Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 s 12 s 2007 Trama abortista en Cataluña ESPAÑA 21 La Fundación de Morín, una tapadera para captar clientas entre las inmigrantes Inscrita en 2003, desde 2005 incumple la Ley de Fundaciones al no haber presentado sus cuentas en el Protectorado DOMINGO PÉREZ MADRID. Entre las actividades de Carlos Morín destacan las de su Fundación que, sin ningún pudor, reconoce entre sus fines fundacionales: La gestión de programas operativos y concretos en el ámbito de la planificación de la natalidad, orientación sexual e interrupción voluntaria del embarazo Sobre esta última cuestión aclara en sus estatutos: Concertando tal actividad si se estima procedente, con centros públicos o privados... Todo apunta a que la realidad de la Fundación es que siempre se estimaba procedente la necesidad de abortar y, puesto que en el sector público apenas sí se producen intervenciones de este tipo (en Cataluña, en 2005, 558 de un total de 18.434) siempre se recurría a las propias clínicas privadas de Morín. Vamos, que la Fundación ejercería en la práctica como un centro de reclutamiento de clientas entre un colectivo muy concreto, el de las mujeres inmigrantes especialmente proclives, por su situación sociolaboral e indefensión, a recurrir a esta práctica. Al respecto, las cifras oficiales indican que el 39,11 de la extranjeras residentes en Cataluña han abortado en alguna ocasión. Evidentemente, esta entidad ofrecía en sus programas otras actividades, como cursos de catalán, por las que la propia Fundación reconoce haber recibido ayudas oficiales. Sin embargo, de forma recurrente y destacada, siempre aparecía en sus prospectos alguna mención a la que, sin duda, era su actividad prioritaria y más lucrativa: ofertas de interrupciones voluntarias del embarazo. Su introducción entre el colectivo inmigrante se realizó aprovechando la ascendencia de sus patronos. En concreto, Morín es peruano y una de sus más estrechas colaboradoras, la psicóloga Soraya Fares Agudelo, coordinadora general y secretaria de la Fundación, venezolana. La presencia de la Fundación en medios de comunicación para inmigrantes era intensa. La sede de la Fundación servía al tiempo de uno de los puntos de distribución del periódico Latino En este medio, de gran penetración entre la población iberoamericana, cuando se recogía información sobre alguno de los cursos impartidos por Morín, nunca se dejaba de recordar, aunque no viniera al caso, que se facilitaba la posibilidad de abortar. 9.015,18 euros y, en 2004, presentó una cuentas positivas: unos 160.000 euros de gastos y 182.000 euros de ingresos. Desde entonces, Morín no ha vuelto a presentar las cuentas- -incumpliendo la Ley de Fundaciones- que le han sido requeridas por el Patronato. Entre sus actuaciones más sonadas, la Fundación organizó el I Simposio Internacional Multicultural de Salud Reproductiva La Asociación de Médicos Cristianos de Cataluña interpuso una demanda en el juzgado de guardia porque se ofrecía la posibilidad de participar en un aborto. Según comprobaron, los abortos- espectáculo se practicaron el 17 de octubre de 2003 en 30 pacientes embarazadas de hasta tres meses (en las clínicas Ginetec y Emece) en 15 fetos de tres a seis meses (en Ginemedex) y en cinco de más de seis meses (en la propia Fundación) Edurne Uriarte LINCHAMIENTO DE UN JUEZ ueremos que los jueces antiterroristas sean héroes y líderes. Que se enfrenten a los terroristas sin que les tiemble el pulso, que los condenen mientras resisten su mirada sanguinaria y vengativa. Que lideren a las sociedades amedrentadas y vacilantes, que sean estandartes de la resistencia antiterrorista. Y cuando un juez es todo eso, y Gómez Bermúdez es uno de esos jueces, pretendemos, además, que se comporten como hombres vulgares y corrientes, reservados, pudorosos, modestos. Pero no es ésa la peor de las contradicciones en el proceso de linchamiento que algunos han emprendido contra Gómez Bermúdez, directamente o a través de Elisa Beni. Aún es más cuestionable esa pretensión de los periodistas de que otra periodista, Beni, no relate lo que todos ellos han contado a lo largo del juicio del 11- M y cualquier otro juicio socialmente relevante. Que censuren a la periodista por narrar en un libro lo que ellos han escrito en los cientos de artículos provocados por el 11- M. Que censuren al juez por los comentarios que ellos le han solicitado y hasta han logrado en muchos casos. Que persigan al juez por aparecer en un libro como el personaje que todos y cada uno de los medios de comunicación han construido y utilizado a lo largo de todo el 11- M. La contradicción es más lacerante cuando vamos a los hechos del libro. No parece haber en él ningún dato que suponga violación del deber de secreto respecto a las deliberaciones de la causa. Y que tire la primera piedra el medio de comunicación que no haya filtrado datos sujetos a secreto de sumario o datos obtenidos a través de medios, digamos que, poco escrupulosos. En España tendremos que decidir qué queremos y qué esperamos de los jueces. Su constante exposición pública, su colaboración con los medios, su acercamiento al ciudadano, como hemos pretendido en el juicio del 11- M y en todos los juicios antiterroristas, o su desaparición mediática. O una cosa u otra. A ver quién pone el supuesto punto intermedio. ¿Dónde empieza y dónde acaba? ¿En qué entrevistas? ¿En qué declaraciones? ¿En qué perfiles personales? Que tiren también los jueces la primera piedra. Q Abortos- espectáculo La Fundación de Morín se inscribió en el Protectorado del Ministerio de Educación y Ciencia el 21 de febrero de 2003, aunque anteriormente, desde 1998, figuró en la Comunidad Valenciana. Entre sus patronos se encuentran el propio Morín y su esposa, María Luisa Durán. Se dotó a la sociedad con un capital inicial de La gran farsa del premio Morín decidió en 2005 instaurar el Premio al Mejor Trabajo de Investigación Biopsicosocial relacionado con la inmigración dotado con 2.000 euros. Cantidad que, por cierto, jamás salió de las arcas de la Fundación puesto que, casualmente, el galardón recayó en Soraya Fares Agudelo por su trabajo Actitudes de los inmigrantes hacia la integración con la cultura catalana en Vilanova i la Geltrú El hecho de que Soraya sea uno de los patronos de la Fundación, además de su secretaria y coordinadora general, no desdibujó para nada el acto de la entrega de premios, realizado el 11 de junio de 2005. Asistentes a la manifestación celebrada ayer contra la actual legislación que regula el aborto DANIEL G. LÓPEZ Once asociaciones piden una reforma para la ley del aborto ABC MADRID. Once asociaciones se dieron cita ayer por la tarde ante el Ministerio de Sanidad y Consumo. Un numeroso grupo de personas desafiaron la fría noche madrileña para pedir a todos los grupos políticos representados en el Parlamento una reforma legal que establezca garantías en el cumplimiento de la Ley de despenalización del aborto que se observen de manera estricta los tres supuestos despenalizados y el impulso de medidas sociales de apoyo a las madres gestantes entre otras medidas. En un sentido similar, el Foro de la Familia reclamó ayer a los partidos políticos que actúen para poner fin al permanente fraude de la ley del aborto, así como una reforma de esta norma para establecer como mínimo un plazo de tiempo para la práctica del aborto terapéutico. El presidente de esta plataforma, Benigno Blanco indicó que la frontera entre el aborto y el infanticidio se está difuminando ya que la interrupción terapéutica teóricamente se permite en cualquier momento y hasta el final del embarazo. Permanente fraude