Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El mito del oasis catalán s Álvarez mete al tripartito en otra crisis JUEVES 29 s 11 s 2007 ABC Montilla no logra impedir que sus socios acudan a una manifestación contra Álvarez CiU irá al acto del sábado, que tiene visos de convertirse en soflama independentista MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. El presidente de la Generalitat, José Montilla, celebra su primer año de mandato con un tripartito dividido debido a la crisis de las infraestructuras. Tal como sucedió en el Parlamento autonómico, los socialistas catalanes votaron el martes en el Congreso en contra de reprobar a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, mientras que ERC e ICV pidieron su dimisión. Esa división de los socios se visualizó ayer en la Cámara catalana, donde Montilla fue objeto de las críticas de la oposición y de los reproches de republicanos y ecosocialistas, que instan al dirigente socialista a sumarse a la manifestación del próximo sábado, convocada por la Plataforma por el Derecho a Decidir, tiene visos de convertirse en una proclama independentista bajo la excusa del caos que han provocado las obras del AVE. Los gobiernos no convocan manifestaciones dijo ayer Montilla, quien asegura respetar el derecho a manifestarse. Pero a lo mejor yo estoy más cabreado que otros que acudirán. Nunca he visto un ejercicio tan grande de demagogia como la de algunos de los grupos que acudirán dijo el president en alusión a CiU en la sesión de control del Gobierno celebrada en el Parlamento catalán. No es habitual ver a José Montilla irritado, pero al verse acorralado por sus socios, a los que intentó convencer en vano de que no acudieran al acto del sábado, y las críticas de Artur Mas, quien sí asistirá a la protesta en honor a su apuesta soberanista, se revolvió contra el líder de CiU: Usted no me va a dar lecciones de defender Cataluña. Usted se viste de lobo aquí y de cordero en Madrid. Y ahora dice que está dispuesto a pactar con el PP si retira el recurso contra el Estatuto El mandatario catalán acusó a los nacionalistas de salir a protestar por un problema del que sólo ustedes son responsables porque el déficit en infraestructuras no viene de un solo año y volvió a sacudirse cualquier tipo de responsabilidad al asegurar que el PSC ha sido coherente al votar lo mismo aquí y en el Congreso mientras que CiU sí que es incongruente, y si no recuerde los argumentos que su grupo utilizó en el caso Prestige cuando se votó la reprobación de Mariano Rajoy y de Francisco Álvarez- Cascos. Mucha tensión, por tanto, en las filas socialistas, ante una manifestación que deben eludir para no molestar al PSOE, postura que será aprovechada por los nacionalistas para denunciar las discrepancias internas del Ejecutivo y la falta de liderazgo de Montilla, mientras que el propio Mas saldrá a la calle bajo el lema Somos una nación y decimos ¡basta! CiU, otrora detractora de ese tipo de protestas, se suma ahora a la cultura de la pancarta junto a UDC, ERC e ICV, así como miembros del independentismo radical como Candidatures d Unitat Popular (CUP) y Moviment de Defensa de la Terra (MDT) que apoyaron la quema de fotos del Rey. Esta actitud llevó al presidente del PP catalán, Daniel Sirera, a instar a José Montilla a hacer de presidente y no de secretario general de los socialistas Sirera expresó su sorpresa ante el calificativo de año prolífico que hizo el presidente de la Generalitat durante su balance de gobierno. Un balance en el que ERC e ICV sí que incluyeron explicitamente los graves problemas que sufren los ciudadanos catalanes. ERC, ICV y CiU recorrerán las calles de Barcelona junto a plataformas antimonárquicas ERC exhibió carteles de la manifestación del sábado FRANCISCO SECO SIN HUMILDAD, CON CHULERÍA Y A INSULTAR La ministra Álvarez volvió ayer al Congreso sacando pecho tras su apretada victoria de la víspera (con votos de tránsfugas) s Logró irritar a la oposición J. L. LORENTE MADRID. Los votos de los dos tránsfugas que el martes salvaron a Magdalena Álvarez de la censura del Congreso no han servido, al parecer, a la ministra para recapacitar. Ni siquiera la pírrica- -y nada estética- -victoria le ha dado un baño de humildad. Al contrario. La dirigente socialista se presentó ayer en la sesión de control del Congreso sacando pecho. Lo primero que hizo cuando le tocó el turno de palabra fue restregar su triunfo a los diputados que piden su dimisión. Señorías, en primer lugar permítanme agradecer a esta Cámara su apoyo de ayer (por el martes) pues supone un estímulo para continuar con mi labor Parecía que había ganado un debate de investidura. Fiel al refranero (es de bien nacido ser agradecido) la ministra se esforzó por defender a los dos diputados tránsfugas. Ante las duras críticas de la oposición a Calomarde (antiguo parlamentario del PP) y Rodríguez (ex de CC) Álvarez pidió respeto para los demás y proclamó: Aquí nadie es tramposo Más tarde, intentó quitar hierro al sondeo del CIS que le sitúa como farolillo rojo en la valoración de ministros. Lo único que me preocupa de mi nota es que es similar a la de Rajoy. La diferencia es que él es candidato a la Moncloa Para acabar, un reto a las bancadas del PP: Llevan intentado que me vaya de la política muchos años. Lo siento, pero voy a seguir haciendo cosas y ustedes aguantando las cosas que hago La ovación con la que los diputados del PSOE acogieron la intervención de la ministra fue directamente proporcional al enfado del PP, que acusó a Álvarez de acudir al Congreso sin humildad, con chulería y para insultar Usted no me da lecciones