Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 s 11 s 2007 ESPAÑA 21 Beni y la caja de los truenos La esposa del presidente del Tribunal del 11- M y jefa de prensa del TSJ de Madrid presenta hoy su polémico libro La soledad del juzgador s Elisa Beni ha provocado indignación en la Audiencia Nacional POR N. V. P. M. MADRID. En el momento en que se escriben estas líneas, a menos de veinticuatro horas de la presentación del polémico libro de la periodista Elisa Beni- -a la sazón jefa de Prensa del TSJM y esposa del presidente del Tribunal del 11- M, Javier Gómez Bermúdez- La soledad del juzgador nadie es capaz de asegurar si el acto será o no un éxito de convocatoria. Esa circunstancia será, sin duda, un buen termómetro para conocer hasta dónde llegan los daños colaterales de una iniciativa que desde el principio era más que discutible y que probablemente ni sus principales protagonistas eran capaces de imaginar. Lo único cierto es que esta publicación ha abierto la caja de los truenos en la Audiencia Nacional, donde es una opinión mayoritaria que, además de inoportuno- -por quien lo escribe y por el momento en el que se hace, sin que ni siquiera la sentencia sea firme- este libro revela conversaciones privadas entre jueces, fiscales y abogados con su marido. No es lo único. Para muchos, La soledad del juzgador supone un ajuste de cuentas con algunos compañeros de carrera de Gómez Bermúdez, entre ellos los que, junto con él, aspiraban a la Presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional: Baltasar Garzón, José Ricardo de Prada y su propio compañero de estrado Alfonso Guevara. Con ninguno de ellos Beni ha tenido excesivos miramientos, hasta el punto de hacer despectivos comentarios jurídicos sobre sus actuaciones profesionales. La carta que Guevara hizo llegar el viernes a Gómez Bermúdez (con copia al presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar) reprochándole su deslealtad personal y profesional ha sido el detonante para que salgan a relucir las críticas, hasta ese momento más o menos veladas, de los agraviados en el libro de Beni: el propio Guevara, el también miembro del Tribunal Fernando García Nicolás, los jueces Garzón y Del Olmo, las víctimas o la fiscal del 11- M, Olga Sánchez, quien según noticias de última hora podría estar algo menos indignada de lo que aseguran fuentes de su entorno más próximo, de nuevo consultadas ayer por ABC. No obstante, al menos en principio, no parece muy probable su presencia hoy en la presentación de la obra. Nuevo intento de sacar al TC de la crisis de las recusaciones El Pleno se reúne hoy con los diez magistrados divididos por el orden de estudio de las impugnaciones N. V. MADRID. El presidente en funciones del Tribunal Constitucional, Vicente Conde, ha convocado para hoy un Pleno en el que se debatirán las tres recusaciones presentadas por el Partido Popular en relación con el recurso interpuesto por esta formación contra la reforma de la Ley Orgánica que regula a este órgano. Se trata de las que afectan a los magistrados próximos al sector progresista Pascual Sala, Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps. Conde ha decidido así desoír la petición del Grupo parlamentario Popular, que, en las alegaciones presentadas ante el TC el pasado miércoles, solicitó a la Sala la acumulación de estos incidentes de recusación con los que afectan a los magistrados conservadores Jorge Rodríguez Zapata y Roberto García Calvo, impugnaciones que fueron presentadas por la Abogacía del Estado con anterioridad a las promovidas por los populares. Este Pleno constituye el segundo intento de Vicente Conde de sacar al TC de la crisis a la que han abocado estas recusaciones, cuyo simple estudio está abriendo una herida sin precedentes en la historia de este órgano constitucional. Y uno de los principales motivos que han llevado a esta situación es la imposibilidad de celebrar un Pleno sin que los propios recusados participen en el debate de sus propias recusaciones. El motivo es el quórum mínimo establecido en la ley: ocho magistrados. El Pleno que ha convocado Conde cuenta con diez magistrados, todos menos la presidenta y el vicepresidente del órgano, María Emilia Casas y Guillermo Jiménez, respectivamente, pues sus abstenciones ya fueron aceptadas al afectarles directamente el recurso contra la ley que prorroga su mandato. Ante la anunciada intención de Conde de comenzar el Pleno de hoy estudiando la admisión o no de las recusaciones presentadas por el PP, esta parte envió Vicente Conde un escrito al TC en el que reitera su petición de acumulación de las impugnaciones, algo que se podría hacer siempre y cuando se haya decidido ya la admisión a trámite de todas ellas, paso que todavía no se ha dado. En ese mismo escrito, los populares advertían a Vicente Conde de que si realmente el primer punto del orden del día del Pleno de hoy van a ser las recusaciones promovidas por ellos, se reservan las acciones de todo orden que pudieran corresponderles para la defensa del derecho fundamental con todas las garantías Acumulación Manjón pedirá la revisión de las indemnizaciones MADRID. La Asociación 11- M Afectados de Terrorismo, que preside Pilar Manjón, pedirá la revisión de las indemnizaciones a las víctimas del atentado fijadas en la sentencia de la Audiencia Nacional, según informó ayer a Ep la abogada Amanda Meyer. La asociación denuncia que las indemnizaciones destinadas a los heridos más graves del 11- M son en muchas ocasiones inferiores a las percibidas por las víctimas de atentados perpetrados por ETA. Ahora, esta asociación está pendiente de la notificación del que se espera que sea el último auto aclaratorio de la sentencia, momento desde el que empezará a contar el plazo para anunciar el recurso de casación. A partir de ese momento disponen de 20 días hábiles para formalizarlo. Muñoz y Roca, de nuevo en el banquillo por un delito urbanístico J. M. CAMACHO MÁLAGA. La Audiencia Provincial de Málaga juzgará hoy al ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, y al ex asesor de urbanismo Juan Antonio Roca por su supuesta implicación en el caso Incopromar La Fiscalía pide para Muñoz una pena de 18 meses de cárcel y ocho años de inhabilitación. Por su parte, la acusación popular, representada por PSOE, IU y los Verdes, solicita para Roca (contra quien el fiscal no ha formulado acusación) seis meses de prisión y 20 años de inhabilitación por prevaricación y un delito contra la ordenación del territorio. Además de Muñoz y Roca, serán juzgados otros siete ex ediles del GIL, entre ellos el ex asesor jurídico de Jesús Gil José Luis Sierra. Este caso se remonta a diciembre de 1996, cuando Julián Muñoz firmó como alcalde accidental un acuerdo con la empresa Incopromar, propiedad en un 95 por ciento del periodista fallecido Antonio Herrero, para construir un edificio de 68 viviendas, locales y apartamentos. La Fiscalía considera que la licencia se otorgó pese a que se proyectaba sobre parte de un suelo clasificado en el Plan General de Ordenación Urbana entonces vigente como viario y destinado a uso público.