Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES Primera división s Decimotercera jornada LUNES 26 s 11 s 2007 ABC Homenaje al fútbol de ataque en Madrid Atlético y Valladolid ofrecieron un espectáculo de goles y remates que Pedro López, en propia puerta, sentenció al final TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. La grandeza del Atlético es que provoca fibias y fobias, pero nunca deja indiferente. El Calderón vivió una tarde de fútbol inolvidable, con siete goles y otras siete ocasiones que no entraron para no avergonzar más a las defensas. Al final, en los segundos extra, el Atlético ganó la ruleta de la fortuna gracias a un autogol de Pedro López, después de un espectáculo de infarto. No mereció perder el conjunto de Mendilíbar, pero en este deporte la justicia es ciega y sólo mira el marcador. Ese juez etéreo dictaminó que el magnífico homenaje al fútbol que brindaron Atlético y Valladolid tuviera un vencedor. El pulgar hacia arriba señaló a los rojiblancos. El partido se convirtió desde el 1- 2 en una ruleta rusa que pudo decantar la victoria de cualquiera. Incluso, desde la rigurosa expulsión de Valera, los visitantes apostaron más por los tres puntos. Sin embargo, la calidad de los locales hacía presagiar su golpe definitivo. Agüero tuvo la oportunidad en el penúltimo minuto. Lo que nadie auguraba es que el tanto de la sentencia llegara en un mal despeje de Pedro López. Son las miserias del fútbol. Cuando hay muchas dianas es porque los esquemas destructivos hacen agua por todos los flancos. El público disfruta y los entrenadores sufren. Para Aguirre y Mendilíbar el balance de sus sistemas defensivos fue un desastre. La indecisión de Rubio y de Vivar Dorado regaló el balón del que nació el 1- 0 de Maniche. Butelle salió Atlético de Madrid Valladolid 4 3 ro. Maniche puso pronto ventaja en el marcador y el Atlético sesteó durante media hora hasta que Víctor le despertó con el golazo del primer empate, colofón a un recorte precioso de Llorente que dejó boquiabiertos a Valera, Pablo y Zé Castro. Un partido a la ruleta rusa Atlético (4- 4- 1- 1) Leo Franco; Valera, Pablo, Zé Castro (Forlán, m. 58) Pernía; Reyes (Jurado, m. 70) Maniche, Raúl García, Simao (Eller, m. 84) Maxi; Kun. Valladolid (4- 2- 3- 1) Butelle; Pedro López, Rafa, García Calvo, Marcos; Vivar Dorado, Rubio; Sisi (Kome, m. 77) Víctor (Kike, m. 86) Sesma; Llorente. Árbitro Delgado Ferreiro. Roja a Valera (m. 72) por doble amarilla. Amarilla a Marcos, Forlán, Pedro López, Vivar Dorado, Maniche y Jurado. Goles 1- 0, m. 2: Maniche. 1- 1, m. 40: Víctor. 1- 2, m. 47: Sisi. 2- 2, m. 49: Maxi. 2- 3, m. 54: Llorente. 3- 3, m. 55: Maxi. 4- 3, m. 90: autogol de Pedro López. estrepitosamente en el 3- 3 de Maxi. Pedro López se marcó el 3- 4. Zé Castro y Pernía fallaron en el 1- 2 de Sisi. El central portugués volvió a errar en el 2- 3 de Llorente. Todas estas acciones también presentaron datos positivos. Los caseros demostraron una convicción en su capacidad de remontar que no tuvieron durante siete leguas. Los vallisoletanos dejaron clara una virtud rematadora envidiable para otros modestos que luchan por la permanencia. Dicho esto, con la alegría exultante del Atlético por la consecución de un triunfo inesperado, el entrenador mexicano sabe que jugar con fuego cada jornada no es el camino para llegar a la Copa de Europa. No pueden recibir tres tantos cada día. La zaga es un talón de Aquiles sin pie. Ni cabeza. El partido fue raro, raro, ra- La sorpresa se consumó con el segundo acierto pucelano, firmado por Sisi. El 1- 2 suscitó el correcalles que puso los