Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN DOMINGO 2 s 12 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro UNA REFORMA SENSATA DE LA CONSTITUCIÓN OTRA VEZ EL TIRO EN LA NUCA Esto es lo que sigue haciendo el PNV autor material e inte, A falta de una versión oficial definitiva sobre al lectual- -consciente de ello, además- -del plan B que ahoatentado que ayer costó la vida a un guardia civil y ra sirve a ETA para renovar su argumentarlo, porque la dejó a otro agente en estado crítico no impide consnueva propuesta soberanista del lendakari, cuya ejecutatar que la acción criminal de ETA es especialmente ción conllevaría la celebración de dos consultas populagrave, tanto por el resultado mortal como por sus cirres, supone la definitiva consolidación de una apuesta en cunstancias objetivas. El atentado cometido por tres etala que la violencia de ETA es el estiércol que abona la polítirras en Capbreton se produce donde menos cabía esperarca del PNV Desde el momento en que Ibarretxe no condicio. lo- -en suelo francés- -y contra las víctimas menos previna su plan al fin de la violencia, políticamente está acepsibles: dos miembros del Servicio de Información de la tando que el terrorismo forme parte de los impulsores de Guardia Civil. Cualquier explicación es mala para comsu propuesta autodeterminista, en vez de convertir su despensar el dato cierto de que los etarras descubrieron y aparición en la condición previa para cualquier iniciativa atacaron a quienes tenían como misión vigilarlos a que implique una reforma del régimen jurídico de la autoellos. Tanto si el atentado estaba planificado con anterionomía vasca. ridad, con las víctimas seleccionadas y seguidas; como si los etarras decidieron de forma improvisada acabar o será posible la derrota de ETA mientras el nacionacon sus vidas- -esta es la versión ofrecida ayer por el milismo vasco siga propalando discursos con los que la nistro del Interior, Alfredo Pérez- Rubalcaba- es evidenbanda terrorista quiere justificar moral y políticamente te que el mensaje de ETA es igual de grave: la banda ha desu terrorismo. Y esto sucede cada vez que el PNV insiste en cidido cuidar su propia seguridad y no duda ya en dispaafirmar que ETA no es el conflicto que sufren los vascos, sirar a matar, aunque sea en suelo francés. no el reflejo del conflicto que España ha provocado con los La lucha antiterrorista entra así en una nueva dimenvascos. El aislamiento del PNV es tan necesario como el de sión operativa, en la que la colaboración con las autoridaBatasuna, porque los objetivos de ETA des francesas se hace más necesaria son, en última instancia, el común deaún y en la que los procedimientos de nominador de un frente nacionalista actuación de los funcionarios españo Con detener comandos que se selló en el pacto de Lizarra y que les en el sur de Francia deberán destesigue vivo; con otras apariencias, pero rrar cualquier hábito o rutina que facino basta: hay que volver a vivo. Imaz se fue de la presidencia del lite nuevos atentados terroristas conpurgar el sistema PNV porque sabía que su partido iba a tra ellos. La información oficial sobre democrático de la dar a ETA, y así lo advirtió, el plan B este atentado debe ser absoluta y sin reque necesitaba tras el fracaso de la treservas, porque esta es la premisa para presencia del terrorismo, gua. Lo que no dijo Imaz es que, sin vioque, una vez que ETA ha vuelto a dejar allí donde nunca debió lencia, el lendakari se quedaba sin coarclaro que su existencia depende únicaestar, cerrar filas frente a tada para lanzar su nuevo plan soberamente del terror, las fuerzas políticas las acometidas de todos los nista. Cuestión de reciprocidad. se pongan de acuerdo, no sólo en la deEl Acuerdo por las Libertades y conrrota de los terroristas, sino en el pronacionalismos y restaurar tra el Terrorismo fue el mejor consencedimiento para llegar a este objetivo el consenso entre PP y so democrático después del constituy el contenido que habrá de tener esa PSOE yente de 1978. Su preámbulo sigue sienderrota. A ETA hay que dejarla sin ardo tan válido que podría haber sido remas y sin esperanzas. La fórmula fra Ibarretxe no condiciona dactado ayer mismo. No tiene sentido, casada del diálogo debe quedar definipor tanto, que el PNV menos fiable, metivamente descartada, haga lo que hasu plan al fin de la nos leal y más ultramontano se haya enga ETA en el futuro. Contra el terrorisviolencia, aceptando así contrado con la obsequiosidad del somo sólo funcionan la aplicación de la que el terrorismo forme cialismo vasco, que le ha dado la diputaley, la eficacia policial y la colaboración alavesa y el apoyo a los presupuesción internacional. Una organización parte de los impulsores de tos del Gobierno de Ibarretxe, con los terrorista como ETA, no reciclable pasu plan autodeterminista que el lendakari financiará su proyecra la paz ni la democracia, y quienes to soberanista. han pretendido hacer creer lo