Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES deESTRENO VIERNES 30 s 11 s 2007 ABC Seinfeld: Las abejas no son comunistas, son generosas El cómico mejor pagado de la televisión presenta Bee movie La brújula dorada EE. UU. G. B. 2007 110 minutos Género- -Fantástica Director- -Chris Weitz Actores- -Dakota Blue Richards, Nicole Kidman, Daniel Craig, Sam Elliott, Eva Green Narnia desorientada JAVIER CORTIJO El efecto Krakatoa que sobre el cine juvenil, familiar y aledaños ha obrado el binomio El Señor de los Anillos Harry Potter tiene como principal consecuencia la búsqueda por tierra, mar, aire, cielo e infierno de similar material literario sensible de repetir el pelotazo franquiciado. Algunas veces la jugada sale redonda Las crónicas de Narnia y otras, paralelepípeda Los seis signos de la luz El último morlaco en saltar al ruedo es esta adaptación de la primera novela de la trilogía La materia oscura de Philip Pullman, una enrevesada saga con guiños a la física cuántica y a Milton o Blake cuyos renglones incendiarios han puesto de los nervios a algunos grupúsculos ultracatólicos, que, vía internet, se han lanzado a criticar la adaptación cinematográfica haciendo gala de un nivel de información tan elevado que hasta se han sacado de la manga la intervención de Kevin Bacon en la película (igual estaba disfrazado de la guadianesca liebre mascota de Sam Elliott) Por supuesto, ni una gota de tal sangre satánica llega al río de la gran pantalla, porque La brújula dorada no es más que un entretenimiento inofensivo y algo bobo repleto de bichos parlanchines (los daimonions de marras) y niños con acentazo británico y cara de comadreja. También se intuye algo más profundo y casi metafísico, que justifica los fichajes de Derek Jacobi, Christopher Lee o Daniel Graig, pero mucho nos tememos que se reservará para la segunda o tercera parte, donde la trifulca de mundos paralelos y el golpe de estado al Magisterio quedan más patentes. Así, tras una primera parte donde se echa en falta, precisamente, una brújula narrativa, asistimos a un a veces vistoso cruce entre Los Goonies y La ciudad de los niños perdidos con highlights como la pelea entre los osos o la no menos sobrenatural cara que se ha fabricado Nicole Kidman, el mejor efecto especial de la insulsa velada. FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Su currículum cabe en un folio, pero este cómico nacido en Brooklyn hace 53 años- -aparenta diez menos- -se permitió el lujo de despedir Seinfeld ante 75 millones de espectadores. Ni siquiera el cebo lanzado por la NBC de cinco millones por capítulo lo disuadió para seguir. Después de varios años de actuaciones en directo, Jerry cuenta que no había pensado en el cine ni en nada concreto. Surgió de repente En efecto, durante una cena con Spielberg, comentó que se le había ocurrido hacer la película Bee movie Bee no sólo significa abeja, sino que el título se pronuncia en inglés igual que B movie o película de serie B Fue un chiste más en una carrera que incluye cientos miles, pero Spielberg se lo tomó en serio y puso en marcha la maquinaria de Dreamworks, con idea de repetir los éxitos de Shrek Me pareció divertido aprender un nuevo medio cuenta Seinfeld. Quería algo distinto a las series y al mismo tiempo buscaba algo grande Lo primero fue cambiar el tipo de humor: Había que ajustarlo a los personajes. Era necesario un humor más joven y no tan ácido La película tiene muchas lecturas y habla veladamente del cambio climático, aunque su autor niega ser un humorista político. No fue mi intención dar una lección dice, Fue algo que aprendí cuando leía cosas sobre las abejas y descubrí el papel fundamental que tienen para que el mundo siga siendo verde. Me pareció una idea genial que se dieran cuenta de lo importante que es su labor. Otra idea que quería expresar es que si tienes un trabajo, por pequeño que sea, es importante hacerlo bien, porque afecta al resto del mundo No es que las abejas sean altruistas matiza, sino que saben que todo funciona mejor si