Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 s 11 s 2007 MADRID 53 AL DÍA Manuel de la Fuente LAS BOLITAS a no se habla de otra cosa en bares, establecimientos y expendedurías de todo tipo. Está en todas las bocas, y está también en el ánimo de todos. En Madrid y en Cádiz. En Barcelona y La Coruña. Es uno de los temas preferidos de conversación y es, igualmente, una costumbre que todos los años se repite por estas fechas, tan señaladas dicen algunos, tan pesaditas dicen otros, tan previsibles apuntamos la mayoría. Es algo que nos acompaña en el café con porras, que nos sigue tozudamente en el aperitivo, que nos lo recuerda el estanquero, que nos lo dice el agente de movilidad urbana y la que nos mete los bajos de los pantalones. Y el quiosquero, por supuesto, y el de aquí, el de allá, y hasta el de acullá. Y no digamos ya en el trabajo, donde si su oficina (o su tajo) es lo suficientemente grande tendrá un ramillete de posibilidades como pocas veces se le van a presentar en la vida cotidiana. Y, por si fuera poco, puede usted gastarse menos, más e incluso lo que no tiene, porque éste es un hábito que alcanza por igual a niños y mayores, a votantes del PSOE que a votantes del PP, a los del Atleti y a los del Madrid, a los tirios y a los troyanos, a Pi y a Margall. Sí, supongo que el amable lector ya habrá colegido que la suerte está llamando a nuestra puerta desde hace unas semanas (y desde el verano, según cuentan) y llama con insistencia, de modo y manera que es difícil negarse, para lo que hace falta una dosis de sangre fría y descreímiento en el azar dignos de mejor causa. Que acabe en 7, que no acabe en 7; no, tal y tal que suman la cifra de mi cumpleaños, o tal y tal que suman la cifra del cumpleaños de mi tía de América. En fin, es así, la Lotería de Navidad, y los consiguientes compañeros de viaje, el gordo, el segundo, el tercero, el reintegro, la pedrea. Que curiosa y saludable costumbre ésta de la lotería navideña que nos une por encima de gustos, tendencias políticas y hasta tendencias sexuales. Está visto que cuando las (posibles, sólo posibles) perras aventan la imaginación, no hay pero que valga. El pero viene después, pero lo despachamos con un socorrido no hay mejor lotería que la salud y el trabajo. En cualquier caso, que Dios reparta suerte. Que falta nos hace. Y Doña Sofía y la esposa del presidente de Rumanía visitaron ayer el Colegio Público Juan de Austria de Alcalá de Henares DE SAN BERNARDO La Reina y los rumanos Doña Sofía y la esposa del presidente de Rumanía, María Basescu, visitaron ayer en Alcalá de Henares a la importante colonia asentada en esta ciudad A. M. -F. MADRID. Su Majestad la Reina visitó ayer en Alcalá de Henares a la colonia inmigrante más numerosa de Madrid, la rumana. Aunque en la ciudad complutense hay más de 18.500 rumanos censados, se calcula que en todo el Corredor del Henares la cifra supera los 50.000. Es decir, uno de cada tres rumanos que viven en esta Comunidad autónoma residen en esta comarca. Además de su afecto, Doña Sofía llevó hasta Alcalá de Henares a la primera dama de Rumanía, la esposa del presidente Traian Basescu, que se encuentra en España en visita de Estado. Y ambas conocieron de primera mano los esfuerzos que los niños y mayores procedentes de este país realizan por integrarse en España sin perder sus raíces culturales. Doña Sofía y María Basescu visitaron primero el Colegio Público Juan de Austria, donde estuvieron conversando con los alumnos, la Reina en español y la primera dama, en rumano, según informa Efe. En este centro, el 17 por ciento de los seiscientos estudiantes, es decir 93 niños, son rumanos y cuentan con un profesor nativo que les ayuda a mantener viva su propia cultura. Después de reunirse con los responsables del centro docente, de charlar con los profesores y alumnos y de hacerse las fotos habituales, Doña Sofía y María Basescu se trasladaron al Centro Hispano- Rumano de Alcalá de Henares, situado en el barrio de San Isidro, donde visitaron las aulas en las que unos 2.600 rumanos, tanto adultos como niños, estudian español, informática, las costumbres españolas o, incluso, reciben pautas que les ayudan a encontrar trabajo. Durante la visita, la Reina estuvo acompañada por el alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González; la consejera de Educación, Lucía Figar; la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, y la directora territorial de Educación, Dolores García Castro, así como por decenas de alcalaínos que se concentraron en las puertas de los centros visitados para recibir con aplausos y vítores a Doña Sofía. La de ayer fue la tercera visita de la Reina a Alcalá en lo que va de año. La primera fue en abril, cuando Sus Majestades entregaron el II Premio Rey de España de Derechos Humanos la presidenta de la Fundación Myrna Mack. Los Reyes regresaron días después para entregar el Premio Cervantes al poeta Antonio Gamoneda. También el Príncipe de Asturias visitó en mayo Alcalá de Henares, donde inauguró el VII Congreso de la Asociación Hispana de Universidades. Además, en junio de 2006 los Príncipes realizaron una intensa visita oficial a este municipio. Basescu, preocupado por la fuga de mano de obra de su país L. A. MADRID. Aunque el presidente de Rumanía, Traian Basescu, expresó ayer en España su deseo de que nuestro país levante la moratoria que hasta el año 2009 tiene para la entrada de trabajadores rumanos, la preocupación de las autoridades de Bucarest es más la fuga de mano de obra que se está produciendo en Rumanía, según supo ABC de fuentes diplomáticas. Basescu se entrevistó ayer con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y participó en el Foro de la Nueva Economía, donde aseguró que el hecho de que se mantenga esa moratoria estimula el trabajo y la economía sumergida en España, porque provoca que un gran número de rumanos trabaje de forma ilegal sin pagar impuestos De todos modos, el ministro rumano de Exteriores, Adrian Cioroianu, en los contactos que ha mantenido estos días con el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Alberto Navarro, no presentó una petición formal de que se ponga fin a la moratoria y aseguró que el régimen que se aplica en España a sus nacionales es muy favorable. La preocupación de Rumanía es mayor por el hecho de que, desde el ingreso en la UE, un 10 por ciento de su población ha abandonado el país, lo que empieza a provocar problemas de falta de mano de obra.