Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 SALUD www. abc. es salud SÁBADO 1- -12- -2007 ABC Las infecciones ocultas en el mundo causan hasta el 50 de los nuevos casos por transmisión sexual Sanidad estudia extender el uso de pruebas rápidas con la colaboración de las farmacias Miles de lazos rojos se repartirán hoy para conmemorar el Día Mundial del Sida AP Test más rápidos para el sida Cada año 900 personas se infectan en España con el VIH por mantener relaciones sexuales sin protección con seropositivos que no lo saben. Sanidad prevé extender la prueba del sida con test más rápidos que detectan la infección en la saliva y en sólo 10 minutos N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Sin sangre, sin pinchazos y en apenas unos minutos. Para saber con certeza que el virus del sida circula por el organismo, basta con repetir una de esas escenas que tantas veces hemos visto en las películas policíacas. Al estilo CSI para captar el ADN de un sospechoso, sólo se necesita frotar un bastoncillo por la encía para detectar el virus del sida. El test de saliva, autorizado en Estados Unidos, acaba de llegar a España. Una buena noticia para celebrar hoy el Día Mundial del Sida, lejos de las abultadas cifras de afectados. La prueba aún no está en las farmacias, pero ha empezado a probarse en la Sanidad pública. El Hospital Carlos III de Madrid ha sido el primero en contar con él y en realizar un estudio pionero que ha respaldado su total fiabilidad, cercana al cien por cien para las diferentes variantes víricas. Este dato es importante en España por el aumento de población inmigrante infectada con subtipos del virus diferentes a los que circulan en los países occidentalizados. El estudio del hospital madrileño confirma que la prueba es fiable tanto para los subtipos B como los no- B. El test es eficaz y además es sencillo de realizar. Tras frotar el bastoncillo por la mucosa oral, se sumerge en una solución para obtener el resultado. En unos diez minutos la prueba muestra si el sujeto está infectado o libre del virus del sida. No necesita personal especializado para su interpretación y se puede conservar a temperatura ambiente sin que varíen sus cualidades. Valores que benefician el acceso a un mayor número de personas. El Carlos III ha sido pionero, aunque no será el único. Otros hospitales públicos dispondrán del test de saliva a principios de año. El Plan Nacional sobre Sida confía en este tipo de herramientas para extender la prueba a un mayor número de personas. Entre 35.000 y 40.000 personas están infectados y aún no lo saben. Y esa es una de las mayores preocupaciones del Ministerio de Sanidad. El desconocimiento pone en peligro a los seropositivos y a sus parejas sexuales. Las personas infectadas no se benefician del tratamiento para evitar la evolución de la infección, se reinfectan y, sobre todo, favorecen la transmisión. El retraso en el diagnóstico es clave en la epidemia. Es un problema grave en España, pero no exclusivo de nuestro país puntualiza Teresa Robledo, secretaria del Plan Nacional del Sida. Existe una pirámide oculta de casos en el mundo que favorecen la transmisión. Algunas estimaciones nos dicen que de estos casos desconocidos se derivan hasta el 50 de nuevas infecciones señala. Saber es prevenir. La prueba es gratuita y anónima en los hospitales. Aunque la más fiable puede tardar dos semanas en dar su veredicto. Otros análisis más sencillos, con los que trabajan algunas ONG, dan resultados en unos 20 minutos, pero necesitan confirmarse con un análisis hospitalario. Con pruebas más sencillas y rápidas de diagnóstico de VIH Sanidad pretende llegar a más población. El Plan sobre Sida quiere extenderlas y conseguir que las farmacias colaboren. De esa manera, se evitaría la barrera que supone acudir a un centro sanitario para hacerse la prueba. No se podrán comprar a título personal, pero podríamos poner en marcha colaboraciones con farmacéuticos, como ya se hizo con el programa de jeringuillas aventura Teresa Robledo. A Sanidad le preocupan las infecciones ocultas y también los casos de hombres que mantienen relaciones con hombres, sean o no homosexuales. Estas infecciones han sufrido un repunte, quizá porque los más jóvenes están cansados de usar preservativo y, sobre todo, le han perdido el miedo a la enfermedad. No es una situación aislada en España. En Estados Unidos la incidencia en este grupo de población es extremadamente alta, tanto como en algunas zonas de África. Involucrar a las farmacias Del cóctel de fármacos a una pastilla única por terapia MADRID. Han transcurrido veinte años desde que se comercializó el primer medicamento para combatir al VIH. Los preceptivos ensayos clínicos con el AZT, un inhibidor de la transcriptasa inversa, se interrumpieron a los pocos meses de iniciarse, en cuanto se tuvo constancia de que era más eficaz que un placebo. En el año 95 llegó la segunda gran revolución: se añade una nueva familia de fármacos al entonces escaso arsenal, los inhibidores de P. QUIJADA la proteasa. La gran sorpresa fue que al combinar ambos tipos de fármacos además de impedir que el virus se multiplicara, se logró que subieran las defensas de los pacientes. Éste fue el paso que cambió la historia de la enfermedad explica Santiago Moreno, jefe de Servicio de Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Después llegaron los inhibidores de la fusión y los antagonistas de correceptor. Se espera que el próximo año se comercialice en Europa una pastilla que contendrá tres de los que ahora constituyen la pauta más utilizada en los pacientes que inician un tratamiento. En Estados Unidos ya se prescribe desde hace un año y la tasa de éxito es del cien por cien. Preguntas y respuestas sobre sida: http: www. sinsida. com