Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Recta final a las elecciones s Desconfianza hacia los socios de esta legislatura LUNES 26 s 11 s 2007 ABC Edurne Uriarte Zapatero reclama una mayoría de votos más amplia para frenar la crispación Buscará la convivencia que no ha sido posible por la obstrucción del PP desde 2004 GABRIEL SANZ MADRID José Luis Rodríguez Zapatero pidió ayer a los españoles que otorguen al PSOE una mayoría de votos más amplia que la de 2004, para aumentar sus actuales 164 diputados y acabar así con la inútil crispación que preside la vida pública, a su juicio, a instancias del PP Como sus antecesores en la Presidencia del Gobierno de uno u otro partido, se cuidó de no usar la expresión mayoría absoluta- -mal vista en el imaginario colectivo- pero sí puso en relación esa mejora socialista con la recuperación de la convivencia Hasta el punto de convertirla en uno de los tres grandes ejes de su segundo mandato porque- -siempre según su versión- -la obstrucción del PP, en el Parlamento y en los órganos constitucionales que controla, no lo ha permitido Una hora tuvieron que esperar para escuchar estas reflexiones los enfervorizados 5.000 seguidores socialistas que acudieron a su proclamación en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada (Madrid) Acepto la candidatura del PSOE a la Presidencia del Gobierno de España para que este país siga prosperando en libertad y creciendo en justicia social dijo entre el griterio de los jóvenes del partido, que no hacían más que acompañar la canción de Tequila Que el tiempo no te cambie Arropado por su esposa, Sonsoles Espinosa- -que subió por vez primera a un escenario- por Felipe González, el Gobierno casi en pleno, la plana mayor de su partido, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez, Rodríguez Zapatero tuvo al auditorio tres cuartos de hora recordando los logros que a su juicio ha conseguido el Ejecutivo- -3 millones de empleos, Ley de Dependencia, 600 euros de salario mínimo, etc. -antes de ponerse manos a la obra con el futuro. El líder socialista sostiene que si los españoles le dan esa mayoría él la usará para aumentar, además de la convivencia, el empleo y el bienestar social; para fomentar la educación infantil de 0 a 3 años, apoyar a las familias más necesitadas y situar a España a la cabeza de la lucha contra el cambio climático Zapatero cree que España debe alejarse de la economía del carbón y apostar por las energías renovables. Y por el 0,7 del PIB anual para los EL PRESIDENTE ALEGRÍAS o es casualidad que Suso de Toro comience su libro sobre Zapatero con el capítulo Un español optimista Es su principal activo y lo ponen en valor sus aduladores, sus asesores y él mismo. El propio Zapatero relata en ese capítulo que era tan alegre y optimista de niño que un tío suyo le puso el apodo de Alegrías Y que no ha cambiado, que sigue siendo igual de positivo. Frente al estereotipo del español cabreado, hipercrítico y amargo, él, dice, es atípico. Es un optimista. Sus publicistas coinciden con el escritor y con el propio Zapatero, y por eso le han diseñado el eslogan La mirada positiva para envolver desde ahora la campaña socialista. Tienen razón, es la mejor arma electoral de Zapatero. Sobre todo, realza el contraste con un Rajoy de semblante serio, pesimista y triste. En menor medida, pero también contribuye al mensaje de una España crispada y negativa que es la del pasado, la del franquismo, la del PP, la de Rajoy; y otra España feliz y positiva que es la del futuro, la de la izquierda, la del PSOE, la de Zapatero. Y, en tercer lugar, alimenta una percepción de triunfo y la imagen de un Zapatero ganador y de un Rajoy perdedor. Claro, que el arma es de doble filo. El optimismo congénito de aquel niño apodado Alegrías ha sido también la fuente de los principales errores del adulto. Y una excesiva apelación al concepto pone de relieve algunas de sus consecuencias en su aplicación a la gestión de gobierno. Sobre todo, la negociación con ETA. La aciaga frase de la víspera del atentado de la T- 4 fue el símbolo del fracaso de un optimista, del niño- adulto feliz que construyó la esperanza del fin de ETA sobre la nada, sobre su propia personalidad. El optimismo con el conflicto nacionalista ha tenido frutos parecidos. Y en cuanto a la marcha espectacular de la economía anunciada el verano, los expertos ya le llaman Alegrías con intenciones menos bondadosas que su tío. Se trata, por tanto, de que la mirada positiva se dirija exclusivamente al futuro. Como se vuelva, podría descubrir el optimismo de un insensato. O enfrentarse a la pregunta de algún paisano: y usted, ¿de qué se ríe? N Rodríguez Zapatero, junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, en Fuenlabrada países pobres, aunque no llegara a desgranar la ley que, como publicó ayer ABC, prepara el PSOE, en caso de ganar, para garantizar por ley esa cantidad a cooperación. El presidente del Gobierno nohizo mención a la manifestación de la AVT que la tarde del sábado reunió a decenas de miles de personas en Madrid para pedir al Ejecutivo que ilegalice ANV y no vuelva a negociar con ETA. Sí habló de la actitud contenida y de respeto ante los ataques que hemos tenido en esta legislatura y realizó una llamada a la unidad de los partidos. Hizo en este punto una defensa expresa de la política del Gobierno, que puede decir con la cabeza bien alta que siempre hemos estado en la lucha contra el terrorismo y nun- ERNESTO AGUDO Sin referencias a la AVT ca en la lucha partidaria usando el terrorismo Más de la mitad de su discurso la dedicó a recordar cómo el Gobierno ha hecho todas sus políticas a pesar de la oposición, según él, ni dura ni blanda No han arrimado el hombro ni una sola vez, lo han visto todos los españoles, han intentado que las cosas no salieran y al PP le ha salido mal porque no se adelantaron elecciones. PARA PASAR EL TRAGO SOLBES PROBÓ TEQUILA Z le instó a seguir y el vicepresidente sonrisa s Mañana de lapsus: Chaves dijo defender a la derecha y España es, para Zapatero, novena potencia del mundo G. S MADRID Pedro Solbes estaba ayer en primera fila, como el resto a los que Z dedicó un elogio. Lo que no esperaba es que le emplazara en público a seguir: Ha nacido para esto y todos queremos que siga en esto dijo el ya candidato. Como un resorte, la grada empezó a corear ¡Peeedrooo! mientras las pantallas ofrecían planos del vicepresidente menguante en su silla. Sólo sonrió levemente. Había acudido relajado con su chaqueta de punto verde tipo Lacoste como quien pasa por allí tras lavar su coche en domingo y se queda a ver qué pasa. Nada de lo que hizo ayer Zapatero fue improvisado. El escenario es novedoso, con un atril en forma de Z roja en medio de un escenario diáfano donde predomina el blanco con el lema de la precampaña: La mirada positiva Y Tequila mucho Tequila que pugna por convertir la precampaña socialista en un revival ochentero, ahora que están los socialistas de aniversario. Su pegadiza ¡Que el tiempo no te cambie! sirve de fondo al grito: ¡No nos has fallado! recordatorio del ¡No nos falles! pronunciado el 14- M de 2004. Ayer, sólo un vídeo y el discurso de Chaves- -que cometió el lapsus de decir que hay que defender a la derecha -robaron protagonismo a Z que también tuvo su lapsus al señalar a España como novena potencia mundial, cuando es la octava. Eso, y el confeti que, a la americana, inundó el pabellón y la chaqueta de punto de un Solbes, ya más relajado en el escenario, cuando el disco de Tequila puso fin al acto.