Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 28 s 11 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero Huelga encubierta ATAQUES CONTRA ESPAÑA ilencioso estupor trasatlántico ante el hundimiento de las posiciones españolas en las Américas, víctimas de los populismos indigenistas y revolucionarios. En Alemania, la Deutsche Welle subraya con laconismo que España dice que las relaciones con Venezuela no se han alterado Sin embargo, Handelsblatt comenta extensamente el silencio de Europa ante unas agresiones venezolanas que la diplomacia española encaja sin rechistar, mientras que Täglicher Anzeiger estima que Chávez está precipitando el aislamiento internacional de Venezuela conduciéndola hacia posiciones enfrentadas con los EE. UU. y Europa, donde es muy visible la aparente impotencia gubernamental española. En Venezuela, la alianza de los populismos revolucionarios e indigenistas, hostiles al legado y la presencia española, tiene matices dramáticos. El Nacional titula: Nos hemos convertido en el país con menor nivel democrático del continente Por su parte, El Universal escribe: Chávez está embarcado en un proceso de guerra económica, atacando a Colombia y España por su flanco más débil En el resto de las Américas nadie duda de las amenazas chavistas contra España y contra sus vecinos americanos. El Excelsior mexicano destaca este aspecto de tal proceso, acelerado: Venezuela se ha embarcado en una carrera armamentista con más gasto en armas que Irán o Pakistán El Caribe portorriqueño destaca el aspecto estratégico de la militarización venezolana: Chávez será el gran protagonista de la próxima cumbre Petrocaribe, en Cuba, para consolidar la alianza estratégica con Castro La Nación bonaerense recuerda la otra cara de la carrera armamentista: En el país del petróleo, escasean los alimentos y se impone el racionamiento de productos básicos En Montevideo, Observa destaca la crisis de la integración política del Cono Sur, víctima de Chávez, anulando los viejos proyectos de integración que España había aspirado a liderar. En la vieja Europa, evocando la crisis belga, Financial Times ironiza con crueldad: En otros tiempos, algunos belgas podían acogerse a la tutela del Reino de España S La situación en el aeropuerto de Barajas es un caos; la huelga encubierta del personal de la empresa de seguridad que se ocupa de la inspección del equipaje está generando una situación insostenible. Dicha huelga encubierta es notoria y conocida por el personal de tierra de Iberia y de las otras compañías aéreas y también por la plantilla de Aena. Resulta inconcebible que una empresa privada, contratada por Aena, logre paralizar uno de los mayores aeropuertos de Europa. Aún más sorprendente es que todo el asunto se mantenga encubierto Por último, me pregunto por qué motivo la prensa no airea, investiga ni denuncia este gravísimo asunto, por qué no existe una interpelación al Gobierno, del que, en el fondo, depende el funcionamiento de los aeropuertos españoles Rafael C. Merry del Val Madrid Somos monstruos Se me ahoga el llanto y se me agolpan las ganas de vomitar. Y no es una figura retórica. No he podido dormir. Náuseas. Estamos enfermos. ¿Qué sociedad hemos fabricado? ¿Qué estamos dejando para nuestros hijos? Una sociedad que asiste con conocimiento pero anestesiada a la trituración, sí, trituración de bebés de casi nueve meses. ¿Han visto alguna vez un bebé de 6, 7, y 8 meses de gestación? Yo les digo, y muchos padres, médicos, afortunados ellos, lo podrán certificar, que son auténticos bebés, niños, seres humanos. ¿Se imaginan a los bebés saliendo llorando casi a término del vientre de sus madres? ¿Cómo les matan antes de triturarlos? ¿O los trituran vivos? Por 4.000 euros te trituran al hijo de tus entrañas y parece que el único problema es el de aplicar bien la ley y, eso sí, la salud física y mental de las madres. Nadie se atreve a alzar la voz contra el genocidio autorizado que, aún aceptando de mala gana la ley vigente, da la espalda a una realidad tan evidente porque es anticuado, no es progre, y se supone que es de católico recalcitrante defender la vida, defender a estos niños. Poco moderno en definitiva. Lean hoy los periódicos, escuchen las radios y la televisión y verán la misericordia y el tono de solapada aceptación que preside todas las crónicas... Todas. Urge a los legislantes una ley de adopción clara, ordenada, controlada, bien hecha y con luz y taquígrafos que permita salidas a las madres, pero sobretodo a los hijos. Una información de amplia difusión sobre la posibilidad para estas madres de mantener con vida a sus