Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID www. abc. es madrid MIÉRCOLES 28- -11- -2007 ABC Los arquitectos del eje Prado- Recoletos se oponen a la idea de un túnel bajo el paseo Hernández de León advierte de que las rampas del subterráneo y sus salidas de humo destrozarían la zona SARA MEDIALDEA MADRID. El equipo de arquitectos del eje Prado- Recoletos no quieren un túnel bajo el paseo. Después de cinco años de trabajar en este plan, la propuesta del Gobierno regional de construir un subterráneo que canalice el tráfico bajo este eje les parece muy desaconsejable, por el impacto medioambiental que supondría y los problemas técnicos derivados de su construcción. Somos opuestos a ese túnel explicó el arquitecto Juan Miguel Hernández de León, redactor junto con Álvaro Siza del proyecto de recuperación de esta zona de la ciudad, proyecto en el que también participan Riaño, Rueda y Terán. Entre sus argumentos, motivos técnicos, medioambientales y también de memoria histórica De hecho, la posibilidad de construir un túnel bajo el eje Prado- Recoletos fue la primera que se planteó, cuando la iniciativa aún estaba en mantillas, allá por 1999. El Ayuntamiento, dirigido por José María Álvarez del Manzano, convocó entonces un concurso sobre el tema, pero fue rechazado casi por unanimidad de la profesión explicó Hernández de León. Aquel concurso ponía como base la construcción de un túnel, en dirección norte, entre Atocha y Cibeles, creando una gran explanada ante el Jardín Botánico y el Museo del Prado, mientras el tráfico hacia el sur permanecería en superficie, por el lateral. El presidente del Colegio de Arquitectos de Madrid, Fernando Chueca, declaró entonces: Es un dislate enterrar parte del tráfico para aumentar las zonas peatonales El concurso, finalmente, se declaró desierto. Un segundo concurso, ya sin túnel, dio como elección el proyecto Trajineros que si consigue todos los parabienes oficiales, se llevará a la práctica en 2009. Pero además de este recordatorio histórico, el coautor del proyecto para el eje PradoRecoletos apunta razones de tipo técnico para oponerse al subterráneo: Un túnel de seis TRASLADOS DE LUJO kilómetros supone unos impactos de rampas de entrada y salida importantísimos: que expliquen qué prefieren que se destroce, si la plaza de Cibeles, la de Colón o la del Emperador Carlos V Otro punto en contra serían los respiraderos o salidas de humo necesarias para evacuar el aire del túnel: ¿Qué parte de los jardines destrozamos para hacerlos? ironizó. Recuerda que, durante la redacción del primer plan especial para el eje, los arquitectos se plantearon la posibilidad de construir en Atocha un distribuidor de tráfico subterráneo, tipo Azca. Pero renunciaron a la idea porque las servidumbres en el subsuelo obligaban a bajar a 20 metros bajo tierra para construirlo. Recuerda además el arquitecto, director de la Escuela Técnica Superior de Arquitec- 20 metros bajo tierra Opción descartada Varios de los elementos artísticos del eje Prado- Recoletos cambiarán su ubicación. Las fuentes del Prado, de Ventura Rodríguez, se reagruparán, una vez rota la frontera de tráfico que las separa (arriba) La estatua de Velázquez se moverá al centro del bulevar y mirará a la fachada del Museo del Prado (abajo, izquierda) Y la de Colón irá al centro de la plaza (abajo, derecha) El PSOE critica la falta de consenso para este proyecto Al portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, David Lucas, no le sorprende nada que el Gobierno regional no esté conforme con la reforma del eje Prado- Recoletos presentada el lunes. El alcalde- -dijo- -la ha presentado sin consultarla ni consensuarla con nadie y sin tener en cuenta a las partes implicadas en la misma. El portavoz socialista ha dicho no entender cómo la reforma de este eje vertebrador de la ciudad desde el punto de vista urbanístico, ambiental, cultural y social se ha planificado sin sentarse en una mesa con la oposición, los gobiernos regional y central, los responsables de los museos, y otros afectados. ¿Por qué esta soledad? se preguntó. Si se hubiera hecho por consenso, añadió, ahora nadie saldría oponiéndose a la reforma