Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IBEX- 35 ABC JUEVES 29- -11- -2007 15.566,50 I. G. MADRID 1.684,80 EURO- DÓLAR 1,4829 1,4845 1,4809 1,4747 1,4874 15.392,20 15.317,10 J 22 1.667,26 1.657,86 J 22 V 23 15.330,20 15.315,60 V 23 L 26 M 27 X 28 1.661,85 1.660,39 L 26 M 27 X 28 J 22 V 23 L 26 M 27 ECONOMÍA 35 X 28 www. abc. es economia Los madrileños son los que más aportan a la solidaridad regional, el doble que los catalanes País Vasco y Navarra reciben del Estado más de lo que pagan, pese a estar entre las comunidades más ricas YOLANDA GÓMEZ MADRID. Durante los últimos quince años, en el periodo 1991- 2005, cada madrileño aportó a la administración central, a través de sus impuestos, una media de 7.826 euros, mientras recibía del Estado 5.524 euros, lo que arroja un saldo negativo de 2.302 euros. De este modo, los madrileños se convierten en los ciudadanos más solidarios con el resto de regiones españolas, y su saldo deficitario con la Administración central más que duplica a la segunda comunidad de la lista, Cataluña, cuyos ciudadanos han aportado al Estado en este periodo una media de 1.094 euros más de los que han recibido. Esta es una de las conclusiones que se deriva de un estudio de la Fundación BBVA sobre las balanzas fiscales de las comunidades autónomas con la Administración central, en el periodo 1991- 2005, y que se presentó ayer en Madrid. Según este informe, elaborado por los profesores Ezequiel Uriel, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y Ramón Barberán, profesor titular de Economía Pública de la Universidad de Zaragoza, junto a Madrid y Cataluña, hay otras dos regiones, Baleares y la Comunidad Valenciana, que son deficitarias en sus relaciones con el Estado en este periodo. Sin embargo, tomando sólo el último año del estudio, 2005, hay otras autonomías que ya se incorporan a la lista de comunidades que tienen una balanza fiscal negativa, como es el caso de La Rioja y Murcia. En el resto de autonomías el gasto de las administraciones públicas centrales (Estado y Seguridad Social) supera a lo que aportan a través de impuestos. Ceuta y Melilla son las ciudades autónomas más beneficiadas en su relación con el Estado, con un saldo positivo por ciudadano de 3.394 euros, en el caso de Melilla, y 2.970 en el de Ceuta. Con saldos superiores a los 2.000 euros por persona se sitúan también Extremadura y Asturias, ambas comunidades muy subvencionadas. Pero lo más llamativo de este informe es la comparación RANKING DE AUTONOMÍAS EN FUNCIÓN DE SU RIQUEZA Y EL SALDO CON LA ADMINISTRACIÓN CENTRAL Período 1991- 2005. En euros de 2005 PIB per cápita Madrid Navarra País Vasco Cataluña Baleares La Rioja Aragón Cantabria Com. Valenciana N de orden 1 2 3 4 5 6 7 8 9 22.024 21.083 20.574 20.516 20.361 18.852 18.254 16.228 16.171 16.004 15.689 14.920 14.726 14.640 14.334 13.642 13.395 12.635 11.283 Saldo per cápita Madrid Navarra País Vasco Cataluña Baleares La Rioja Aragón Cantabria Com. Valenciana N de orden 1- 2.302 7 9 2 3 5 6 8 4 -37 1.544 1.420 2.148 2.970 3.394 860 1.528 1.422 1.421 2.375 ABC 584 792- 1.094- 915 232 346 674 Canarias 10 Castilla y León 11 Asturias 12 Ceuta 13 Melilla 14 Murcia 15 Castilla- La Mancha 16 Galicia 17 Andalucía 18 Extremadura 19 ESPAÑA Canarias 15 Castilla y León 11 Asturias 16 Ceuta 18 Melilla 19 Murcia 10 Castilla- La Mancha 14 Galicia 13 Andalucía 12 Extremadura 17 ESPAÑA 16.884 297 entre la riqueza de las comunidades y su aportación a la solidaridad regional. En este sentido, según explicaron los autores del estudio, lo que cabría esperar es que las regiones más ricas fueran también las que más aportaran al Estado para que éste distribuyera estos recursos entre las más pobres. Pero no siempre es así. El ranking de PIB per cápita del periodo 1991- 2005 sitúa a Madrid como la comunidad más rica, y también como la más solidaria. Pero no ocurre lo mismo con Navarra y País Vasco, que ocupan el segundo y tercer puesto respectivamente en lo que a riqueza se refiere y, sin embargo, no sólo no aportan a la solidaridad regional, Más ricas, ¿más solidarias? sino que incluso reciben del Estado más de lo que aportan. Los regímenes forales de los que disfrutan ambas comunidades explican estas anomalías que han creado muchos recelos en otras comunidades autónomas, especialmente en Cataluña, donde sus ciudadanos, aún siendo menos ricos que navarros y vascos, tienen que contribuir más a la solidaridad con otras regiones. En el extremo opuesto hay regiones que sin ser tan ricas, como la Comunidad Valenciana, con una renta per cápita inferior a la media española, son ya contribuyentes netos. El profesor Francisco Pérez, que participó en el acto de presentación del estudio de la Fundación BBVA, aseguró que estos datos permiten observar tendencias a largo plazo, que muestran que los signos de las balanzas fiscales cambian poco a lo largo del tiempo, lo que puede interpretarse como que son independientes de la combinación de gobiernos, central y autonómico, que se produzca. Francisco Pérez recordó que hay regiones, que calificó como asistidas como es el caso de Extremadura y Asturias, en las que el gasto público to- Los valencianos, aunque tienen una renta inferior a la media española, se unen a las regiones que dan más que reciben tal, incluido el de todas las Administraciones, supera el 60 del PIB, frente a una media nacional del 40 En el extremo opuesto hay otras comunidadades, como son las del Arco Mediterráneo, Baleares, Comunidad Valenciana, Murcia e incluso Cataluña, que junto con Madrid, tienen un peso del sector público mucho más reducido. Los autores del estudio defendieron que los flujos de solidaridad que se han producido en los últimos años van en la dirección adecuada, de las regiones más ricas a las más pobres, pero reconocieron que hay singularidades que provocan descontento. No obstante, los sentimientos de agravio más airea- (Pasa a la página siguiente)