Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 28 s 11 s 2007 ABC El Dalai Lama provoca a China al proponer un referéndum para elegir a su sucesor PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Aunque en 1959 se exiliara en la India huyendo de las tropas chinas y hasta su retrato ha sido prohibido en el Tíbet, el Dalai Lama es la principal figura espiritual y política del budismo tibetano. Pero, ¿qué ocurrirá cuando muera? El Dalai asegura que sus médicos le han dicho que le queda vida para varias décadas más, pero tanto sus seguidores como el régimen comunista chino, que gobierna el Tíbet desde 1951, saben que a sus 72 años es mejor ir pensando en su sucesión. Siguiendo la tradición budista, los monjes deberían esperar a su fallecimiento para buscar su reencarnación en un niño, pero la situación ha cambiado desde que Pekín ejerce sobre esta creencia el mismo control que aplica a las religiones cristiana o musulmana. Además, el Gobierno chino promulgó en verano una ley por la cual debe autorizar el nombramiento del próximo Dalai Lama, lo que amenaza con provocar un cisma entre los monjes que viven en el Tíbet y no tienen más remedio que plegarse a las exigencias del régimen y los que siguen exiliados. De hecho, Pekín ya ha impuesto a un títere como la segunda figura más venerada del budismo, el Panchem Lama, frente a la opción escogida por los partidarios del Dalai, que está bajo custodia en su casa. Por todo ello, el Dalai Lama aprovechó un encuentro interreligioso celebrado ayer en la ciudad india de Amritsar para proponer que, antes de su muerte, los budistas del Tíbet, Mongolia, India, China y Nepal decidan en un referéndum qué tipo de liderazgo quieren. Si la gente piensa que la institución del Dalai Lama es todavía necesaria, continuará aseguró antes de admitir que su sucesor podría ser de fuera del Tíbet. Como no podía ser de otra manera, un plan tan democrático ha sido rechazado por China, que le criticó por pretender romper la tradición en el nombramiento de la máxima figura del budismo tibetano. Pero el Dalai Lama, que también ha dejado entrever que podría escoger a su sucesor antes de su muerte, recordó que uno de sus profesores, el Lama Trogye Trichen, fue reconocido como una reencarnación antes de que su predecesor falleciera. El futuro del budismo tibetano está, por tanto, en sus manos... pero también en las de China. Un osito llamado Mahoma Una maestra británica de una escuela privada de Sudán está en prisión porque en su clase se puso el nombre del profeta a un oso de peluche. Puede sufrir una condena de cuarenta azotes POR EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Todo fue de la manera más inocente. Gillian Gibbons, una maestra de Liverpool de 54 años, recién llegada a la Unity High School de Jartum, una escuela de élite y multirracial que aplica la tradición escolar británica, empezó las clases en septiembre con la mejor de las intenciones pedagógicas. Para explicar a sus alumnos de siete años el reino animal, pidió a una escolar que trajera de casa un osito de peluche, con el fin de focalizar en ese juguete la atención de las clases. Cuando Gibbons pidió que le pusieran un nombre, ella sugirió el de Faris, pero otros apelativos como los de Hasán, Abdulá y Mohamed se impusieron por ser muy comunes entre la población, y, finalmente, 20 de los 23 niños votaron el nombre del profeta Mahoma, que lo lleva uno de los chicos más populares de la clase. A partir de ahí, cada alumno se llevó a casa el osito una semana con el deber de escribir unas líneas sobre lo que hacía con él cada día. Las entradas de esos diarios fueron recogidos en un libro, en cuya cubierta se dibujó un oso y se puso el título Me llamo Mohamed Supuestas quejas de padres por blasfemia llevaron a una denuncia contra Gibbons ante el Ministerio de Educación de Sudán, un país donde se aplica La profesora de Liverpool se marchó a Jartum a dar clase tras muchos años de profesión en su país con dureza la ley islámica, y la mujer ingresó en prisión el domingo. Si la situación no se resuelve antes por la vía diplomática, la maestra afronta un juicio por haber insultado al profeta Mahoma, y le podrían caer seis meses de cárcel, cuarenta azotes o una multa. aunque finalmente no sea sometida a juicio, siempre habrá voluntarios para asesinarla. En la puerta del colegio, fundado hace cien años y con 750 alumnos, se han concentrado hombres con largas barbas que dicen que quieren matarla según Boulos, y semejante personal también la espera a la salida de la prisión. Es posible que las denuncias no fueran presentadas realmente por padres de alumnos del colegio, y que fueran suscitadas por algún profesor con ganas de venganza contra EPA Un Panchem Lama títere Las autoridades británicas intentaron durante todo el día de ayer la liberación de Gibbons, pero el director de la escuela, Robert Boulos, no juzgó nada sencilla la situación, porque Voluntarios para asesinarla el centro. Ésta ha quedado ya cerrado hasta enero, para evitar cualquier represalia de musulmanes exaltados. Hasta este verano, Gibbons era subdirectora de un colegio de primaria en Liverpool. Roto su matrimonio después de 33 años de casada, decidió entregarse a su pasión viajera y se trasladó a Jartum. Advertida de que haber llamado Mohamed al osito le traería problemas, Gibbons no le dio importancia. Pero si han sido los niños los que le han puesto ese nombre respondió confiada. Las hermanas de Víctor Manuel de Saboya rehúsan una indemnización VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. En 2003 y tras más de una década de exilio, los Saboya pisaban de nuevo suelo italiano con una promesa firme de no pedir ningún tipo de resarcimiento. Cuatro años han pasado y padre e hijo se han olvidado de la promesa hecha al pueblo italiano, el mismo que votó en 1946 contra la Monarquía estableciendo la República italiana un año después. Esta actitud hizo ayer que los demás miembros de esa casa real histórica se llevaran las manos a la cabeza y se desentendieran de las peticiones de Víctor Manuel y Manuel Filiberto. María Gabriela y María Beatriz de Saboya, hermanas del Rey y tías del Principe famoso por sus publicidades televisivas, enviaron una carta a una famosa transmisión televisiva en la que se analizaba en directo junto a Manuel Filiberto la petición al Estado italiano de 260 millones de euros por los daños causados en elexilio Como componentes de la Casa Real de Saboya- -se lee en la misiva de las dos hermanas- -queremos subrayar que no nos unimos de ningún modo a la petición de daños contra Italia realizada por nuestro hermano y su hijo. Nuestro padre- -recuerdan- -murió tras un interminable y sufrido exilio manteniendo siempre una imagen amable de la patria lejana La carta proseguía en el mismo tono sentenciando que la presencia constante de Víctor e hijo, es una fuente continua de angustia y mortificación Las dos Marías se avergüenzan del comportamiento poco real de padre e hijo y a ellas se unen otros miembros de la Casa Real Saboya, mientras la opinión pública se muestra contraria al resarcimiento, y el Gobierno hace una advertencia clara: No sólo consideramos que no tenemos que pagar nada a los Saboya, sino que pensamos pedir a su vez daños a la ex Familia Real por las responsabilidades que tuvo en la historia italiana