Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 30 s 11 s 2007 ABC AD LIBITUM ANACRÓNICO ZAPATERO UBO un tiempo, cuando Manuel Arburúa, ministro de Comercio, les facilitaba a sus amigos la licencia para la importación de un automóvil, mientras José Banús, el constructor del Régimen levantaba el barrio de la Concepción al otro lado de la entonces inexistente M- 30 de Madrid, en que los ricachones licenciosos que venían a la capital, generalmente procedentes de Bilbao, les ponían, con cargo a su bolsillo o a sus gastos de representación un piso a sus amantes. A sus queridas, que es como el DRAE bautiza a las mujeres que tienen relación amorosa ilícita M. MARTÍN- -las esposas no pueden FERRAND ser queridas según la moral académica- -con un hombre. Ahora, cambiado el tiempo y evolucionadas las costumbres, los verdaderamente poderosos, como José Luis Rodríguez Zapatero, lo que le ponen a sus amigas, y sin que medie trueque sexual alguno, es un ministerio. Ahí tenemos, por si cabe alguna duda, el caso de Magdalena Álvarez. Tan singular malagueña, faltona y rabanera, llegó al Ministerio de Fomento a lomos de una cuota paritaria, ese disimulo del machismo que tanto gusta a los hembristas. Desde el primer día, quizá para evidenciar su condición izquierdista, no dio una a derechas y a tal punto llegó su descrédito que, salvo el suyo, los partidos políticos clamaron en solicitud de su cese y se llegó a votar en el Congreso su reprobación. Se salvó por tres votos, dos de ellos emitidos por un par de tránsfugas a los que, por cierto, siguen saludando sus vecinos. Ahí intervino el anacrónico presidente Zapatero y, ante la inminencia del desahucio ministerial, tiró de Presupuesto y, en un ejercicio más reprobable aún que la gestión de su zafia protegida, les compró un puñado de votos a los citados tránsfugas, al PNV y al BNG. ¿Cuál ha sido el coste del salvamento? Como aquellos señores de Bilbao que tomaban el vermú en Chicote y la paella en Riscal, Zapatero le puso un ministerio a su vociferante conmilitona, que, pasado el sofoco, ha sacado pecho y les ha dicho a los del PP que están obsesionados con ella. La verdad es que visto el orden de prioridades de la tribu de Mariano Rajoy podrían estarlo. Según nos enseña Platón en La República, la política debe ser al Estado lo que la moral es al individuo. El sentido de lo común exige el sacrificio de lo particular, tal que la señora Álvarez, en beneficio de lo general, el bienestar y el provecho de todos los españoles. Sólo Zapatero y sus paniaguados en este caso sabrán lo que ha costado al Presupuesto la supervivencia ministerial de la titular de Fomento. Bastaría con que hubiera sido un euro, uno solo, para que se pueda señalar la quiebra ética desde la que opera un Gobierno que prefiere sostenella y no enmendalla, como mantenían su honor quienes en el Siglo de Oro, mucho antes de Arburúa y Banús, querían pasar por caballeros. CON CAJAS TEMPLADAS ¿SON MOLINOS O REACTORES, SANCHO? H P ofrezcan una propuesta clara respecto al cambio climáARECÍA que la larga campaña electoral no iba a tico en sus respectivos programas electorales? depararnos ninguna sorpresa porque empezó haLas emisiones de CO 2 producidas por el transporte ce tres largos años y ya hemos visto casi todo. Esno van a descender solas: querríamos saber si se va a foperábamos hastiados la llegada a meta de los fondistas mentar el ferrocarril o las autopistas, si se va a seguir políticos tras su maratón circular: del gruñido al ladripremiando con un Plan Renove al que cambia de coche, do y de la soflama a la arenga. Un edificante espectácuen vez de subvencionar a los aguerridos ciclistas de lo que terminaría donde empezó, pero sin Manuel Manuestras ciudades. Son sólo dos casos, hay mil cuestiorín. nes como éstas. En cuanto a la energía, la Sin embargo, hay noticia. Por primera vez en disyuntiva merece discutirse a fondo: nuclear o la historia de España las cuestiones medioamrenovables, es decir, reactores o molinos, radiacbientales entran en campaña con peso propio. tividad o paneles solares. La nuclear ha enconDiez años después del Protocolo de Kioto, no se trado de pronto numerosos adeptos, que vienen puede decir que seamos precursores mundiales, a decir: el cambio climático es una minucia, pedesde luego, pero al fin se ha alzado la vista por ro si vamos a hacer algo, construyamos centraencima de los Pirineos y se ha obrado el milales nucleares. Pasan de la negación al arrebato gro: se habla del cambio climático a las puertas atómico sin paradas intermedias, supongo que de unas elecciones. IRENE por no dejar nunca de estar del lado de alguna Aparte de la importancia del problema en sí LOZANO poderosa industria. mismo, el debate sobre las emisiones de CO 2 pueEn cambio, soslayan que no existe solución alguna de aportar mucho oxígeno a la contaminada discusión para evitar el peligro que entrañan los residuos duranpolítica en España. No está envenenado, y permite todate miles de años. Ni mencionan el riesgo de proliferavía emitir una opinión sin ser interpretado por los simción de armamento nuclear: según el Instituto Tecnolóplistas en clave de ¿esto favorece al PSOE o al PP? Adegico de Massachusetts (MIT) para que la energía numás, al tener una dimensión planetaria, los que aquí viclear tuviera un efecto beneficioso sobre la disminuven aún en el Duelo a garrotazos de Goya tienen muy ción de emisiones de CO 2, harían falta mil reactores nucomplicado hacer creer a sus audiencias que el Panel cleares en el mundo. Pero se tarda una media de diez Científico de la ONU es un grupúsculo anticapitalista, años en construir uno y en este momento están en maro que Tony Blair encargó un informe al señor Stern con cha sólo veintidós. ¿Jaleamos a Ahmadineyad, ese decila intención de hacerle la cama a Rajoy. dido entusiasta del enriquecimiento de uranio? En el mundo interdependiente a los de los bastonaLas energías renovables también presentan inconvezos se les complica vendarnos los ojos. Así que no empenientes pero, según Greenpeace, la demanda de energía cemos mal. España ratificó el Protocolo de Kioto en y electricidad de España se podría cubrir sólo con ellas 2002: han pasado cinco años, con dos gobiernos distinen 2050. El obstáculo principal es el trecho de desarrollo tos, y si nuestro país se encuentra hoy muy lejos de cumque les queda, dependiente en gran medida de que se implir con las exigencias de dicho tratado, la responsabilipulsen o no desde la administración. El dilema es molidad es de ambos partidos. Hagamos pues tabla rasa, pennos o reactores, y queremos saber simplemente cuál es semos que Zapatero tiene una verdadera preocupación la elección de cada partido. Qué menos que tener claras por el asunto, más allá de hacerse una foto con sus plados o tres ideas sobre cómo afrontaremos el cambio clicas solares de estreno. Olvidémonos de si Rajoy tuvo almático después de una campaña de cuatro años. guna vez un primo. A cambio, ¿es mucho pedir que nos -Qué elecciones con listas tan raras: Nos entusiasman más los posibles números dos que los números unos.