Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID LUNES 26 s 11 s 2007 ABC La reforma de Serrano dejará todo listo para construir en el subsuelo una línea de Metro Las galerías de servicio se desviarán a los laterales s La obra afectará al tramo final de la calle, desde María de Molina hasta la Puerta de Alcalá SARA MEDIALDEA MADRID. La remodelación prevista en la calle de Serrano no dotará a este espacio de una nueva línea de Metro subterránea, pero el Gobierno local dejará todo listo para que esta obra pueda acometerse en el futuro si así lo consideran los responsables de este transporte público. La idea de aprovechar la construcción del túnel del AVE bajo Serrano, que realiza el Ministerio de Fomento, para horadar, a la vez, el túnel del Metro no ha sido bien recibida en el departamento que dirige Magdalena Álvarez, según informaron a ABC fuentes municipales. La idea que en su día planteó el alcalde a Fomento y a la Comunidad de Madrid era aprovechar la obra de construcción del túnel del AVE- -que unirá Chamartín con Atocha, bajo la calle de Serrano- para construir simultáneamente sobre este subterráneo otro que albergara una futura línea de Metro. Este nuevo túnel del AVE ocupa siete kilómetros bajo la calle de Serrano. Según los cálculos municipales, sería posible técnicamente construir a la vez un segundo túnel junto al del AVE, que se destinaría a la circulación de una nueva línea de Metro en sentido nortesur. El uso de una gran tuneladora, como las que se han utilizado para construir los subterráneos de la M- 30, dotada de un diámetro de hasta 15 metros, permitiría el paso de las líneas del AVE por uno de los túneles, y trazar a la vez junto a él, también bajo el suelo de la calle de Serrano, el trazado de la nueva línea del Metro. Sería, afirmaban en su día fuentes municipales, matar dos pájaros de un tiro, y de paso abaratar costes para esta nueva ampliación de Metro. Incluso se apuntaba entonces la posibilidad de que esta nueva línea de Metro la construyera el propio Ministerio de Fomento, para luego ser explotada por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital. Los aparcamientos bajo la calle, en la cuerda floja Aunque la decisión no está definitivamente tomada, es más que probable que al final el proyecto de reforma de la calle de Serrano se olvide de la construcción de aparcamientos subterráneos. El espacio destinado en el proyecto original a este fin será el que quede reservado para el futuro túnel de Metro, lo que haría incompatibles ambos usos. La idea era construir tres estacionamientos de más de un kilómetro de longitud, que proporcionarían 1.595 plazas para vehículos. De este modo, se podría liberar espacio en superficie, que se destinaría a ensanchar las aceras. Eso sí, el proyecto, sin aparcamientos, será mucho más barato. Gran tuneladora Otras ventajas añadidas de la operación serían, siempre según el Ayuntamiento, el beneficio para los habitantes de la zona este- -además de las paradas de Atocha y Chamartín, el túnel ferroviario podría tener también una estación intermedia, con conexión con las de Metro- y los beneficios para los usuarios del aeropuerto, ya que se propondría un ramal a Barajas desde la línea férrea. Pero los planes municipales chocaron con la realidad: en este caso, con la oposición de Fomento, que no está interesado en la construcción del doble túnel, y sigue adelante con su proyecto de horadar únicamente el subterráneo destina- El proyecto de la calle de Serrano prevé ampliar aceras y vegetación do a la conexión de los trenes de alta velocidad. DE SAN BERNARDO La remodelación comenzará cuando en 2011 terminen las obras del eje Prado- Recoletos, para no interferir más en el tráfico de la ciudad Más aceras No obstante, el Gobierno local no abandona definitivamente la idea de la nueva línea de Metro. De hecho, tiene previsto que en el proyecto de remodelación de la calle de Serrano- -previsto para este mandato- se disponga todo de manera que en un futuro por determinar pueda construirse ese túnel del metropolitano bajo esta principal vía madrileña. Para ello, se desviarán las galerías de servicios a los laterales de la calle. La reforma de la calle Serrano se basará en un proyecto de los arquitectos Miguel Tejada y Clara Eslava, que ganaron el concurso convocado a tal efec- to por el Colegio de Arquitectos y el Ayuntamiento. Pretende remodelar la zona desde la Puerta de Alcalá hasta el cruce con la calle de María de Molina, ampliando las aceras y la vegetación y renovando el mobiliario urbano y la pavimentación. También se verían afectados los carriles de circulación, aunque sin perder de vista que esta vía es una de las principales arterias para el tráfico de la ciudad y soporta intensidades medias diarias por encima de los 50.000 vehículos en algunos tramos. Las obras en Serrano no se iniciarán hasta que hayan finalizado las del eje Prado- Recoletos, para no alterar más de lo imprescindible la circulación rodada en el centro de la ciudad.