Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA Solbes, en el Foro ABC MARTES 27 s 11 s 2007 ABC El vicepresidente no cree que la inflación vaya a mejorar a corto plazo Augura un crecimiento para España en el entorno del 3 para los próximos tres años, pese a las menores previsiones de la CE Y. GÓMEZ MADRID. Pedro Solbes, vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, no tiene ninguna duda. La inflación es, en estos momentos, el principal elemento de preocupación respecto a la evolución de la economía española. Y es que, según reconoció ayer en el Foro ABC, organizado por Deloitte y patrocinado por Telefónica, no hay señales de que la presión inflacionista vaya a remitir en el corto plazo después de haber alcanzado el 3,6 en el mes de octubre. El vicepresidente aseguró que una inflación del 3,6 es, efectivamente, muy elevada, pero recordó que no es la primera vez que sucede en España, y que desde luego estos repuntes se han producido en los últimos años. Solbes insistió en que esta tasa de inflación tiene un origen externo como es la subida de los precios del petróleo y el avance de los precios de algunos alimentos. Explicó que el petróleo ha repuntado en el último año entre un 56 y un 57 y que aunque la fortaleza del euro frente al dólar ha mitigado la subida, la corrección ha sido del entorno del 15 muy inferior, por tanto, al incremento del precio del crudo. Reconoció que aunque el origen de esta subida de la inflación es externo, en España los incrementos de precios han sido mayores que en otros países, por lo que la nueva Comisión de Defensa de la Competencia está investigando si estos incrementos responden a subidas reales de costes o si detrás se están produciendo prácticas restrictivas de la competencia. No obstante, Solbes se mostró optimista respecto a la capacidad de la economía española para absorber una aceleración abrupta de los precios sin que deje secuelas permanentes en materia, por ejemplo, de incrementos salariales. A este respecto, explicó que en los últimos años los salarios han mantenido una senda de moderación, con aumentos en línea con los incrementos de productividad lo que, dijo, se traduce en cierta ganancia de poder adquisitivo. Por último, el ministro de Economía manifestó su esperanza de que a partir de marzo la inflación vuelva a caer. Respecto a la situación general de la economía española, el vicepresidente aseguró no compartir la inquietud de otros. Señaló que lo más probable es que la economía española cierre 2007 con un crecimiento medio del 3,8 para mantenerse en el entorno del 3 durante los tres próximos ejercicios. Reconoció, en este sentido, que no comparte la estimación de la Comisión Europea que prevé un crecimiento para España en 2009 del 2,3 A su juicio, más que hablar de agotamiento o enfriamiento del crecimiento, deberíamos hablar de vuelta a la normalidad ya que crecimientos del 4 son insostenibles y, sin embargo, el 3 es el crecimiento potencial de la economía española. Defendió los sólidos fundamentos de la situación ac- REBAJAS FISCALES Soy favorable a las rebajas fiscales siempre que haya margen. Pero la propuesta del PP no me parece posible TARIFAS ELÉCTRICAS Tienen que incorporar progresivamente los costes reales de la energía hasta que se reflejen por completo RELACIONES CON VENEZUELA Nuestra obligación pasa por poner toda la carne en el asador para defender los intereses de nuestras empresas Elena Salgado, con Diego del Alcázar y Juan Miguel Villar Mir Crecimiento económico Marcelino Oreja conversa con Fernando Martín tual para afrontar un entorno menos favorable en los próximos trimestres y apuntó la consolidación fiscal como uno de los colchones que más margen de crecimiento da a la economía española para el futuro. En el coloquio moderado por el director de ABC, José Antonio Zarzalejos, y preguntado por la reforma fiscal del PP, el ministro de Economía admitió que el Gobierno socialista es partidario de bajar los impuestos siempre que haya un exceso de ingresos y que, por tanto, haya margen para hacerlo. El ministro explicó que la presión fiscal en España es la tercera más baja de los países de la Unión Monetaria y que el compromiso actual del Gobierno, que repetirá si gana las elecciones, es no subir esa presión fiscal, mantener el gasto público por debajo del 40 y tener las cuentas públicas saneadas. Con estas tres premisas, a Sol- Solbes saluda a Santiago de Ybarra. En primer plano, César Alierta