Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 29 s 11 s 2007 ABC Cultura compra por 25.000 euros el manuscrito del poema de Lorca Crucifixión ABC MADRID. La Biblioteca Nacional acogerá el manuscrito del poema Crucifixión de Federico García Lorca, escrito en octubre de 1929 e incluido en la obra Poeta en Nueva York El Ministerio de Cultura lo adquirió ayer en la subasta celebrada en la casa Sotheby s, en Londres, por 25.218 euros (18.000 libras) dentro de un lote que incluye dos cartas del poeta granadino. Según informó Cultura en un comunicado, este departamento ha pujado en todo momento en estrecho contacto con la Fundación García Lorca. Con esta actuación, se ha conseguido recuperar un importante documento para el patrimonio histórico español, que irá destinado a la Biblioteca Nacional añadió. La pieza adquirida es el único original, deteriorado con el paso del tiempo, de este poema, que el poeta granadino dedicó y regaló a su amigo Miguel Benítez (sin hacer copia alguna) y que pasó inadvertido para las primeras ediciones de Poeta en Nueva York hasta que en 1950 el también poeta Agustín Miralles lo publicó en la revista Planas de poesía junto a las dos cartas que también ha adquirido el Ministerio y que Lorca le remitió a su amigo reclamando la devolución del original. Benítez había guardado los versos dentro de un libro del autor, Romancero Gitano que tenía en su biblioteca, aunque el poema permaneció desaparecido durante 14 años. En la pieza subastada, perteneciente hasta ahora a la familia Miralles, pueden leerse frases como la luna pudo detenerse al fin la curva blanquísima de los caballos mientras que en las cartas remitidas a Benítez, Federico le explica que se trata de uno de los poemas más interesantes del libro y no quiero que se pierda Molina ya había manifestado ayer el interés de Cultura por el manuscrito y subordinaba su compra al precio que alcanzase la obra, según informa Ep. Nos gustaría tener esos manuscritos, pero también tenemos que administrar bien el dinero y hay unas cantidades que tratar de ajustar adelantó el titular de Cultura, que aseguró que Crucifixión es un gran poema La Fundación Lorca ha había adquirido en la casa Christie s el volumen de manuscritos originales de Poeta en Nueva York El sello clásico Deutsche Grammophon abre una tienda virtual J. B. MADRID. Más de 2.400 álbumes del sello Deutsche Grammophon, una de las grandes referencias de la música clásica, están desde ayer a la venta en internet. El sello amarillo ha inaugurado una tienda en línea a través de la que los internautas pueden adquirir buena parte de su abundante y cualificado catálogo. La tienda funciona en 42 países, y la dirección es http: www. dgwebshop. com. Los álbumes disponibles se encuentran en formato MP 3, y su descarga se realiza a 320 kilobits por segundo (kbps) con lo que, según DG, la calidad de sonido de las piezas descargadas no se diferencia de la de un disco compacto, y supera la calidad de otras descargas, como iTunes (entre 128 y 256 kbps) Las descargas no tienen limitación de Digital Right Management (DRM) lo que significa que los temas o álbumes descargados son compatibles con cualquier reproductor MP 3, así como en los Ipod. Junto con los álbumes se pueden descargar también un gran número de libretos con información sobre las obras y los artistas. Hay disponible cerca de un millar. Los precios, aseguran los responsables de la página, se encuentran también en los parámetros de otras tiendas virtuales: cada álbum cuesta entre 10,99 y 11,99 euros, dependiendo de si cuentan o no con libreto; el precio de las piezas sueltas es de 1,29 euros para aquellas que duran hasta siete minutos, y el precio aumenta en cincuenta céntimos por cada tres minutos adicionales. En América y Asia (excepto Japón) los precios serán los mismos, pero en dólares. Una de las principales novedades de la página es la inclusión de casi seiscientos álbumes que se encuentran descatalogados y que se han convertido a formato MP 3 para su descarga. El propósito del sello amarillo es ir añadiendo paulatinamente más volúmenes del catálogo y descatalogados, y anuncian más sorpresas entre ellas figura la posibilidad, en un futuro no muy lejano, de que