Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Liga de Campeones s Quinta jornada MIÉRCOLES 28 s 11 s 2007 ABC El Madrid, contra sí mismo y la mentalidad alemana Busca ganar en Bremen para ser primero; el empate le clasifica ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL BREMEN. Tercera y última salida del Real Madrid en esta liguilla de la Champions No pudo ganar en ninguna de las dos anteriores, resueltas con dos empates, Lazio (2- 2) y Olympiacos (0- 0) Tampoco ha vencido en la Liga en sus tres últimos desplazamientos- -dos derrotas, en Montjuic (2- 1) y el Sánchez Pizjuán (2- 0) y un empate en Murcia (1- 1) -y como de sus últimos ocho partidos en la competición continental a domicilio sólo ha sido capaz de ganar en uno, no le vendría mal una victoria en esta su primera visita al Waserstadion. Así se aseguraría el primer puesto, que tiene mucho más valor del que algunos equipos, incluido el Madrid, le quieren conceder. El mal menor sería el empate, que firmaría el pase a octavos en espera de rematar la faena en el último partido en el Bernabéu, contra el Lazio. Serio, muy serio, aterrizó Bernd Schuster en su país nata, aunque como dijo después en su comparecencia ante la Prensa es como si fuera un andaluz alemán, por aquello de que nació en Baviera, al sur, muy lejos de Bremen. Tiene en cuenta mejor que nadie que Alemania, para el Madrid, es territorio hostil. Aquí ha jugado en competiciones europeas nada menos que en veintiuna ocasiones y sólo ha ganado una, en el 2000 en Leverkusen, cosechando, además, catorce derrotas. Es verdad que la mentalidad alemana se ha impuesto casi siempre que se han enfrentado alemanes y españoles. Son duros mentalmente Nadie mejor que él sabe tam- 20.45 (Canal Plus 1) Árbitro: Vink (Hol. Estadio Weserstadion Pasanen Naldo Vander Mertesacker Baumann Borowski Rosenberg Van Nistelrooy Gago Sergio Ramos Raúl Guti Jensen Pepe Casillas Cannavaro Robinho Diarra Sanogo Fritz Vranjes Marcelo Werder Bremen Entrenador: Thomas Schaff. Suplentes: Pallatz (p. s. Tosic, Hunt, Artmann, Schindler, Harnik y Carlos Alberto. Entrenador: Bernd Schuster. Suplentes: Dudek (p. s. Metzelder, Torres, Baptista, Robben, Higuaín y Saviola. Real Madrid Van Nistelrooy y Robinho quieren aterrizar hoy en octavos AP bién que este Werder va a apurar hasta la última de sus posibilidades de clasificarse, aunque necesite imperiosamente ganar los dos encuentros que le quedan. Ese trance agonístico le hace peligroso. Como sus resultados reflejan está en mucho mejor momento de forma que cuando visitó en septiembre el Bernabéu (2- 1) El gran handicap de Schaff es que no podrá contar esta noche con sus dos auténticos líderes: Frings y Diego. Cada uno con su estilo son dos referencias en el centro del campo y todo el juego suele pasar por sus botas, sobre todo por las del brasileño, al que el Real Madrid tiene en su agenda para la temporada próxima porque así lo ha pedido Schuster de forma reiterada. Además se le ha lesionado el portero titula Wiesel y tendrá que jugar el suplen- te, Vander, que no ofrece muchas garantías sobre todo porque se recuerda su último partido, que fue precisamente en la Champions contra el Olympiacos (1- 3) y estuvo realmente desafortunado. Este Werder es ahora segundo a un punto del Bayern y vuelve a demostrar que es un equipo ofensivo con 32 tantos- -22 en casa- -en las 14 jornadas de la Bundesliga. Schuster no anunció equipo pero lo lógico es que alinee a los mismos de Murcia. Cannavaro está tocado, pero jugará. Por cierto que el técnico celebró que a Guti sólo le hubieran sancionado con un partido. Nos esperábamos dos ABC. es Siga los partidos de la Champions en directo en http: www. abc. es deportes KLASNIC Y MOSQUERA, LOS MILAGROS DE BREMEN Un doble transplante de rinón y un paro cardiáco en un entrenamiento que le tuvo al borde la muerte han unido en la esperanza a estos dos jugadores del Werder POR E. ORTEGO BREMEN. Ninguno de los dos jugará hoy contra el Madrid porque sus respectivas enfermedades hacían imposible pensar que estarían en disposición de jugar al fútbol a estas alturas de temporada y no están inscritos en la Champions Se han hecho íntimos amigos. Sus percances han unido sus vidas. El sábado pasado los dos fueron protagonistas de la victoria del Werder Bremen ante el Energie Cottbus. Ivan Klasnic, 27 años, jugó 64 minutos y no marcó, pero se convenció a sí mismo- -y lo más importante, a los que le rodean, médicos incluidos- -de que se puede volver a jugar al fútbol al máximo nivel después de dos operaciones de trasplante de riñón. El primero, de su madre, fue rechazado por su cuerpo, nunca asumió la función normal. Tuvo más suerte con el de su padre y ocho meses después ya es uno más de la plantilla del Werder y su aspiración ahora es que Slaven Bilic le seleccione para jugar con Croacia la Eurocopa. Ivan sigue los pasos de otros deportistas que superaron el trance y volvieron a la competición, como el internacional de rugby neozelandés Jonah Lomu o el baloncestista de la NBA Alonzo Mourning. Pero si la historia del guerrillero Klasnic es de dominio público, pues en estos meses se ha informado más sobre su recuperación, la de Jhon Jairo Mosquera, un colombiano de 19 años, es mucho menos conocida. Catapultado por su excelente planta y como figura de la selección colombiana que disputó el pasado Mundial sub 20, aterrizó en Bremen con un contrato hasta el 2009. Schaaf, el técnico del Werder, consideró que lo mejor era cederlo esta temporada a un equipo de Segunda y ahí, haciendo un entrenamiento de prueba con el Carl Zeiss Jena, Mosquera cayó súbitamente al suelo y su corazón estuvo parado cuatro segundos. Le salvaron sus compañeros con un masaje cardiaco sobre el mismo césped, pero después fue internado y los doctores reconocieron que podía haber perdido la vida. Nadie corrió con el riesgo de quererle cedido y el jugador continuó en el Werder Bremen. Se empeñó en volver a jugar y con el visto bueno médico, lo hizo. Su ejemplo fue su compañero Klasnic. El 31 de octubre ya jugó un partido de Copa contra el Duisburgo. En el primer balón que tocó, marcó. Se fue a celebrarlo al banderín de córner con un baile que emocionó al Weserstadion. El pasado sábado, ya en Liga, sustituyó a Rosenberg y volvió a marcar en los quince minutos que estuvo sobre el terreno de juego. Mosqui, como le llaman sus compañeros, no quiere hablar de aquel paro cardiaco. Se refiere simplemente a aquello como una anécdota. Igual que cuando se le pregunta si es verdad que no tiene la edad que dice tener y por la que fue investigado cuando disputó el Mundial sub 17, en marzo de 2005.