Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 33 Musharraf promete levantar el estado de excepción el 16 de diciembre Bhutto participará en las elecciones del 8 de enero, pero podría sumarse al boicot ABC ISLAMABAD. El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, se comprometió ayer a poner fin el próximo 16 de diciembre al estado de excepción que rige en el país, es decir, antes de las elecciones legislativas del próximo 8 de enero, como le exigía la oposición. En un mensaje a la nación retransmitido por los medios locales, Musharraf anunció el restablecimiento de las garantías constitucionales, suspendidas el pasado 3 de noviembre. Las actividades antiterroristas han sido exitosas gracias al estado de excepción proclamó el presidente, quien instó a todos los partidos a participar en los comicios legislativos del próximo 8 de enero. Musharraf dijo que había visto una conspiración para hacer descarrilar el proceso democrático y añadió que él es el responsable de haber puesto al país en el camino; he cumplido la promesa de traer la democracia a Pakistán El ex jefe de las Fuerzas Armadas destacó los logros económicos desde su ascenso al poder en 1999 y dijo haber luchado por los derechos de la mujer y haber conseguido que las minorías tengan representación parlamentaria asegurada. Musharraf juró ayer mismo un nuevo mandato presidencial de cinco años, esta vez como civil, después de que el día anterior abandonara la jefatura del Ejército. El pasado 3 de noviembre, el jefe de Estado declaró el estado de excepción en el país escudándose, entre otros motivos, en el auge de la violencia islamista en la frontera afganopaquistaní. Junto con su dimisión, el miércoles, del cargo de jefe supremo del Ejército, el anuncio del levantamiento de la ley de emergencia instaurada el 3 de noviembre se interpreta como una concesión frente a las presiones de la comunidad internacional y de la oposición. Estados Unidos, del que Musharraf es un aliado clave en su guerra contra el terrorismo había exigido en repetidas ocasiones el fin del estado de excepción antes de las elecciones legislativas y provinciales del 8 de enero. La ex primera ministra Benazir Bhutto confirmó que su partido, el principal opositor en Pakistán, participará en las elecciones legislativas del 8 de enero, aunque no descarta sumarse al boicot de otros grupos más adelante. El Partido del Pueblo Paquistaní (PPP) participará, aunque manteniendo su protesta, y se reserva el derecho de retirarse más adelante declaró en una entrevista telefónica con la agencia Afp poco después de que el otro líder opositor, su rival de los años 90 y también ex primer ministro Nawaz Sharif, anunciase un boicot de las elecciones. Para impulsar el proceso (democrático) tenemos que participar añadió Benazir Bhutto. Rafael L. Bardají Y SOMBRAS ANÁPOLIS: LUCES Jura como presidente El Papa invita a los musulmanes a abrir un diálogo con la Santa Sede JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El llamamiento sin precedentes de 138 líderes religiosos musulmanes a emprender un diálogo con el cristianismo ha tenido una respuesta también sin precedentes. Benedicto XVI no sólo manifiesta gratitud y profundo aprecio por la iniciativa, sino que invita a uno de los firmantes, el príncipe jordano Ghazi bin Muhammad bin Talal, a visitarle junto con algunos otros, para iniciar un diálogo en toda regla con las instituciones de la Santa Sede. En trece siglos de historia del islam jamás hubo un gesto amistoso como el documento Una palabra común entre nosotros y vosotros del pasado 13 de octubre, que propone a los cristianos un diálogo aceptado ya por muchas comunidades protestantes y evangélicas. Pero el mundo esperaba la respuesta del Papa, líder de más de la mitad de los dos mil millones de cristianos, y también avanzadilla de los ortodoxos en el trato con las demás religiones, la doctrina social o el respeto al medio ambiente. La respuesta de Benedicto XVI, enviada por el cardenal secretario de Estado Tarcisio Bertone al palacio real de Amán, es mucho más entusiasta de lo que se esperaba, incluso después de haber visto el gran esfuerzo conciliador del Pontífice tras las polémicas por el discurso de Regensburg. El cardenal Bertone escribe al príncipe Ghazi: El Papa me ha encargado trasmitir su gratitud a Su Alteza Real y a todos los firmantes de la carta. Quiere manifestar su profundo aprecio por este gesto, por el espíritu positivo que inspira el texto y por el llamamiento a trabajar juntos por la paz en el mundo El Santo Padre se declara particularmente impresionado por la atención que la carta presta al doble mandamiento del amor a Dios y al prójimo pero la mayor sorpresa es que invita al príncipe Ghazi junto con un reducido grupo de firmantes de la carta que usted escoja a visitarle en el Vaticano. El Papa les propone reunirse también con el Pontifico Consejo para el Diálogo Interreligioso, el Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos (PISAI) y la Pontificia Universidad Gregoriana. oda cumbre se vende como un éxito. Y hay que reconocer que la reciente de Anápolis podría calificarse de tal por el mero hecho de haberse celebrado. Además, es verdad que se han producido algunas novedades. Para empezar, Israel ha flexibilizado sus posiciones. Ya no demanda primero seguridad para abordar otros asuntos, sino que se muestra abierto a conversar sobre cualquier cosa a pesar de ser bombardeada a diario desde Gaza y tener que defenderse de los terroristas y radicales en Cisjordania continuamente; en segundo lugar, la presencia del mundo árabe, que pone de relieve hasta qué punto Irán es un problema en la zona y cómo sus vecinos le temen más que a Israel en estos momentos. Pero la cumbre también conlleva sus sombras. Como siempre, las discusiones han girado sobre el proceso de negociaciones, no sobre lo sustantivo del problema. En ese sentido, lo máximo conseguido es un nuevo compromiso a sentarse a negociar (eso sí, esta vez con un apretado calendario) como siempre, las posturas de cada uno siguen siendo muy distantes, más en los asuntos centrales. Las concesiones máximas que cada parte puede hacer no llegan al mínimo aceptable por la otra. Es más, teniendo en cuenta la debilidad política de ambos líderes, Olmert y Abbás, lo que se puede ofrecer es más bien poco salvo que arriesguen su propia supervivencia política. Y hay más. Todo Anápolis ha ido adelante sobre la ficción de que la Autoridad Nacional Palestina representa a todos los palestinos. Gaza y el partido radical palestino de Hamás no han existido en Anápolis y eso es un tremendo error, porque existen y pueden poner en peligro todo el entramado negociador con su violencia. Por último, la cita en la ciudad de Anápolis ha puesto de relieve lo poco que cuenta Europa. Sólo los Estados Unidos serán los responsables de juzgar los avances en la negociación. Adiós al Cuarteto. Ése es el legado de alguien tan desprestigiado en la zona como es el antiguo enviado especial de la UE, hoy nuestro ministro de asuntos exteriores, Miguel Ángel Moratinos. T