Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Crisis con Venezuela s El Gobierno sigue sin reaccionar al acoso de Chávez MARTES 27 s 11 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) ofrecer sanidad gratuita a los expatriados sin recursos. Muchos españoles se marcharon por culpa de la inseguridad, que es la principal preocupación de todos los que vivimos en Venezuela asegura un señor nacido en la isla del Hierro. Muchos jóvenes se van ante la falta de perspectivas- -continúa- y la reforma constitucional, de aprobarse, empujará a otros muchos a marcharse. Las colas antes los consulados de España, Italia o Portugal son buena prueba de que los inmigrantes cada día se sienten más incómodos Entre cazuelas de caldo y platos de lacón con grelos para nutrir ese sexto sentido galaico que se conoce como morriña los socios del hogar gallego comparten idénticos sentimientos. Los españoles y sus empresas son respetados por el venezolano, pero esta reforma nos lleva a un callejón sin salida sostiene un señor natural de Ortigueira, en La Coruña, mientras observa en el televisor el partido de fútbol entre el Depor y el Athletic. Van empatados, y mientras habla mira de reojo a la pantalla. Nos preocupa mucho que nos quiten la doble nacionalidad confiesa su esposa. La hija mayor se pregunta: ¿Qué pinto yo aquí? Acabo de terminar Ingeniería y sólo pienso en convalidar mi título para ir a España confiesa. Aunque no conste que el incendiario discurso de Hugo Chávez haya provocado actitudes racistas entre sus seguidores (el venezolano nunca ha sido un pueblo xenófobo) una mujer de Badalona revela una ilustrativa anécdota: Hace unos días estaba en el consultorio de un especialista médico. Éste, al ver que era española, me expulsó y no quiso atenderme Otro catalán, taxista, dice que algunos compañeros le han imprecado llamándolo musiú una desfiguración de monsieur con que en Venezuela se designa de forma despectiva a los extranjeros. Mientras estas líneas llegaban a su fin, una llamada telefónica desde el aeropuerto informa de que Julio Rivas, periodista español que trabaja para la radio mexicana Monitor, regresa a su país. Aquí no es posible la convivencia sentencia con pesar. El Gobierno mantiene su actitud de no replicar a Chávez, pese a sus amenazas La secretaria de Estado para Iberoamérica se reunió con el embajador venezolano, quien asegura que no hay ningún cambio en las relaciones con España LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno mantiene su actitud de no replicar a Hugo Chávez, pese a que éste continúa la escalada de declaraciones que abrió después de que Su Majestad el Rey le instara a callarse durante la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile cuando tachaba de fascista a José María Aznar. Las declaraciones que el presidente venezolano hizo en la noche del domingo en Maracaibo, afirmando que hasta que el Rey no se disculpara, mantendría congeladas las relaciones con España motivaron que la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, se reuniera con el embajador de Venezuela en Madrid, Alfredo Toro, para pedir aclaraciones sobre el significado de las palabras de Chávez. No fue una convocatoria al embajador para expresarle una protesta, que sería el primer paso para transmitir de manera formal el malestar del Ejecutivo. Jiménez llamó por teléfono al embajador por la mañana y acordó reunirse con él por la tarde. Simultáneamente, el embajador español en Caracas, Dámaso de Lario, pidió también aclaraciones a las autoridades venezolanas. El embajador de Venezuela acudió al despacho de Trinidad Jiménez, con quien permaneció reunido por espacio de cerca de media hora. Alfredo Toro le explicó que las declaraciones de Chávez no suponen ningún cambio en las relaciones con España y que todo sigue como estaba Tras la reunión, Toro dijo a la prensa que esas relaciones seguirán enmarcadas en los vínculos que unen a los dos países, como las tradiciones y el lenguaje común. España y Venezuela tiene un futuro común más allá de los altibajos afirmó Fuentes diplomáticas consultadas por ABC insistieron en que España no tiene intención de entrar en una escalada de réplicas y contrarréplicas. Se piensa que, al menos hasta que el 2 de diciembre se celebre el referéndum sobre la reforma de la Constitución en Venezuela, puede haber nuevas manifestaciones de Chávez para consumo interno. Pero mientras las cosas no vayan a mayores, como podrían ser actuaciones contra empresas o ciudadanos españoles en Venezuela, no se pasaría a otra fase. El Ejecutivo, pues, ha decidido seguir guardándose en la recámara las posibles acciones diplomáticas, como serían convocar al embajador venezolano o llamar a consultas a nuestro representante en Caracas. El Gobierno no piensa agravar el incidente, salvo que sucediera algo diferentes, pero no es el caso declaró ayer el secretario de Estado de Exteriores, Bernardino León, mientras Trinidad Jiménez reiteró que se daba por zanjado lo sucedido en Chile. Relaciones poco intensas Expulsada del médico Futuro común En cualquier caso, la previsión en medios diplomáticos es que en el futuro cercano las relaciones con Venezuela no va a ser muy intensas, salvo que las aguas vuelva a su cauce. En este sentido, una prueba de cómo marchan las cosas sería la celebración de la Comisión Mixta de Cooperación con Venezuela, prevista, en principio, para el próximo 10 de diciembre. Desde la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional se asegura que la reunión tendrá lugar, aunque algunas voces no ven tan clara la conveniencia de seguir manteniéndola. Jiménez y León, ayer en el Palacio de la Zarzuela En cuanto a la cuestión de las empresas, ayer, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, expresó su confianza en que se corrijan las palabras de Chávez y que las relaciones sigan como han sido siempre Al ser preguntado por lo que harán las multinacionales españolas si Chávez cumple su amenaza de extremar la vigi- EFE lancia sobre las compañías con presencia en Venezuela, contestó que las empresas acuden donde las administraciones son amigables y no donde son hostiles con el empresario También ayer un centenar de opositores a Chávez se concentró ante la Embajada venezolana en Madrid bajó el lema ¿Por qué no te callas? Basescu pedirá en España el fin de la moratoria para trabajadores rumanos L. A. MADRID. El presidente de Rumanía, Traian Basescu, llegó ayer a España en una visita oficial, cuyo principal objetivo es pedir a las autoridades españolas el fin de la moratoria que hasta el año 2009 restringe la entrada de trabajadores rumanos a nuestro país. La moratoria fue establecida desde el ingreso de Rumanía en la UE el 1 de enero de 2007 y se prevé que pueda ser revisada al final del primer año. Más de medio millón de rumanos viven actualmente en España, uno de los países europeos que más emigración ha recibido de Rumanía. Ayer, Basescu, en la cena de gala que le ofrecieron Sus Majestades los Reyes en el Palacio Real, expresó su aprecio por la contribución de las autoridades españolas a la integración de los rumanos en nuestro país, pero, previsiblemente, la demanda de supresión de la moratoria se la haga hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien le visitará en el Palacio del Pardo. En la cena de gala, Don Juan Carlos tuvo un recuerdo para los dieciséis rumanos que murieron en los atentados del 11- M y destacó la cada vez mayor presencia de empresas españolas en Rumanía. Además, subrayó los acuerdos alcanzados este año para luchar contra el crimen organizado y la cooperación para hacer frente al terrorismo. Desde 2003 se han producido 27.000 bajas consulares y en 2006 se expidieron 33.000 pasaportes españoles