los usuarios puedan también descargarse dvd. Nos hemos propuesto- -ha dicho Michael Lang, presidente de Deutsche Grammophon- -el objetivo de sentar activamente las bases de nuestro futuro digital Santiago Sierra, en Hannover, ante una de sus obras, hecha con porquería y barro ABC Original deteriorado Mierda de artista POR FERNANDO CASTRO FLÓREZ MADRID. En la palabra escatología encontramos unidos los desechos y la teoría de las ultimidades, lo repugnante y el momento de la resurrección. La mierda que es, según Freud, crucial en el proceso de constitución del sujeto y también en la ordenación de la economía aparece con singular protagonismo en el arte contemporáneo desde que Piero Manzoni decidiera enlatarla y venderla a precio de oro. Es acaso normal que lo estético haya derivado hacia lo inmundo especialmente cuando nuestra imaginación es completamente apática frente a cualquier tipo de provocación. El español David Nebreda se autorretrató con la cabeza completamente cubierta de mierda y Win Delvoye ha fabricado una máquina, llamada con una compulsión literalista Cloaca que reproduce el aparato digestivo humano. El gore cinematográfico y la náusea estetizada van, en muchos casos, de la mano. Justo cuando se celebran veinticinco años del vídeo Thriller de Mickel Jackson, los sacrosantos templos del arte siguen fascinados con la epifanía de los zombies. Pero, insisto, el nivel freático de nuestra mirada admite, desde hace tiempo, lo horrendo y, además, lo hace sin necesidad de recurrir a la catarsis aristotélica, aceptando que lo apestoso es un asunto más del zapping global. Santiago Sierra está marcado, no cabe duda por el tono permanente de la polémica, desde sus performances en los que remunera a individuos cual un capataz para que se dejen tatuar una línea en la espalda o acometan la acción de masturbarse obscenamente ante la cámara hasta su ya famoso cierre del Pabellón Español de la Bienal de Venecia restringiendo el ingreso a sus compatriotas Si al llenar una sinagoga en Alemania con gases irrespirables consiguió sublevar a la comunidad judía ahora ha complicado la vida a los agentes aduaneros de la India e Inglaterra. Como siempre su propuesta es sencilla y contundente: ha recogido cantidades ingentes de mierda de la casta de Los Intocables y la ha transportado hasta la galería Lisson de Londres convertida en bloques para- minimalistas. Nadie quería que ese proceso alquímico (transformar lo excremental en artístico) tuviera lugar. Por lo menos de esa forma. Finalmente Sierra vuelve a instalarse en el centro del tabú, dejándose llevar por el delirio de tocar aquello asqueroso que constituye además la clave de la política de la diferenciación. Es como si su mercancía fuera incómoda por ser un retorno de lo reprimido; el colonialismo británico, la persistencia de las castas, la marginación social y la materia desagradable pasan por el tamiz de la sublimación. Porque la mierda de Los Intocables una vez procesada por el artista deja de oler, justamente cuando la plusvalía es mayor. Ahora seguro que esos bloques marrones podrán viajar con el pedigrí galerístico e incluso ingresarán con todos los honores en los museos. En una intervención anterior en la misma galería londinense recurrió a su estrategia de clausurarla con un cierre metálico alegorizando el corralito argentino. Solo que allí donde multitud de sujetos intentaban que no se les robara impunemente lo que, con muchos esfuerzos, habían ahorrado, era un motivo, presuntamente crítico, para que Santiago Sierra hicera de las suyas. Más madera, gritamos después del otro marxismo esto es la guerra. Algunos dicen que la práctica curatorial es la diplomacia por otros medios. También podría ser un sistema de transportes global en el que lo importante es que todo riesgo de contaminación sea depurado. La mierda hindú que Sierra ha sublimado está lista sin que ahora sea necesario enlatarla. Me huele que el barniz cultural sabrá perfumar algo tan desagradable El nivel freático de nuestra mirada admite desde hace tiempo lo horrendo sin necesidad de recurrir a la catarsis Más información sobre la galería Lisson: http: www. lissongallery. com Dirección de la tienda en línea: http: www. dgwebshop. com