Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Recta final a las elecciones s La brigada internacional de Zapatero MIÉRCOLES 28 s 11 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos LA REBELIÓN CÍVICA or definición, una rebelión debe ir siempre a más. También la cívica que preconiza la AVT, y que el domingo se vino a la mitad. ¿Debería silenciar yo lo que por definición es abrumador? Era obvio que las movilizaciones llegarían algún día al tope. Se sabía que una inflexión podría ser utilizada por el Gobierno como un desistimiento a las víctimas. El Gobierno esperaba, por eso, la ocasión. El proceso de manifestaciones contra la política antiterrorista de Zapatero ha sido una pieza política de primerísima magnitud porque ha vinculado los símbolos de la nación al antiterrorismo y, además, al partido de la oposición. De ese modo, los efectos de una posible inflexión afectarían, asimismo, a la vigencia de la conciencia nacional, la fuerza de los símbolos y la pertinencia del partido comprometido con las manifestaciones. ¿Han estado las iniciativas de éstas a la altura de tal complejidad y han sido objeto de análisis por parte de todas las organizaciones, cívicas y partidarias, que han venido estando involucradas en aquéllas? Por mi parte, pienso que el Gobierno, al cambiar eventualmente su estrategia antiterrorista, por razones electoralistas no está presentando el mismo rostro provocador como negociador con ETA. Al dar a entender que ha interrumpido el proceso de paz (aun cuando siga negociando en una clandestinidad extremada) no ofrece el mismo flanco. Es un hecho que debería haber sido tenido en cuenta por la AVT. Pero el electoralismo no sólo cuenta para el PSOE. Rajoy no asistió a la manifestación. Aun apoyándola a través de su partido, su ausencia tuvo un significado simbólico. Por supuesto, ha contado también la actitud de una buena parte de la dirección del PP. Para Elorriaga, el reconocimiento de varias naciones no rompe la unidad de España, sino que la multiplica Para él y para Costa, el PP podrá gobernar con CiU y el PNV Así no hay rebelión cívica que funcione. P George Lakoff y Mark McKinnon, ayer, antes de dar su rueda de prensa en Madrid IGNACIO GIL No pienses en un elefante... sino en Bambi Ya ha comenzado el goteo de visitas preelectorales de los catorce sabios designados por Zapatero. Ayer le tocó el turno al experto en comunicación política George Lakoff, quien admitió que apenas conoce la ejecutoria de su admirador de La Moncloa POR BLANCA TORQUEMADA MADRID. Tres cuartos de hora de retraso y, al fin, dos figuras tocadas con sombrero (uno, clásico borsalino y el otro miller de explorador) irrumpen en un hotel madrileño, junto a un nutrido grupo de acompañantes. Quienes no supieran que se trataba de dos de los más reputados expertos mundiales en comunicación política, quizá los tomaran por telepredicadores. Guiris indudablemente. El más corpulento, George Lakoff, es profesor de la Universidad californiana de Berkeley y forma parte del grupo de los catorce elegidos por José Luis Rodríguez Zapatero para eso que en Ferraz han bautizado como panel de intelectuales progresistas Autor del éxito editorial No pienses en un elefante está considerado como referencia ineludible de los candidatos del Partido Demócrata en Estados Unidos. Al otro especialista, Mark McKinnon, que asesora a los republicanos, se le atribuye haber contribuido de forma decisiva a que George Bush se convirtiera en gobernador de Texas primero y en presidente de los Estados Unidos después. Una aportación a la Historia contemporánea que, lógicamente, no ha merecido el reconocimiento del Gobierno socialista de España. Así que él no está en el panel Sin embargo, la supuesta distancia ideológica entre ambos gurús pasó desapercibida por la complicidad que destilaron en su comparecencia ante la prensa, con motivo de su participación en el VI Seminario Internacional de Comunicación Política y Electoral organizado por MAS Consulting Group. Además de dedicarse mutuos piropos, teorizaron en sintonía. Lakoff se puso la venda antes de la herida y pronto se confesó un novato en lo que a la política española se refiere. No hubo ni una referencia concreta a las peculiaridades de la figura de Zapatero (pareció obvio que aún no tiene el gusto de conocerlas) y sólo dedicó unas pocas, muy vagas, a cuál será su papel en la elaboración del programa socialista. En su intervención en el seminario, antes de la rueda de prensa, se había limitado a esbozar que asesorará a los próceres monclovitas sobre cómo manejar tres conceptos básicos: nación, terrorismo e inmigración. Aspectos que Lakoff considera sesgadamente utilizados por los conservatives (la derecha) tanto en Estados Unidos como, según sospecha, en España. El experto aclaró que él es más un teórico, en su calidad de profesor, que un asesor en lo práctico e inmediato (terreno en el que sí se sitúa su colega McKinnon) y que, desde su perspectiva, lo que tratará de explicar es que el lenguaje y la Novato en política española Hoy, Lakoff se reunirá con Caldera, a quien aconsejará sobre cómo vender los conceptos de nación, inmigración y terrorismo reiterada repetición de los mensajes modifican el cerebro del receptor, de modo que lo que moviliza a los votantes es el pensamiento inconsciente. En resumen, que votar no es un acto racional en función de unos intereses objetivos, sino algo más emocional Por eso, lejos de considerar a George Bush como un borrico (gravísimo error, en su opinión, de la progresía mundial y factor que ha impedido a los demócratas norteamericanos derrotarle) le ve como un personaje hábil. Del mismo modo, cree que los republicanos han venido obteniendo importantes réditos de la mezcla conceptual de la criminalidad con el terrorismo, y denuncia el cinismo plenamente generalizado de referirse a la inmigración ilegal cuando, dijo, en contrapartida, nadie habla de consumidores ilegales Así, alentará que Zapatero venda la inmigración como un fenómento positivo, generador de riqueza. Y todo indica también que le animará a hablar del cambio climático, pues recordó que Gore no recurrió a este socorrido asidero en las presidenciales, y así le fue. Lakoff, instalado permanentemente en una franca sonrisa y en un aire bonachón de Papá Noel, anunció que hoy se reunirá con mister Caldera como primer paso de su colaboración con la causa socialista, en lo que será, dijo, un coloquio abierto y participativo Definió al grupo de los catorce como de expertos en la gente algo que los distancia de la piel áspera de los elefantes y los conecta con el tierno discurso de Bambi Zapatero.