Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30- -11- -2007 Rabat apoya el derecho del senador marroquí a decir que ocupará Perejil 11 Revisan 2.000 historiales Los detenidos por la investigación sobre las cuatro clínicas privadas abortistas de Barcelona pasaron ayer a disposición judicial s La Guardia Civil revisa centenares de informes médicos de mujeres que abortaron en las clínicas por si hubo irregularidades JANOT GUIL BARCELONA. La sede de los juzgados de guardia de Barcelona fue durante todo el día de ayer escenario de una intensa jornada de declaraciones por parte de los seis detenidos por la investigación de las cuatro clínicas privadas de Barcelona sospechosas de practicar de forma reiterada abortos ilegales. Los detenidos, entre los que se cuentan el cirujano peruano Carlos Morín, máximo responsable del grupo de clínicas investigadas, Ginemedex- TCB, y su esposa, fueron trasladados a los juzgados a las nueve de la mañana, a donde acudió la juez que instruye el caso, la titular del juzgado de Instrucción número 33 de la capital catalana, Elisabeth Castelló. Con todo, la primera declaración, que fue la de la mujer de Morín, no comenzó hasta la una del mediodía, un aviso para periodistas de que el trámite iba para muy largo; augurio confirmado al poco después de que sólo la declaración de Morín se prolongara durante tres horas. Ya de madrugada, una vez concluidos los interrogatorios, la juez decidió prorrogar la detención de los seis detenidos. La Fiscalía pidió prisión incondicional para todos, pero la magistrada decidió aplazar su decisión hasta hoy. Así que el futuro procesal de los arrestados sigue en el aire. Más aún porque el secreto de sumario que pende sobre el caso, recordado ayer por la juez vía comunicado, aviva el misterio en todo lo que rodea este suceso. Según señaló en su auto de registro y detención del pasado lunes, la juez apreciaba indicios de que los detenidos hubieran cometido, además de un presunto delito de aborto ilegal, un delito de asociación ilícita, de falsificación documental y de intrusismo profesional. Más allá de las declaraciones de los detenidos, la investigación del caso, que lleva la Guardia Civil bajo el mando de la juez instructora prosigue; y cada vez se antoja como una tarea más ardua. Además de analizar la ingente documentación que se incautó de las clínicas registradas y dilucidar la implicación de los detenidos en supuestos abortos ilegales, los investigadores también han puesto su punto de mira en el otro lado del delito: las clientas de las clínicas investigadas. Al menos tres mujeres que contrataron los servicios de las clínicas ya han acudido a declarar ante la Guardia Civil después de ser citadas como imputadas tras aparecer sus nombres en informes médicos de abortos en tela de juicio. De hecho, estas tres mujeres reconocieron que sus expedientes médicos incluían informes psiquiátricos, pese a que ellas no habían sido visitadas por ningún especialista en esta materia. Esta práctica fraudulentea abonaría la sospecha de que Morín tenía psiquiatras a sueldo que firmaban los preceptivos informes psicológicos sin ni ver a las pacientes. El cotejo de aquellos informes sospechosos que se hallaron en el registro de las clínicas, mediante la declaración de las afectadas, podría llevar a los investigadores a invertir meses de trabajo, puesto que algunas fuentes estiman que se están revisando unos 2.000 informes médicos de mujeres que acudieron a las clínicas de Morín a abortar, muchas de ellas extranjeras, si bien no todos los abortos están en tela de juicio. Eso trata de corroborar la Guardia Civil. El PP arroja dudas sobre Saura y sus Mossos El presidente del PP en Cataluña, Daniel Sirera, reclamó ayer que el consejero de Interior, Joan Saura, comparezca en el Parlamento catalán para que explique los motivos por los que los Mossos no han participado en la investigación del caso de las clínicas abortivas. Asimismo, instó al presidente de la Generalitat, José Montilla, a explicar si es verdad o no que la policía autonómica no ha llevado a cabo la investigación porque a Saura no le interesaba políticamente El propio Saura replicó ayer y recordó que era competencia de la juez decidir qué cuerpo policial hacía la investigación, y sugirió que quizás optó por la Guardia Civil porque podría tener implicaciones fuera de Cataluña, con lo que las competencias recaerían en un cuerpo de Estado El traslado de los detenidos al Juzgado clínicas, situadas en un radio de menos de un kilómetro, en la parte alta de Barcelona, algunos de los curiosos vecinos que se pararon a ver el trajín policial y periodístico comentaron que muy a menudo veían llegar coches con matrícula francesa a las sedes de los centros médicos. Al parecer, el máximo responsable de las clínicas investigadas, el cirujano peruano Carlos Morín, podría haber ideado una red de colaboradores, EFE Con hotel pagado en este caso, médicos extranjeros que derivaban a sus clientas a los centros de Barcelona a cambio de una presunta comisión. Además, el peruano Carlos Morín tenía convenios con tres importantes hoteles de Barcelona en los que alojaba las pacientes antes y después de las intervenciones. La industria del aborto. Detenciones prorrogadas ABC. es ¿Qué opina de las revelaciones sobre las prácticas de las clínicas abortivas? Participe en abc. es