Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 s 11 s 2007 VIERNES deESTRENO 91 Lady Chaterley Francia 2006 161 minutos Género- -Drama Director- -Pascale Ferran Actores- -Marina Hands, Jean- Louis Coulloc h, Hippolyte Girardot, Hélène Alexandridis El tiempo de la pasión ANTONIO WEINRICHTER La realizadora francesa Pascale Ferran deslumbró a todos los que pudimos ver su ópera prima de 1995, Pequeños arreglos con los muertos una película sobre la mortalidad y el orfanazgo tan buena como su título. Una larga década después (entremedias parece que sólo hizo una TV- movie) ha vuelto a deslumbrar con esta primorosa y minuciosa adaptación de la muy británica y escandalosa novela de D. H. Lawrence sobre los amores de Connie Chatterley. La película dura sus buenas dos horas y media pero no se hacen largas salvo que uno piense que en el cine el tiempo de la pasión sexual debe resolverse a ritmo de vídeo- clip, tipo Nueve semanas y media Lawrence tenía algo de esteta: sus novelas se demoran en colores, flores, la amenaza y el encanto del sexo como escribió E. M. Forster. Ferran entiende perfectamente que debe demorarse en esos mismos elementos si quiere crear un poema en un campo de flores que están siendo segadas en un bosque de noche (Forster, de nuevo) así, abandona los recursos de la comedia de modos y modales de las clases altas británicas en el ejercicio de sus privilegios para encerrarse a campo abierto con su elegante lady y el viril amante que la hace madurar como una fruta (de la pasión) ante nuestros asombrados ojos. Las películas que sólo cuentan una pasión tienden a hartarnos, porque llega un punto en el que nos quedamos fuera, pero Ferran sabe sacar el máximo provecho del minimalismo y la repetición, de los incesantes paseos de Lady Chatterley por los prados camino de sus citas amorosas, de la naturaleza que la rodea y la incita, y de los rostros y cuerpos de sus magníficos protagonistas, Marina Hands y Jean- Louis Coulloc h. Todo lo demás es accesorio en esta hermosa pieza de cámara en exteriores. Bardem, junto a la periodista estadounidense Lynn Hirschberg, en el Times Center de Nueva York EFE Bardem iza a Banderas por abrirle camino en EE. UU. El protagonista de Mar adentro confirmó su buen momento en Nueva York, donde acaba de recibir el premio Gotham EFE NUEVA YORK. El actor español Javier Bardem, de 38 años, que el martes recibió en Nueva York el premio honorífico Gotham, entregado por el Independent Feature Project, la organización de cineastas independientes más importante de EE. UU. reconoció ayer en Nueva York la importancia de Antonio Banderas desde la década de 1990 para abrir las puertas de Hollywood y el cine estadounidense a los actores españoles. No es nada fácil hacer las maletas y venir a un país extranjero a labrarse una carrera cuando ni siquiera hablas su idioma aseguró durante una charla organizada por The New York Times Bardem, presente en las carteleras estadounidenses con No country for old men y El amor en los tiempos del cólera añadió que poca gente quiere ver el trabajo que ha tenido que hacer Antonio En España somos muy celosos de lo nuestro, pero hay gente que puede ser muy mala a la vez explicó el actor, quien recordó que ciertos actores españoles sudaron gotas de sangre al tener que interpretar papeles en inglés a las órdenes de Woody Allen y Milos Forman. Durante la charla, Bardem respondió con humor a las preguntas de su interlocutora y del público presente, que dejó pequeño el auditorio que alberga el nuevo rascacielos donde se ha instalado la publicación. El actor canario también habló de sus proyectos y no escondió su debilidad por el actor Al Pacino y el director Martin Scorsese, con quien asegura que le encantaría trabajar. Asimismo, el actor afirmó que no se doblará a sí mismo en No country for old men de los hermanos Coen, y confesó sentirse triste por las malas críticas recibidas por su actuación en El amor en los tiempos del cólera Hitman EE. UU. 2007 100 minutos Género- -Acción Director- -Xavier Gens Actores- -Timothy Olyphant, Dougray Scott, Olga Kurylenko, Robert Knepper, Ulrich Thomsen Un hermano muy menor de Bourne JOSÉ MANUEL CUÉLLAR A veces las cosas son lo que parecen, y si te dan señales sobre un camino seguro, es que el dicho sendero lo es. No suele suceder, pero en esta ocasión sí. Aparece Hitman en el panorama cinematográfico y lo hace con eslóganes de asesinos, violencia y mamporros por doquier. Luego, lo aderezan todo con un tráiler lleno de explosiones, francotiradores de cabezas rapadas y mucha acción en cada escena. Pues eso es lo que hay, ni más ni menos. Lo prometido es deuda. La película está basada en un vídeo juego de éxito llevado a la pantalla. Los expertos en maquinillas dicen que, de todo lo hecho, este trabajo es el que mejor refleja lo que es el juego, pero en cuanto a película en sí deja que desear. El asunto está basado en una especie de secta en la que van criando asesinos profesionales, de gran efectividad y, hala, a tirar para adelante sin mirar atrás o a los lados. Hay en toda la proyección un tufo a intento de imitar a Bourne que no pueden maquillar (la imitación, que no el logro) Y por ahí se les ven las desnudeces y se les queda el trasero al aire. No hay en el guión ni la rapidez ni la coherencia ni la hilazón que tiene la saga de Damon. Incluso se percibe un forzado doblez en el argumento para llegar a escenas de acción que se salen del carril normal del guión. La verdad es que la sensación que desprende este trabajo de Xavier Gens, un director francés que apenas ha salido del cascarón, es que el fondo y la profundidad le importan bien poco. Un tímido intento de dar algo de dignidad al asunto y luego sale disparado como un cohete por el carril de las películas de tiros y vacas que ha acabado despeñando a tantos y tantos proyectos. Éste es, simplemente, uno más.