remotamente. Dentro de las modalidades de energía que no crean efecto invernadero, la nuclear constituye de momento la única alternativa viable a los hidrocarburos o el carbón. Zapatero la quiere desterrar de España. ¿Por qué? Vale la pena volver a la entrevista que en agosto del 2006 concedió a Millás en El País El presidente se refirió, de pasada, a una cuestión importante, a saber, el tratamiento de los residuos. Pero en su argumento pesó, sobre todo, la retórica antibelicista que había puesto en ejecución a propósito de Irak. El silogismo del presidente, fue el que Álvaro Delgado- Gal apatero ha declarado la guerra al cambio climático. Eso, al menos, anunció el martes, mientras se recortaba su silueta sobre el panel solar gigante que acaban de instalar en La Moncloa. Hoy deberíamos haber conocido los detalles de la cruzada, pro el acto se ha suspendido. ¿Se habría oído algo interesante? Temo que no. Apoyo mi escepticismo en tres razones. La primera es que las preocupaciones de Zapatero, y el ascenso global de la temperatura, obedecen a ritmos demasiado discrepantes. Un ejemplo: el miércoles pasado, el PSE retiró su oposi- Z sigue: las centrales, aunque se destinen a usos civiles, generan una cultura nuclear. De estar inmersos en esa cultura, a tirar bombas, media un paso. Fuera, pues, centrales. Tal era, hace menos de dos años, la composición de lugar del hombre que plantará cara a los grados Celsius. No me cuento entre quienes invocan a su primo de Sevilla para poner en duda que el problema del calentamiento es grave y urgente. Pero, precisamente porque es grave y urgente, resulta intolerable despacharlo con cuatro tonterías y la lírica kitsch de un nuevo contrato con la tierra. Según un ensayo todavía inédito de Raimundo Ortega y Miguel Córdoba, meter a España en la vereda de Kioto envolverá costes importantes, comparables a los que se experimentaron en los setenta con el shock del petróleo. Desde el punto de vista económico, el reto consiste en combatir las externalidades, es decir, en evitar que los costes sean pagados por terceros. Ortega y Córdoba explican dos de los procedimientos más estudiados por los expertos: impuestos sobre emisiones- -solución de Pigou- o un mercado de derechos de contaminación- -el origen de la idea está en Coase- Se trata de asuntos técnicos, aunque vitales. El martes se sacrificó la verdad al espectáculo, y la complejidad a la propaganda. El armatoste de La Moncloa, el que apareció en las fotos, elabora energía fotovoltaica, cinco veces más cara que la energía eléctrica convencional. La subvención a este tipo de energía dispersa las señales que permiten localizar los costes y es ineficiente desde el punto de vista económico y social. Sirve para pintarla ante un público ignorante, y poco más. El señor Blanco confirmó que el contrato con el planeta no promete ser mucho más fértil en resultados que el abrazo de civilizaciones. El céntimo por litro de combustibles, una medida raquítica, ha sido retirado de la agenda del Gobierno apenas han levantado la voz unos cuantos conductores enfadados. Dadme una palanca, y moveré el mundo se dice que dijo Arquímedes. Ponedme un micrófono a la altura de la boca, y salvo al hombre insinúa Zapatero. Nadie sabe, todavía, si habla en serio.