Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA LUNES 26 s 11 s 2007 ABC RELIGIÓN García- Gasco, a De la Vega: No se puede construir una sociedad al margen de Dios En su respuesta al brindis de la vicepresidenta en una cena en la Embajada en Roma sólo citó al Rey JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El decano de los tres nuevos cardenales españoles, Agustín García- Gasco, dirigió en Roma una advertencia al Gobierno señalando que Europa y España no tienen futuro si los hombres y mujeres de nuestra sociedad cerramos el corazón a Dios y que si no escuchamos su palabra, perderemos la esperanza y la ilusión para construir un futuro de libertad y justicia para todos El arzobispo de Valencia respondió al brindis realizado por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la cena de honor ofrecida el pasado sábado en la Embajada española a los tres nuevos purpurados, que se había caracterizado por su tono respetuoso y conciliador. En su respuesta, Agustín García- Gasco citó a Su Majestad el Rey pero no al Gobierno, y realizó una crítica implícita a las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero poniendo en guardia contra el peligro que el rechazo de Dios supone para España y para Europa, como ha enseñado la historia de los grandes totalitarismos. Según el cardenal de Valencia, la paz, la concordia, la justicia y la libertad, el progreso y la civilización del amor son fruto de la cercanía a Dios y se logran en ese marco frente a los que pretenden construir una sociedad al margen de Dios En ese contexto reafirmó que el mensaje salvador de Jesucristo es la mejor garantía de nuestra libertad y el gran baluarte para defender la dignidad del ser humano frente a las violencias y las injusticias del mundo El tono de la intervención re- Rechazo de Dios El Santo Padre entrega el anillo de cardenal a Agustín García- Gasco en una ceremonia en la basílica de San Pedro cordó a todos los presentes en la cena- -entre los que se contaban el responsable de Asuntos Exteriores del Vaticano, Dominique Mamberti, y un total de ocho cardenales españoles- -que el buen momento del diálogo directo entre España y la Santa Sede no significa en modo alguno que los purpurados españoles estén satisfechos del Gobierno en algunos temas fundamentales. Fernández de la Vega había manifestado antes de que el cardenal tomase la palabra que el Gobierno de España se une a la alegría que sienten los fieles valencianos, barceloneses y turolenses, y de la que estoy segura participa el conjunto de la ciudadanía española Para la vicepresidenta, respeto y libertad son las dos caras de la moneda que hemos acuñado Iglesia y Estado a lo largo de estos años de democracia, y que es expresión de la lealtad entre ambas instituciones pues tanto la Iglesia católica como el Estado buscan la realización de valores como la igualdad, la justicia, la dignidad y la paz AP El Papa entregó el anillo de Pedro a los nuevos purpurados españoles J. V. B. CORRRESPONSAL ROMA. Benedicto XVI entregó ayer el anillo cardenalicio a los veintitrés nuevos purpurados, entre los que se cuentan tres españoles: Agustín García- Gasco, Lluís Martínez Sistach y el jesuita Urbano Navarrete, antiguo rector de la Pontificia Universidad Gregoriana. El Papa impuso el anillo a cada uno de los nuevos cardenales al tiempo que les decía: Recibe el anillo de la mano de Pedro, y recuerda que el amor al primero de los Apóstoles refuerza tu amor a la Iglesia En su homilía, el Santo Padre subrayó que la escena de la crucifixión, grabada en este anillo, debe invitaros a recordar a qué Rey servís, en qué trono fue colocado y cómo fue fiel hasta el final para vencer al pecado y a la muerte con la fuerza de la divina misericordia En el plano personal, el Papa les aconsejó abiertamente ser humildes, sin sombra de orgullo o de arrogancia y les señaló una prioridad específica: Que la oración por la paz y la unidad de los cristianos sea vuestra primera y principal misión, para que la Iglesia, compacta y segura, sea un signo y un instrumento de unidad para todo el género humano A pesar de que la intensa lluvia obligó a celebrar la misa dentro de la basílica de San Pedro, donde caben siete mil personas, otros cuarenta mil fieles siguieron la ceremonia desde la Plaza de San Pedro a través de las pantallas gigantes, y el Papa salió de nuevo a saludarles desde el atrio, como ya había hecho el sábado. Benedicto XVI recibirá hoy a los nuevos cardenales y a los miles de peregrinos que les han acompañado. Agustín García- Gasco celebrará una misa de acción de gracias en la basílica de San Pedro, mientras que Lluís Martínez Sistach lo hará en la Iglesia de Montserrat. La incorporación de los nuevos cardenales a la diócesis del Papa quedará completada formalmente cuando tomen posesión de sus respectivas iglesias: Agustín García- Gasco de la de San Marcelo y Lluís Martínez Sistach de la iglesia de las Catacumbas de San Sebastián, uno de los lugares con mayor carga hisórica en la Ciudad Eterna. El tono de la intervención recordó a todos los presentes que el buen momento del diálogo entre España y la Santa Sede no significa que los purpurados españoles estén satisfechos del Gobierno en algunos temas fundamentales Pidió a los 23 nuevos purpurados ser humildes, sin sombra de orgullo o arrogancia