Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN VIERNES 30 s 11 s 2007 ABC Mañana sábado en ABC Mujer Hoy Corazón Amor en Nueva York Javier Bardem y Penélope Cruz se divierten en Nueva York. Se conocieron en el rodaje de Jamón Jamón y Woody Allen les ha vuelvo a unir en Barcelona. S 6 En busca del mito La silla perfecta no existe. Por eso, de la tumbona romana a las sillas de Andre World, el diseño, en un infatigable ejercicio de búsqueda, no ceja de perseguir el mito que encierra el axioma de que silla es mucho más que asiento ABCD Linneo y Buffon, el orden natural La divulgación científica ofrece hoy caracteres cercanos y globales. Todo empezó en el siglo XVIII, con obras como las de Linneo y Buffon, que conforman nuestra visión de lo que existe ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero El Pacto del Tinell Posiblemente el mayor reproche que se le puede hacer a Zapatero en esta legislatura es su nula voluntad de llegar a acuerdos con la oposición. Durante los últimos cuatro años ha existido un intento perfectamente dirigido desde la Moncloa de marginar al PP de las grandes decisiones políticas nacionales y que comenzó con aquel famoso Pacto del Tinell, en el que los socialistas y sus socios se comprometieron a no establecer ningún pacto con el Partido Popular, tanto en Cataluña como en el resto de España. Me parece un ejercicio de hipocresía que Zapatero presuma en sus últimos mítines de tener un espíritu abierto para el acuerdo. ¿Dónde estaba ese espíritu abierto cuando los socialistas firmaron la exclusión de cualquier pacto con el partido que representa a diez millones de ciudadanos? Juan Lozano. Madrid INVISIBLE ZAPATERO Aceptación del aborto El filósofo Julián Marías, preguntado sobre qué era, en su opinión, el hecho más grave sucedido a la humanidad en el pasado siglo XX, dio una respuesta, en apariencia, sorprendente. No habló de las guerras mundiales, ni del genocidio nazi, ni de los totalitarismos marxistas, ni siquiera del hambre en el tercer mundo. Para él, el hecho más grave sucedido a la humanidad durante el siglo XX ha sido la que denominó como aceptación social del aborto. Ni siquiera el hecho del aborto en sí mismo considerado, con las aterradoras cifras de abortos practicados. La aceptación social del aborto es para el filósofo discípulo de Ortega el máximo desprecio de la vida humana en toda la historia conocida, y a la vez la negación de la condición personal Esees el gran fracaso de nuestra humanidad, no que abortemos, movidos por razones egoístas, cobardes, mercantilistas u otras miserias humanas, sino que, más allá de eso, hayamos aceptado socialmente el aborto como algo que no choca con nuestra conciencia y percepción de la dignidad humana. Aceptado este hecho social, las consecuencias son imparables. Da igual que el feto sea de una, dos, seis, veinte semanas, viable o no. La única medida que conoce la persona de hoy es su propia conveniencia; no hay más moral que la suya propia, de cada uno, relativa y acomodaticia. El rechazo al aborto no surge de una visión de fe ni de ciencia, sino exclusivamente antropológica, del modo en que el hombre se comprende a sí mismo. Las consecuencias de este terrible hecho, la aceptación social de aborto como algo normal acorde con la conciencia del hombre de hoy, no tienen límite. El siglo XX dio cobijo a múltiples formas de destrucción del hombre por el hombre, y el mal se encarnó en diversas ideologías que le sedujeron. o que dice Rodríguez Zapatero sobre Europa no interesa literalmente a nadie. Por el contrario, inquieta su llamativo silencio sobre los problemas de España en las Américas. La Deutsche Welle ha emitido un debate sobre el alcance del populismo revolucionario de Chávez, con esta melancólica conclusión: Es una ilusión española aquello de ser la puerta de entrada de los países latinoamericanos en la Unión Europea En el debate de la Deutsche Welle, el ocaso de las aspiraciones españolas se percibe minado por el expansionismo de Chávez y sus socios. En Florida, el Nuevo Herald publica un análisis de Joaquín Roy, director del Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Miami, que analiza de este modo el alcance trasatlántico de las amenazas contra la presencia española en América: A su manera, Chávez establece un paralelismo de la Corona española, su democracia consolidada y Europa con el imperialismo norteamericano Roy se inquieta del alcance histórico de tales agresiones: Está por ver si la marca histórica, cultural y sentimental de España será capaz de resistir a los embates del neoantiimperialismo. De momento, afortunadamente, los emigrantes latinoamericanos se sienten más atraídos por España que por el resto de Europa El silencio español también reaparece en otra amenaza americana, que Luis Pazos describe de este modo en La Prensa hondureña: Se puede llegar a la dictadura por la vía de la democracia, como sucedió en Alemania con Hitler y ahora con Chávez en Venezuela L Pero todas, al menos por la inmensa mayoría, han sido rechazadas desde el punto de vista moral y las reconocemos como desgracias y miserias de las que no nos mostramos orgullosos, asumiendo la culpa que nos incumbe, anhelando que no se repitan. El aborto, sin embargo, lo hemos aceptado, lo hemos incorporado como algo moral que no rechaza la conciencia de la humanidad actual, de tal modo que incluso el primer mundo, en su superioridad moral, se atreve a exportarlo al resto de culturas que siempre lo han considerado como un grave crimen. Este es nuestro drama. El resto, ya lo leemos en las noticias (cuando salen... Julio Hernández Polo Sevilla ¿Cómo terminaremos? Recientemente me he visto en la tesitura de tener que visitar residencias de mayores donde pudieran atender a unos familiares ancianos y sin descendencia (uno viudo y otro soltero) que se han quedado solos y que por la edad que tienen ya no están capacitados para seguir viviendo en sus casas. No hace mucho, en un debate emitido por televisión, uno de los tertulianos afirmaba que España estaba a la cabeza de Europa en cuanto a mayores ingresados en residencias. Dudo mucho de que esto sea cierto, puesto que en Sevilla sólo existen tres residencias de mayores tuteladas por la Junta de Andalucía, siendo las demás concertadas o privadas, con precios prohibitivos. La última que va a abrir sus puertas pide por residente la enorme cantidad de 1.400 euros más IVA. En total 1.498 euros al mes, lo que supone casi 18.000 euros al año. ¿Existen muchas pensiones de este importe en España? Es como si el hecho de residir en uno de estos centros fuera un lujo, cuando se trata de una necesidad pa- ra algunas personas que, después de haber pagado sus impuestos durante toda su vida, y que siguen sufriendo la retención del IRPF en sus menguadas pensiones, se les cobra IVA sobre un precio desorbitado por una simple habitación compartida, a la que no pueden llevar más que una triste maleta con ropa de temporada y poco más. ¿Todo esto es un castigo por seguir vivos? Pues, señores, con la cantidad de divorcios, familias desestructuradas, madres solteras, hijos únicos, movilidad laboral... que conforman la sociedad actual vayan haciéndose la pregunta: ¿dónde y cómo terminaremos nuestras vidas? Asunción Camacho Alcaide Sevilla Apoyo de sus fieles Todos, pero especialmente los católicos, tenemos el deber de ayudar a la Iglesia en lo que necesite, puesto que esta institución necesita sustento para sus tareas evangelizadoras, sus obras apostólicas y de caridad y sus instituciones, que sirven a la sociedad. Sin duda, la Iglesia necesita el apoyo de sus fieles para construir casas parroquiales, reparar templos, para dar un sustento digno a los sacerdotes, para mantener las múltiples obras de beneficencia y para tantas y tantas cosas de las que no debemos inhibirnos. Valentín Abelenda Gerona