Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID www. abc. es madrid VIERNES 30- -11- -2007 ABC Rufino Bruno posa con la pelota de goma que rompió la luna de su camión y le impactó en un ojo La Policía negocia con los patriarcas gitanos el fin de la violencia en Las Mimbreras Los ancianos del poblado acordaron con el comisario de Latina no atacar a los agentes s A cambio, no irán antidisturbios LETICIA TOSCANO MADRID. Después de los violentos incidentes que tuvieron lugar el pasado miércoles en el poblado chabolista de Las Mimbreras entre los vecinos del núcleo de infraviviendas y la Policía, ambas partes decidieron ayer dialogar para poner fin a los enfrentamientos. Sobre las 12.00 horas, un policía de la Comisaría de Latina se acercó hasta el poblado para ofrecer a los patriarcas- -la mayoría de los residentes son de etnia gitana- -una reunión con el comisario del distrito en la que llegaran a una determinación que acatara todo el poblado. Lo único que queremos es que no tengan que venir los antidisturbios, porque puede ocurrir una desgracia explicaba el agente a los ancianos que se acercaron a escucharle. Minutos más tarde, unos cinco representantes de las distintas zonas de Las Mimbreras se dirigieron hasta la Comisaría de Latina donde mantuvieron un encuentro con el jefe del distrito de esta institución y con el responsable de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana. En la reunión, los patriarcas se comprometieron a que no se repetirán las escenas del miércoles y se ofrecieron a evitar que se sigan tirando piedras contra la Policía y contra los vehículos, actos que desencadenaron la lamentable batalla campal de anteayer. Según explicó a este periódico Luis, uno de los patriarcas, de momento no habrá más disturbios, pero seguirán defendiendo sus viviendas. De hecho, Luis afirmó que los patriarcas desconocían la costumbre de los jóvenes del poblado de tirar piedras sobre los coches de la M- 40 y aseguró que ésta práctica finalizará de inmediato: Nosotros sabemos lo que está bien y lo que está mal, y los conductores no tienen la culpa de nada Más de 1.000 chabolas en Madrid Los distintos núcleos de infraviviendas que se ubican en la ciudad de Madrid han provocado que la capital sea conocida en determinados ámbitos como la ciudad de las mil chabolas Dispersas a lo largo y ancho de la ciudad en una decena de poblados tan conocidos como Las Mimbreras, la Cañada Real o Las Barranquillas, se calcula que hay aproximadamente 5.000 familias que viven en condiciones infrahumanas, rodeados de un mundo de pobreza, miseria, exclusión social y marginalidad en Madrid. Estos datos son los que han recogido las distintas administraciones pero se cree que las cifras oficiales son sólo un tercio de las reales, por lo que podrían ser unas 15.000 las personas que viven en las chabolas de la capital. Un policía abandona el poblado tras hablar con los patriarcas sentenció el anciano tras el encuentro con la Policía. Los mayores del poblado consideran que no es equiparable la situación de la gente que está okupando casa vacías con la del resto. Y es que en Las Mimbreras la circunstancia de cada familia es muy diferente. Por un lado, hay un amplio núcleo chabolista, formado por unos 90 vecinos, con sus respectivos hijos, que se reparten a lo largo del poblado. Por otra parte, hay una serie de familias que habitan en unas viviendas sociales que construyó el Ayuntamiento hace más de una década cuando desmanteló otros poblados de la capital. Estos vecinos, unos 20, se encuentran en régimen de alquiler y pagan unos 80 euros al mes de media en concepto de arrendamiento, aunque la mayoría reconoce que no han abonado nunca ésta cuota o que tienen cuantiosos retrasos en sus recibos mensuales. Por último, unas siete familias, las que están en una situación más crítica, okupan las viviendas sociales que antiguos vecinos dejaron vacías cuando fueron realojados en otras zonas de la capital. De esta forma, los patriarcas anunciaron que respetarán a las excavadoras que vengan a derrumbar estas casas okupadas ya que, según ellos, los actuales residentes, no tienen derecho a estar allí. Sin embargo, si las piquetas vienen a por las chabolas, se encontrarán de nuevo con la oposición total de los cientos de gitanos de Las Mimbreras que no están dispuestos a quedarse en la calle Primero intentaremos hablar con los de las excavadoras, no somos violentos, pero tampoco nos dejaremos avasallar contaba José después de la reunión. No más piedras Los vecinos afirman que los antidisturbios estuvieron en el poblado hasta la madrugada Respeto a los vecinos A cambio del cese de la violencia, los responsables de Las Mimbreras pidieron a la Policía respeto para los habitantes del poblado, donde hay cientos de mujeres, algunas de ellas embarazadas, y niños que no