Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27- -11- -2007 PP y PSE exigen al lendakari que proteja a las empresas que construyen el AVE vasco 11 Ciberprogresista al servicio de Zapatero en la red José Blanco anunció ayer, antes de ir al almuerzo con Solbes, que el PSOE suma ya en internet un total de 50.000 voluntarios ciberprogresistas a los que habrá que ir agregando a todas las personas que se apunten a esta nueva forma de participación política desde aquí hasta la fecha de las elecciones El secretario de Organización dijo que internet no es el futuro sino el presente y por eso va a ser una de las herramientas fundamentales de comunicación del PSOE en esta campaña. De hecho, ayer se estrenó la web de Zapatero en campaña, cuya dirección es www. lamiradapositiva. es, imitando al nuevo eslogan de la precampaña. ves de aprobar una ley para garantizar un piso a todo andaluz que gane menos de 3.000 euros. Yo nunca soy partidario de grandes leyes de reconocimiento de derechos para toda la vida Son cosas- -agregó entonces en una entrevista- que suenan bien, pero luego hay que aplicarlas, y aplicarlas significa restricciones económicas, criterios... En esa misma intervención ya dejaba entrever su cansancio (tiene 65 años) y el deseo de ceder el testigo. Sólo una semana más tarde fue el titular de Sanidad, Bernat Soria, el que le daba otro disgusto al anunciar dentista gratis para niños de entre 7 y 15 años. Tras tanto desencuentro y anegada quizás su paciencia en la riada de promesas electorales que desplegaba el Ejecutivo de Zapatero (fraguadas tras el anuncio de ETA de que daba por concluida la tregua) Solbes parecía más con un pie fuera que dentro del Ejecutivo tras tres años de duros enfrentamientos con la Oficina económica de la Presidencia, bajo la batuta de Miguel Sebastián. El si me quedo, me quedo pronunciado ayer por el vicepresidente en el Foro ABC ha sido interpretado como un claro mensaje de que, de repetir en el cargo tras una hipotética victoria socialista, tendrá plenos poderes para diseñar la política económica del Gobierno, lo que dejaría en un lugar eminentemente subsidiario a la Oficina Económica presidencial y a su legión de asesores. La hipotética llegada de Sebastián al Gobierno parece ya difuminada. Entre el Solbes escéptico de meses atrás y el que ayer dio el sí a Zapatero median, según ha podido saber ABC, varias conversaciones en octubre y noviembre con el jefe del Ejecutivo, en las que el titular de Economía habría pedido mayor control en la próxima legislatura sobre Ministerios de gasto Fomento, Sanidad, Vivienda, etcétera. Parece que no quiere volver a enterarse por la prensa de anuncios presupuestarios que no controla. Un veterano liberal y socialdemócrata En su línea de ser lo bastante ambiguo como para que nadie le entienda ha pasado la legislatura dejándose querer por su partido, con el que al final cierra filas YOLANDA GÓMEZ MADRID. Pedro Solbes se definió ayer a sí mismo como un socialdemócrata liberal No es una frase mía- -explicó- -pero me siento totalmente identificado con ella. Y además, ahondó en lo que significa esa definición. Creo en la economía de mercado, pero creo también que hay que pagar impuestos para mantener la solidaridad en el país Y es la conjugación de estas dos caras del que ha sido vicepresidente económico durante estos casi cuatro años: la social y la liberal, la que le han dado prestigio fuera del Gobierno, pero también más de un quebradero de cabeza dentro del mismo. El ministro más veterano del gabinete de Rodríguez Zapatero, ya ha cumplido los 65 años, ha tenido que hacer uso en más de una ocasión de sus años y de su experiencia, tanto en el anterior gobierno socialista como en la Comisión Europea, para frenar muchas de las propuestas que le han intentado colar tanto desde la Oficina Económica de La Moncloa, como desde otros Ministerios. Solbes ha salido airoso de muchos de sus enfrentamientos cuerpo a cuerpo con algunos de sus compañeros del Consejo de Ministros y paró goles como la desaparición de la deducción por vivienda, la rebaja tacto. Pero se equivocaron. Los que le conocen más de cerca, sin embargo, dicen ahora y decían ya hace unos meses, que a este alicantino le atraen los retos, y que los nubarrones que se avecinan sobre la economía española no son un motivo de desánimo, sino al contrario un incentivo y un reto para continuar al frente de la economía si el PSOE vuelve a ganar las elecciones. Si bien es verdad que en estos últimos meses la economía española está dando síntomas de cierta desaceleración y que la inflación se ha disparado, al vicepresidente hay que reconocerle varios méritos, quizás el principal el haber hecho del saneamiento de las cuentas públicas su principal batalla. Y es que hasta el momento, Solbes es el primer ministro de Hacienda de la democracia que puede presumir de haber cerrado las cuentas públicas con superávit. Es verdad que el camino estaba marcado y que el proceso de consolidación fiscal que llevaron a cabo los dos gobiernos del PP se lo pusieron fácil. Pero también es verdad que como ocurrió con otros gobiernos socialistas, se podría haber optado por derrochar todos los ingresos extra que ha generado la buena marcha económica. El lado más oscuro de la gestión económica del Gobierno, no obstante, está en su intervención en las operaciones empresariales, donde Solbes se doblegó al criterio de Zapatero. Y es que el jefe es el jefe Es innegable que el encaje final de un Solbes plenipotenciario con la Oficina Económica de Moncloa no será fácil. Lo que sí parece claro, según fuentes del PSOE consultadas por ABC, es que con este anuncio los socialistas pretenden cerrar una de las grietas a las que tendría que haber hecho frente Zapatero de no repetir Solbes: la fuga de uno de los ministros mejor valorados cuando las sombras de la crisis crecen. El CIS manda ABC. es Vídeo de la intervención de ayer de Pedro Solbes en el Foro ABC en www. abc. es del IVA de los libros, el tipo único del IRPF o la indiciación del salario mínimo. Pero también le han metido goles por la escuadra, sobre todo en estos últimos meses de la legislatura: el cheque bebé, el plan bucodental, las deducciones y las ayuda al alquiler, entre otros. Algunos pensaban que su carácter liberal le hacía ver con malos ojos estas medidas, e incluso se aventuraron a decir que dejaría el barco antes de las próximas elecciones, con su prestigio nacional e internacional in-