hijos. Y no hay excusa. Otra ley que persiga hasta la extenuación a los asesinos, en este caso genocidas ¿tendrán ellos hijos? pues parece que con uno o dos años de cárcel se arreglará el tema ¡Dios mío! Y a los guardianes de la ley, que con una denuncia televisada en Dinamarca de un aborto pactado por 4.000 euros de una gestación de 7 meses han tardado un año y medio en actuar... ¿Qué más hacía falta? ¿alguien persigue además el cumplimiento estricto de los supuestos de aborto en España? ¿hay programas de seguimiento y revisión sistemática de centros abortistas? Luego nuestras conciencias necesitan apadrinar niños en Africa, telemaratones, dar donativos, colaborar en ONGs... Esto no es política. No es el cine. No es la televisión. Es la vida. Es nuestra sociedad. Es España. Es el siglo XXI. Es repugnante, es una pesadilla. Somos monstruos. Menos política y más alma. Escribo a ABC, es mi piedra. Buscaré otras. Laura Múgica. Correo electrónico Golpe al aborto ilegal La Fiscalía ha actuado contra las cuatro clínicas abortistas ilegales barcelonesas deteniendo a su responsable. Los abortos, o más bien infanticidios, realizados en mujeres embarazadas de hasta siete meses fueron señalados por medios tan diversos como la TV danesa, The Sunday Telegraph el Centro Tomás Moro, la plataforma Hazte oír, la asociación de víctimas del aborto y últimamente e- cristians. España es el país de la UE con mayor incremento de abortos. De nada ha servido (sino todo lo contrario) la dispensación masiva de píldoras abortivas del día después para frenarlos. Es incomprensible el abuso del ser humano gestante. Se hace de él lo que se quiere hasta procurarle la muerte. ¿Dónde están los defensores de los Derechos Humanos? Está claro que a las puertas de las clínicas abortistas no. Eva Catlán Barcelona sólo a una parte de ellos. ¿Por qué se va a subvencionar, si no, a los sindicatos, si el nivel de afiliación no llega al 20 por ciento de los trabajadores? En cambio, según datos del último curso, las clases de Religión las solicitaron para sus hijos el 75 por ciento de los padres. Y lo mismo se podría cuestionar de las subvenciones a un cine que poquísima gente va a ver, o a determinadas publicaciones que lee menos gente que los que quieren clases de Religión. La lista de ejemplos se haría interminable. Por otro lado, mientras unos alumnos están en clases de Religión, los que no la siguen están en otra asignatura o actividades alternativas cu- yo coste se cubre también con los impuestos que pagan los padres de los que cursan Religión. Tema distinto es que hay algunos que están en contra de estas clases por considerar que sólo el Estado puede decidir el tipo de educación que han de recibir los hijos. Es lo que ahora intenta hacer Chávez en Venezuela, como antes lo hizo el marxismo. María Pardo Zamora Valencia Titulación no reconocida por la UE Si España y Europa han acordado que los profesionales sanitarios posean la misma forma- Educación y Estado ¿Por qué se va a pagar con el dinero de todos, incluso de los no creyentes, las clases de una religión particular? Es el argumento que utilizan siempre los que están en contra de las clases de Religión en los centros públicos. Tiene fácil respuesta: porque también la mayoría de partidas de los presupuestos del Estado satisfacen necesidades y servicios que no afectan a todos los ciudadanos sino ción y cualificación, estableciendo la libre circulación de profesionales, propiciando la competitividad, el aprendizaje permanente y la mejora personal. Si la movilidad en el ámbito de la educación y la formación forman parte de la libertad de circulación de las personas, una libertad fundamental protegida por el Tratado, ¿cómo es posible que el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación mantengan, a día de hoy, para los técnicos superiores sanitarios una titulación no reconocida por el resto de los países, al contar con menos de la mitad de horas de formación que sus homólogos, siendo dos años de formación profesional frente al grado de los técnicos europeos e insuficiente para la realidad sanitaria de la España del siglo XXI, y que impide el derecho a trabajar en ningún otro país de la UE mientras los técnicos superiores sanitarios europeos sí pueden optar a nuestras ofertas públicas de empleo, como obliga la legislación reguladora de recursos humanos del Sistema Nacional de Salud? Francisco Javier Montero Gaspar Madrid Fe de errores En la crónica de ayer sobre los donativos ilegales a los laboristas se decía por error que 400.000 libras equivalían a unos 600 millones de euros, cuando lo correcto es 556.897 euros.