trabajan bien. No son comunistas, sino generosas Robar y actuar, negocio seguro Seinfeld transcurría casi por completo bajo el mandato de Clinton, pero el humor judío y cosmopolita de Jerry se adapta a todo: Cuando los tiempos son buenos es fácil ser divertido, pero cuando son malos es aún más fácil. En Los Soprano decían que sólo hay dos negocios que siempre van bien, el del espectáculo y robar El humorista tampoco echa de menos la presión de mantener una serie en antena. Es para hombres más jóvenes. Cuando tenía entre 35 y 44 años estaba la mitad del día en el escena- Cuando los tiempos son buenos es fácil ser divertido, pero cuando son malos es aún más fácil rio y la otra mitad escribiendo. Era excitante, pero ya no me apetece De todos modos, asegura, cada faceta del negocio es más difícil que el anterior Cuando hacía televisión tenía que actuar, escribir, producir, Era casi imposible, pero ahora también me he involucrado en tantos aspectos de la producción que doy gracias por haber sobrevivido ¿Piensa repetir? Soy demasiado viejo. Estos proyectos llevan unos cuatro años y nadie querrá darle una película de animación a una persona de sesenta Pese a todo, Jerry Seinfeld afirma que ha disfrutado mucho y habla con entusiasmo de su compañera de doblaje, Renée Zellweger: Es una actriz única, no había nada que no pudiera hacer. Le podía sugerir el menor ajuste y ella era lo hacía. Además, disfrutaba trabajando conmigo, porque le pedía cosas muy específicas. Era un instrumento musical perfecto, capaz de dar la nota precisa. Me pidió que la dirigiera en una película, pero no acepté Como guionista y productor, es optimista sobre la huelga de escritores declarada en EE. UU. Se han reanudado las negociaciones y se va a resolver pronto. Es como cuando compras un coche, si fijas una cifra que disguste a todos un poco, es un buen acuerdo Bee Movie EE. UU. 2007 90 minutos Género- -Animación Director- -Steve Hickner, Simon J. Smith Golosa colmena J. C. Un curioso cruce de sensaciones a priori le parte la jeta a esta película: por un lado, estábamos ansiosos de ver currar a Jerry Seinfeld. Por otro, estábamos ansiosos de ver jubilarse a las películas sobre insectos. Claro que cada punta de flecha tiene su reverso: a falta de Seinfeld buena es su versión calva Larry David y, qué demonios, los dibus invertebrados no estaban nada mal, incluso Ant Bully Encima, desde La abeja Maya no habíamos metido la nariz en una colmena tan dicharachera, por lo que la balanza de Bee movie se inclina hacia la sana expectación de disfrutar de, posiblemente, la última perla animada de un año histórico para el género (esto ya lo habíamos dicho alguna vez, ¿no? Pues aún queda una ocasión más antes de las uvas) Como suele suceder en las últimas producciones 3 D, el arranque es brillante, espectacular y tiovivesco agarrándonos por las orejas y metiéndonos hasta las cejas en el panal de rica miel cartoon representada por una fábrica que haría las delicias de Tim Burton. A continuación, y ya con el jersey amarillo y negro bien pegado al cuerpo del espectador, se opta por un raíl también previsto: la desubicación espacial y accidental del protagonista en plan la ciudad no es para mí Pero cuando ya nos temíamos que el tren iba derechito al igualmente telegrafiado romance imposible entre minibestia y bella (encima, florista) el aguijón de Seinfeld y sus guionistas da un giro inspirado y algo desconcertante, con la demanda de la comunidad abejil contra los negreros granjeros apícolas, que proporciona momentos descacharrantes y anacrónicos (sin abusar de la shrekitis aguda como las intervenciones de Sting, Ray Liotta o el clon himenóptero de Larry King. Un desenlace algo precipitado no enturbia esta hora y media de diversión golosa y chisposa, con esmerada animación facial y un buen trabajo doblador de Arturo Valls y María Adanez. Be bee, my friend Más información sobre la película: www. beemovie. com intl es Arturo Valls y Jerry Seinfeld, dobladores de la abeja protagonista de Bee movie en Madrid EFE