Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA VUELVE AL TIRO EN LA NUCA EL SUFRIMIENTO DE LAS FAMILIAS DOMINGO 2 s 12 s 2007 ABC Teresa JiménezBecerril Desolación en El Tiemblo La localidad abulense vivía ayer consternada. La familia y los amigos de Fernando Trapero lloraban la amarga noticia: el joven, hijo de dos vecinos de El Tiemblo, se encontraba al borde de la muerte. Todos lo califican como un chico majo y agradable PATRICIA GARCÍA ROBLEDO El TIEMBLO. Indignación, dolor, tristeza e impotencia inundan la localidad abulense de El Tiemblo, un municipio de 4.000 habitantes ubicado a 45 kilómetros de la capital, tras conocer la noticia del tiroteo producido en Capbreton, que dejó clínicamente muerto a Fernando Trapero Blázquez, un joven guardia civil de 23 años ligado estrechamente a este pueblo, en el que nacieron sus padres y donde viven desde hace un año. Fernando Trapero Blázquez nació en Madrid el 19 de septiembre de 1984, y tiene una estrecha relación con el pueblo de sus padres. Su padre, también guardia civil y jubilado hace un año ha vivido en varios puntos de Cataluña y el norte de España, y pasaba sus vacaciones y todos los tiempos libres en su localidad natal donde siempre han tenido casa El joven acaba de estrenar sus 23 años, y tiene una corta experiencia en la Guardia Civil, donde ingresó en septiembre de 2004. Junto con su compañero fallecido, Raúl Centeno Pallón, de 24 años, estaba destinado a la Sede Central de la Benemérita. El alcalde de la localidad, Rubén Rodríguez, es vecino puerta con puerta de los padres de Fernando. El regidor se enteró casi antes que los progenitores del agente herido de la desgracia. La Guardia Civil y la Policía me localizó a mí porque no encontraban a los padres asegura. La noticia ha sido muy dura para Rodríguez, quien conoce al joven desde que era pequeño, pues vive en el mismo bloque de edificios del número 13 del Paseo de Recoletos de la localidad en el que habitan Fernando y Estrella. Vivimos puerta con puerta reitera el alcalde, mientras contesta a las numerosas llamadas de teléfono de medios de comunicación y compañeros que le expresan su solidaridad y le dan ánimos Después del mediodía y tras haber recibido la amarga noticia, los padres emprendían viaje hacia Bayona para acompañar a su hijo, y al parecer les acompañan otros familiares. Los dos están destrozados explica Rubén Rodríguez. El padre se ha tomado la noticia del estado de gravedad del hijo con mucha entereza detalla el alcalde. Él es guardia civil y me consta que está orgulloso del trabajo que desempeña su hijo añade. Sin embargo, la madre de Fernando ha encajado mucho peor la noticia, y está desolada Ella es una señora de su casa, una mujer muy sensible y saber que su hijo está hospitalizado en estado grave la ha destrozado lamenta el regidor. En El Tiemblo viven también varios tíos y primos del guardia civil herido, así como sus abuelos, que tienen una casa en la calle del Cid. Sin embargo, por su avanzada edad, se ha preferido no comunicarles la noticia, y parece ser que han quedado al cuidado de algún familiar. Los padres y Fernando están muy integrados en El Tiemblo afirma el alcalde, ya que además de familiares directos tiene numerosos amigos. Los vecinos se han enterado del atentado y del estado de gravedad de Fernando Trapero por la televisión, a mediodía, y en los boletines informativos de la radio. Antonio Huertas es peluquero y más de una vez ha recibido en su establecimiento a Fernando Trapero. Da mucha pena que pasen estas cosas lamenta. Es un chico majo, agradable recuerda. Otros, directamente por los amigos de Fernando Trapero. Éste es el caso de Félix Rubiano, cuya sobrina Gema es amiga del joven guardia civil. Mi sobrina y su novio se han enterado de la noticia porque les han llamado por teléfono, y se ha marchado de casa llorando asegura. Las palabras de indignación eran las más repetidas. Son unos hijos de puta, todos los de ETA son unos hijos de puta, y lo peor de todo es cómo está tratando el Gobierno todo este asunto comentaba un vecino. NO ESTÁIS SOLOS Indignación e impotencia M e dirijo a los familiares de Raúl y de Fernando para gritarles con toda mi alma que no están solos. Que nosotros, los que hemos visto morir y sufrir a los nuestros y quienes nos apoyan, vamos a luchar sin descanso para que el sacrificio de vuestros seres queridos no haya sido en vano. Sé que hoy mis palabras no consolarán a unos padres sin consuelo, pero yo necesito decirles que mientras a mí me quede aliento voy a denunciar los crímenes de ETA y a exigir a quien nos gobierne que no le tiemble la mano, ni la voz, a la hora de enfrentarse a la organización terrorista que tanto dolor nos causa, ya sea dialogando o sin dialogar. Basta de tanto compromiso, hoy, con un muerto y un herido grave y ayer, sin ellos, deberíamos oír que la resolución que permite negociar con ETA queda revocada y los partidos del entorno etarra ilegalizados. Lo que las víctimas y miles de españoles pedimos el sábado en Madrid, siendo tachados de insensatos y absurdos, volvemos a pedirlo ahora, pero en este momento, con dos familias destrozadas y una sociedad despierta, nadie jugará a humillarnos; es más, tomarán de nuestra pancarta las palabras para sus discursos de condena; por la libertad y la derrota de ETA y nos dirán que los asesinos irán a la cárcel. Y escuchándoles recordaré mi llanto mientras veía a De Juana Chaos saliendo de ella. Espero que no tengamos que volver a ver la triste y vergonzosa película que Rodríguez Zapatero y su gobierno nos han obligado a presenciar durante estos años y que la paz y el diálogo dejen definitivamente de ser la venda con la que cubrir los ojos de una España que prefería no ver la sangre manchando las aceras de su próspero país. Unidos sí, pero contra ETA y contra quienes siguen pensando que algo tendremos que darles. ¿Qué más quieren? ¿No le hemos dado ya lo mejor que teníamos? ¿O es que Raúl, Fernando y los miles de muertos y heridos no lo eran? EFE Los proetarras queman un autobús en Guecho y contenedores en Villabona Tres encapuchados incendiaron ayer un autobús que se encontraba vacío y parado en una rotonda de la localidad vicaína de Guecho. El autobús, que cubría la línea MúsquizGuecho resultó completamente calcinado pese a los esfuerzos de los bomberos. También anoche otro grupo de proetarras quemó contenedores de basura en una calle de Villabona (Guipúzcoa) y lanzó cócteles molotov contra los cajeros de dos cajas de ahorro.