contraEl espíritu y los compromisos de ese rio con alusiones a moderados frente acuerdo de Estado entre PP y PSOE son hoy más necesaa radicales no sólo han fracasado, sino que han mentido rios que nunca, porque el tejido institucional contra ETA y engañado: en ETA y en Batasuna no hay moderados, sóse ha deteriorado. La Justicia remata procesos iniciados lo terroristas, con armas o sin ellas, como los que han sido antes de 2004, pero, desde 2004, la Fiscalía General del Estacondenados por la Audiencia Nacional por pertenecer a la do no ha impulsado ninguna causa penal contra los entrabanda a través de esos entramados sociales, económicos, mados de ETA. La ley de Partidos se ha aplicado con puro políticos y mediáticos que tan eficazmente han servido al sentido oportunista; tanto es así que la ilegalización de terrorismo y tan justamente han sido ahora condenados. ANV y del Partido Comunista de las Tierras Vascas- -aun siendo, como es, imprescindible- -ya llega tarde y debe ir l luto por la muerte de Raúl Centeno debe aplazar cualacompañada por acciones penales contra sus concejales y quier debate político, pero, al mismo tiempo, hace urdiputados, única manera de que pierdan sus actas. gente recuperar el consenso antiterrorista entre PP y Con detener comandos no basta para derrotar a ETA: PSOE, lo que sólo será posible si, de una vez por todas, vuelhay que volver a purgar el sistema democrático de la preve a asumirse, como en 2000, que la lucha contra el terrorissencia del terrorismo, allí donde nunca debió estar, cerrar mo exige un combate sin cuartel contra las coartadas polífilas frente a las acometidas de todos los nacionalismos ticas de los terroristas, que no siempre son desplegadas y restaurar el consenso, urgentemente, entre José Luis por éstos, sino por aquellos cuya razón de ser en el País VasRodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. co es vivir permanentemente del usufructo de la violencia. L N E ARIANO Rajoy presentó ayer en Madrid la propuesta del Partido Popular en materia de reforma constitucional de cara a las próximas elecciones. Es un compromiso en firme del centro derecha para impulsar la revisión de la norma fundamental, aunque, como es evidente, las mayorías exigidas para ello sólo pueden alcanzarse mediante un acuerdo con el PSOE. Se trata por tanto de un capítulo esencial en la búsqueda del nuevo consenso que forma parte del programa popular. Hay muchas y buenas razones para promover esta reforma, que no puede ser objeto de la improvisación y el oportunismo, sino de un estudio serio y riguroso. De ahí que sea muy positivo el apoyo académico y doctrinal que ha recibido el PP por parte de expertos en Derecho Constitucional y Administrativo. Frente a la deformación del modelo de Estado, que consiste en degradar la Constitución y cambiar el sistema por la vía de las reformas estatutarias, Rajoy ofrece un mecanismo de reforma limitada y sensata, manteniendo la plena vigencia de los valores y principios que inspiraron el éxito de la Transición. Es irrenunciable la construcción de una nación de ciudadanos libres e iguales, ajena a los privilegios territoriales que rompen las reglas del juego en un Estado social y democrático de Derecho. La calidad democrática y el fortalecimiento institucional son también aspectos básicos de una propuesta cuya finalidad última es poner coto a la deriva confederal encubierta del modelo territorial que ha impulsado Rodríguez Zapatero. En la clausura de la conferencia política sobre el modelo de Estado, Rajoy habló con acierto de dar rango constitucional a la práctica del consenso en los asuntos de interés nacional. El Estado debe ser viable y capaz de desarrollar políticas comunes al servicio del interés general y en defensa de los derechos de todos los ciudadanos. Para ello, se pretende determinar el núcleo de competencias estatales que tienen un carácter irrenunciable e indelegable, en materias como unidad de mercado, lucha contra las catástrofes, urbanismo, vivienda, inmigración y, por supuesto, enseñanza de la lengua común de todos los españoles. Merece mención especial el capítulo dedicado a reforzar las instituciones. Así, la exigencia de mayoría cualificada de dos tercios en el Congreso para aprobar estatutos de autonomía y grandes leyes territoriales, o de tres quintos para modificar el régimen del Tribunal Constitucional o del Consejo General del Poder Judicial, son criterios muy razonables a la vista de la mala experiencia de los últimos tiempos. El PP no pretende elaborar una nueva Constitución, sino- -muy al contrario- -asegurar el mantenimiento de las grandes decisiones constituyentes de 1978, puestas en cuestión por una política irresponsable y partidista. Por eso las elecciones del 9- M se plantean como una encrucijada en la que los españoles decidimos entre una propuesta sensata para reforzar la Constitución vigente y una aventura soberanista que escapa al control de quienes la impulsan. M