Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 s 12 s 2007 Los nacionalistas se radicalizan s Miguel Ángel ya descansa en paz ESPAÑA 15 Imagen de la sepultura de la familia Blanco en La Merca (Orense) donde ha sido trasladado el concejal EFE El último viaje de Miguel Ángel Los restos mortales de Miguel Ángel Blanco ya no están en Ermua. Desde hace una semana reposan en la sepultura familiar de La Merca, en la provincia de Orense, donde sus padres querían trasladarlos tras los actos del décimo aniversario del asesinato POR BLANCA TORQUEMADA MADRID. Fue un viaje silente, de más de seiscientos kilómetros, entre Ermua y La Merca, un pueblo orensano de la comarca de Celanova. Desde hace unos días, Miguel Ángel Blanco Garrido descansa ya en el panteón familiar de la aldea de Consuelo, su madre. Así lo han querido sus padres, diez años después de su vil asesinato, como bálsamo para vivir su dolor en paz y sin el asedio de mezquindades ni miradas ambiguas. Ya a finales de julio, con motivo de los homenajes al edil que se celebraron en la tierra de sus ancestros, los Blanco confirmaron su intención de trasladar los restos mortales del joven, algo que se barruntaba desde que hace tres años encargaron la construcción del panteón en Faramontaos, parroquia de La Merca. Es más, tras la declaración del último alto el fuego de la banda etarra en marzo de 2006, el tío de Miguel Ángel, Aurelio Garrido, comunicó que, antes o después, su sobrino sería llevado a descansar, definitivamente en paz, en Galicia. Pero se prefirió esperar un tiempo. No se quiso levantar revuelo con una cuestión que consideraron estrictamente íntima ni alterar el desarrollo de los actos de homenaje que se habían programado en Ermua con motivo del décimo aniversario del asesinato. De hecho, Consuelo no alberga reproches hacia nadie. Su hija Mari Mar no se cansa de repetir que adora Ermua. Allí le han sucedido las mejores cosas de su vida Únicamente desea sosiego, después de que la memoria de Miguel Ángel se pusiera en almoneda el pasado mes de de julio cuando, una década después del más cruel de los crímenes de ETA, el alcalde de Ermua, Carlos Totorica, renunció a acompañar a la familia en el acto en memoria del joven concejal celebrado en el cementerio de la localidad. Una ausencia demasiado clamorosa. Pero la decisión de los Blanco estaba ya tomada desde mucho antes, porque en la aldea orensana de su familia materna Miguel Ángel pasó algunos de los mejores veranos de su vida y allí el caudal de los recuerdos es gratificante. Sólo ahora, sin ruido y una semana después del traslado de los restos mortales, la fami- lia ha hecho pública la noticia. Aurelio Garrido, el tío de Miguel Ángel, ha explicado a la agencia Efe que la decisión no se aireó antes para que nadie en Ermua se sintiese ofendido, ya que el pueblo se portó fenomenal Además, comentó, Consuelo no quiso saber cómo ni cuándo se hacía, para no reactivar su dolor, así que sólo le dije que ya estaba hecho unas horas después El sepelio, oficiado por el párroco de Faramontaos, tuvo lugar en presencia de una decena de familiares y allegados. Fue sólo un primer paso de los actos de reconocimiento a Miguel Ángel en la comarca, pues se ha previsto también crear en La Merca un Parque de la Libertad como tributo al edil. Mientras, la primera visita de los padres de Miguel Ángel a la sepultura tendrá aún que esperar, porque a Consuelo la acaban de operar de cataratas. Pero muy pronto será habitual verlos por la aldea, donde quieren acondicionar la casa familiar para pasar largas temporadas en ella. Así, podrán, tal y como siempre han deseado, permanecer cerca de su hijo. Por ese mismo motivo han vivido estos últimos años en Vitoria, desde donde llevaban cada semana flores a la tumba de Miguel Ángel en Ermua. Un testimonio de amor que ahora tendrá lugar lejos de la localidad vizcaína en la que el odio fue cercado pero no llegó a extinguirse. Aún acosa a los vivos y expatria a los muertos. El Parque de la Libertad Un deseo de hace tiempo La familia ya confirmó, tras los homenajes celebrados en Galicia este verano, que el traslado era inminente No se ha hecho antes para que nadie en Ermua se sintiese ofendido según el tío del concejal