Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA Situación del aborto en España DOMINGO 2 s 12 s 2007 ABC Los abortos ya superan a los nacimientos en embarazos de menores de 20 años Esta situación se vive en la actualidad en Aragón, Asturias, Baleares, Cataluña, Madrid y País Vasco JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA MADRID. Motivo del aborto, evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada. Es la causa alegada por un 96 por ciento del conjunto de mujeres que se quedan embarazadas y deciden no dar a luz, y de un 99,5 por ciento de las menores de 20 años. Según los últimos datos conocidos (2005) más de noventa mil tomaron esa decisión, de las que casi trece mil eran adolescentes (chicas de menos de 20 años) grupo de edad en donde los abortos superan ya a los nacimientos en algunas Comunidades autónomas. En España, una de cada dos adolescentes que se queda embarazada se somete a un aborto, y las proyecciones indican que cuando se conozcan los datos de 2006 la barrera se habrá roto y entre las chicas que se quedaron encintas una mayoría prefirió no tener el bebé. La situación actual ya es casi semejante, pues del total de embarazadas, un 50,28 por ciento (13.031) decidió dar a luz, por un 49,71 por ciento (12.883) que optó por no llegar a término y poner fin a la situación. En los últimos cinco años, el aumento de embarazos ha sido del 18 por ciento, hasta los 25.914 del año 2005, con un incremento de mil nacimientos y tres mil abortos. La estimación es que las interrupciones voluntarias del embarazo entre adolescentes se aproximen a las catorce mil, mientras que los nacimientos se queden en el entorno de los trece mil quinientos, aunque el Ministerio de Sanidad debe tener ya los datos de 2006 a punto de ser publicados e incluso alguna Comunidad, como Cataluña, ya los ha dado a conocer. Precisamente, Cataluña es una de las seis comunidades autónomas en las que entre las menores de 20 años el número de abortos ya es mayor que el de nacimientos. El resto son Aragón, Madrid, Asturias, Baleares y País Vasco. De ellas, la comunidad aragonesa es donde se impone con mayor claridad (59,6 la decisión de no llegar a término, y, lógicamente, donde mayor diferencia cuantitativa existe es en Cataluña y Madrid, que de forma conjunta se sitúan en 4.086 abortos por 3.110 nacimientos. Sin embargo, en el grupo de edad de menos de 20 años, el incremento de interrupciones voluntarias en los últimos cinco años ha sido inferior (28 a la media, establecida en el 31 Entre todas las comunidades de procedencia de las chicas que optaron por esta vía tras quedarse embarazadas, Navarra ha aumentado sus números de 40 a 87, lo que supone un 117 por ciento más. Inmediatamente después hay que hablar del País Vasco (65 y de La Rioja (61 con casi 300 abortos entre ambas. Sólo Canarias, ha reducido sus cifras, al pasar de 606 a 600. Un problema añadido es que más de mil ochocientas de las chicas que se quedaron embarazadas debieron someterse posteriormente a una intervención de alto riesgo, como así se considera a los abortos a realizar con más de doce semanas de gestación. Así sucedió en uno de cada siete casos, porcentaje que se amplia entre las niñas menores de 15 años, ya que una de cada cuatro de las que abortaron vivieron una operación de alto riesgo, de más de tres meses de gestación. Entre las que no han cumplido aún 15 años y se quedan encinta, una mayoría opta por la interrupción voluntaria del embarazo, y cada vez más en los últimos años. Partimos en 2001 de una situación en la que el aborto era una solución para 214 de las 327 que debieron enfrentarse a esta situación. Cinco años después, fueron 423 de las 576 las que se decidieron a poner fin al embarazo, situación que ha aumentado en este periodo un 76 por ciento. Los abortos se han incrementado en un 97 por ciento y los nacimientos en un 35 por ciento. La conclusión más cierta es que entre las menores de 20 años se han producido cerca de sesenta mil abortos durante el último lustro. En concreto son 56.463, de los que 56.180 se produjeron con el fin de evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada. Parece evidente que es necesario un mayor énfasis en la educación sexual de los menores, ya sea en las familias o en los colegios o, mejor, en ambos. O quizá el aborto se contemple ya por muchos como un método anticonceptivo más. LA ADOLESCENCIA ESPAÑOLA Y EL ABORTO Embarazos en menores de 15 años 450 400 350 300 250 200 150 100 Nacimientos Abortos 369 423 274 214 113 2001 121 2002 395 301 168 2003 469 140 2004 509 153 2005 576 Era una solución TOTAL EMBARAZOS 327 Embarazos en menores de 20 años 13.000 12.500 12.000 11.500 11.000 10.500 10.000 9.500 Nacimientos 11.856 11.745 Abortos 12.338 12.356 11.677 12.878 12.460 Un 50,2 contra un 49,7 9.704 2001 10.385 2002 22.130 10.656 2003 22.994 2004 24.033 2005 25.338 TOTAL EMBARAZOS 21.560 Mayores aumentos de interrupciones voluntarias en el embarazo entre 15 y 19 años, por CC. AA. 2001 Andalucía Aragón Asturias Baleares Canarias Cantabria Castilla- La Mancha Castilla y León Cataluña Com. Valenciana Extremadura Galicia Madrid Murcia Navarra País Vasco La Rioja Ceuta Melilla Nacional 2.074 245 197 326 606 52 248 375 1.911 1.027 183 339 1.244 320 40 147 34 5 9 9.704 2005 2.867 329 208 345 600 58 391 410 2.106 1.249 230 386 1.876 449 87 244 55 7 22 12.460 28 65 61 40 144 9 10 21 25 13 50 40 117 5 5 de variación 38 34 Entre las chicas menores de 20 años se han producido cerca de 60.000 interrupciones en el último lustro -1 11 57 El Episcopado denuncia la gran hecatombe que supone para la sociedad J. B. MADRID. El portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, denunció ayer la gran hecatombe que supone el aborto para la sociedad actual, y denunció aquellas legislaciones que quieren hacernos creer que el aborto es un derecho Durante una rueda de prensa, Camino achacó a las injustas leyes que tenemos en España, que no protegen la vida humana ser la causa de situaciones trágicas como el horror conocido en las clínicas del doctor Morín. Estas legislaciones inclinan cada vez más la rampa de la progresiva lesión de la dignidad humana e inducen a los padres a acciones inmisericordes que no respetan al ser humano