Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ETA VUELVE AL TIRO EN LA NUCA PRIMERA VÍCTIMA MORTAL DESDE LA RUPTURA OFICIAL DE LA TREGUA DOMINGO 2- -12- -2007 ESPAÑA 15 9 de octubre de 2007 Herido un escolta por bomba- lapa Una bomba- lapa, adosada al vehículo que conducía, hiere en Bilbao al escolta Gabriel Ginés, natural de Zaragoza, quien tenía asignada la tarea de proteger al concejal del PSE en Galdácano, Juan Carlos Domingo Destinados en el Servicio de Información Los agentes víctimas del atentado de ayer en el sur de Francia estaban destinados en los Grupos de Apoyo Operativos, encuadrados en el Servicio de Información de la Guardia Civil. Tenían su base de operaciones en el cuartel de Inchaurrondo J. A. MADRID. Dos jóvenes llenos de proyectos, solteros y naturales de Madrid, Comunidad que ha decidido rendirles homenaje con la declaración de dos días de luto oficial. Raúl Centeno, asesinado de un disparo en la nuca por la banda criminal ETA, tenía 24 años y llevaba cuatro en la Guardia Civil, desde octubre de 2003. Por su parte, Fernando Trapero Blázquez, ingresado en estado crítico e irreversible en el hospital Côte Basque de Bayona, tiene 23 años e ingresó hace tres en el Instituto armado, en septiembre de 2004. Los dos estaban destinados en los Grupos de Apoyo Operativos encuadrados en las unidades centrales del Servicio de Información de la Guardia Civil en Madrid, aunque, dado su actual cometido, su base habitual de operaciones era el cuartel de Inchaurrondo, en Guipúzcoa. La presidenta del PP vasco, María San Gil, trasladó ayer su solidaridad, cariño y afecto a los familiares de Fernando Trapero, a quienes tuvo ocasión de dar un abrazo en el hospital Côte Basque. Comentó que tanto sus padres como su hermana, su novia y su cuñado mantenían una entereza encomiable aunque mostraban, dijo, un dolor que les desgarrade Vega de Infanzones, de donde procede el padre de Raúl Centeno. El alcalde del pueblo, Maxi Campano, mostró ayer sus condolencias a la familia, vinculada a la pedanía de Grulleros, y anunció que la Corporación municipal organizará un homenaje al asesinado. Así, informó de que hoy habrá un pleno extraordinario para condenar los hechos y dijo que las banderas de la Casa Consistorial ondearán a media asta. Es una pena- -dijo el munícipe- -que lleguemos a esto en la lucha contra el terrorismo y que muera gente inocente por la inoperancia del Gobierno para añadir a continuación que en el municipio los vecinos tan sólo pueden lanzar voces al aire aunque lo necesario sería actuar en contra de ETA Los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron ayer telegramas expresando su pésame y solidaridad a la familia del guardia civil Raúl Centeno, así como su respaldo a la del herido Fernando Trapero, informaron fuentes de la Casa del Rey. Además, el jefe de Estado y Don Felipe dirigieron sendos telegramas al director general de la Guardia Civil, Joan Mesquida, en los que condenaban el vil asesinato y brindaban todo su apoyo a la labor de la Benemérita. Igualmente, dado el vínculo de las dos víctimas del atentado con Castilla y León, el presidente de esta comunidad autónoma, Juan Vicente Herrera, trasladó su solidaridad y su ofrecimiento de colaboración a las familias y pidió unidad de acción en la lucha contra el terrorismo. ABC Raúl Centeno G. C. Solidaridad de los Reyes Los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron telegramas de solidaridad a las familias de las víctimas Entereza de la familia Trapero ba por dentro dadas las escasas posibilidades de recuperación del joven agente. Aunque nacido en Madrid, Trapero es originario de la localidad de El Tiemblo (Ávila) donde ayer el alcalde, Rubén Rodríguez, mostraba también su desolación. Dolor por Centeno en León TELEPRESS Mientras, el dolor inundaba también la localidad leonesa ETA ha asesinado a 206 guardias civiles y a una decena de hijos de agentes S. E. MADRID. La banda terrorista ETA ha asesinado a un total de 206 guardias civiles desde el inicio de su actividad criminal, tras el atentado de ayer en el sur de Francia. Los últimos asesinatos de miembros de la Benemérita por parte de ETA se produjeron en 2002, cuando los terroristas mataron al cabo Juan Carlos Beiro Montes en Leiza y al guardia Antonio Molina Martín en una salida de la autopista Madrid- La Coruña, próxima a Collado Villalba, a la altura del kilómetro 38. En ese mismo año de 2002, ETA atentó contra la Guardia Civil en otra ocasión. Fue el 4 de agosto al hacer estallar un coche bomba junto a la casa cuartel de la localidad alicantina de Santa Pola y asesinar a la pequeña de seis años Silvia González, hija de un guardia civil, y a un turista. Y es que los salvajes ataques etarras que han segado la vida de niños a lo largo de su sangrienta historia se han cebado especialmente con los agentes de la Benemérita y sus familias, por la ofensiva indiscriminada contra las instalaciones en las que residen. Así, el 11 de diciembre de 1987, en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza fueron asesinadas cinco niñas, mientras que en el perpetrado en Vic en mayo de 1991 murieron también cinco menores que en esos momentos jugaban en el interior del recinto. El año más duro para el Instituto Armado fue el de 1980, cuando la banda terrorista asesinó a 31 agentes, seguido de los ejercicios 1979 y 1986, en los que los terroristas acabaron con la vida de 22 guardias civiles, y 1978, con 18 agentes asesinados. El atentado de la plaza de la República Dominicana en Madrid en 1986 ha sido hasta la fecha, de hecho, el peor de los perpetrados en la capital de Atentado en Zaragoza España por la banda etarra, con un saldo de doce guardias civiles muertos. En la década de los noventa, el año 1991 fue el peor con once agentes caídos a manos de la banda terrorista. Tras la tregua- trampa de 1998, rota por los terroristas a finales de 1999, la Guardia Civil también fue objetivo preferente de los terroristas en numerosas ocasiones. Así, el 20 de agosto de 2000 ETA asesinó en la localidad de Sallent de Gállego (Huesca) a los agentes del Instituto José Ángel de Jesús Encinas e Irene Fernández, con una bomba lapa adosada a los bajos del Nissan Patrol en el que se disponían a patrullar.