desfibriladores del Samur a calentar En el Atlético ya no hubo táctica, orden ni concierto, Maxi igualó la contienda en la siguiente jugada, con un disparo cruzado. Seis minutos más tarde, Sesma superó por enésima vez a Valera para enviar un pase medido que Llorente cabeceó en el 2- 3. Nada más sacar de centro, Butelle salió a por uvas y Maxi fusiló la tercera X Todo era una locura. Cansado de tanta anarquía, Aguirre quitó a Zé Castro, sacó a Forlán y Raúl García se retrasó como central. El riesgo por ganar aumentó el peligro de perder. La expulsión de Valera, por un empujón a Sesma, intensificó la crisis y el Vasco tuvo que alinear a Eller. Nada cambió. Cada ataque era de miedo. Maniche, Sisi, Kome, Vivar Dorado y Agüero rondaron el cuarto gol para su club. En el último instante, Pedro López hizo lo impensable. El público pensó que el fútbol debería ser así siempre. Con desfibriladores a tiro de gol. Maxi celebra el 2- 2 ante Butelle Maxi: No podemos pensar en marcar siempre cuatro para ganar ABC MADRID. Siempre objetivo, Javier Aguirre tardó menos que sus jugadores en empatar dos veces para decir que hoy nos sonrió la fortuna Sincero, admitió que con 3- 3 hubiera dicho que es un resultado buenísimo. Pero mi equipo tiene pasta, ganas de ganar El sistema defensivo era el asunto de conversación: No es común que dos equipos lleguen al minuto 89 con 3- 3 y no sepas de qué lado va a caer la moneda, pero mientras sigamos sumando y no nos alejemos de la zona que nos interesa... Este equipo está diseñado con un talante ofensivo. No fichamos a nadie atrás Respecto a la colocación de Raúl García como defensa central, señaló: Ya lo hicimos varias veces en el Osasuna El entrenador rojiblanco leyó bien el partido: Destacó el ansia de ganar de mis jugadores, porque esta victoria supone algo más que tres puntos. Ante tantas circunstancias adversas, el panorama era cuanto menos oscuro, con un 1- 2 o un 2- 3 en casa. Era complicado y luego más, con diez. Había que echarle un par de narices. Después, la fortuna nos sonrió. Es un poco esta ruleta del fútbol... Vamos a hacernos un electrocardiograma Maxi, autor de dos tantos, puso el dedo en la autocrítica: Aguirre: Fortuna y un electro Once goles a favor y diez en contra en las cuatro últimas jornadas rojiblancas El empate a cero en Almería fue la excepción que confirma la regla. El 31 de octubre comenzó a fraguarse una realidad de la que sólo disfrutan los delanteros. Aquella noche, el Atlético superó al Sevilla por 4- 3 en el estadio Calderón, en otro partido de crisis cardíaca. La historia se repitió en la siguiente jornada, pero entonces fue el Villarreal el que venció 3- 4 en el coliseo rojiblanco. Tras la igualada en Almería, la historia se repite. La crisis de la defensa es alargada y el equipo madrileño asegura que no fichará un central en enero. Ha recibido una media de 2,5 tantos en cuatro partidos. El acierto goleador, antes de Agüero y Forlán y ahora de Maxi y Maniche, suaviza el problema. No podemos pensar en marcar siempre cuatro goles para ganar. hay que demostrar picardía y saber matar estos partidos Mendilíbar, el técnico derrotado en esta ruleta, se quejaba del 3- 3: Mis hombres están rotos por la manera de perder, en el último minuto y en propia meta. El resultado no es justo y no se puede hacer nada, pero pienso que el empate a tres viene precedido de una falta clarísima sobre Butelle y ante eso es difícil hacer algo. Sabíamos que podía ser un partido abierto y así ha sido, con ocasiones por los dos lados y loco. Estamos rotos, porque hicimos todo para merecer la victoria. Así es el fútbol