Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL DOMINGO 25 s 11 s 2007 ABC Un muerto en Sucre en las protestas por la nueva Constitución Se aprobó con la ausencia de la oposición EFE SUCRE. Un joven de cerca de 30 años falleció ayer por herida de bala en enfrentamientos entre la Policía y grupos de universitarios en la ciudad boliviana de Sucre. Además, en los mismos disturbios resultaron con heridas de diversa consideración otras tres personas según informaron fuentes de la Cruz Roja. El joven murió alrededor de las 19.00 horas (23.00 GMT) en el hospital Santa Bárbara, tras los violentos choques ocurridos cerca del cuartel cuando la mayoría oficialista de la Asamblea Constituyente deliberaba, sin la oposición, el proyecto de nueva Carta Magna del presidente Evo Morales, que finalmente fue aprobado anoche. Los disturbios en Sucre comenzaron a primeras horas del viernes y hasta el momento han causado más de cien heridos y lesionados, según diversas fuentes, además del joven fallecido. Al mediodía, cientos de universitarios comenzaron a descender desde el centro de la ciudad hacia el instituto militar en el que deliberaban el oficialismo y sus aliados, que en todo momento estaba custodiado por varios cordones de policías, militares y simpatizantes de Morales. Los sucrenses y la oposición calificaron de ilegal la sesión de la mayoría oficialista por celebrarse en un cuartel, por violar supuestamente el reglamento del foro y por la agenda programada, que no incluyó el reclamo de Sucre, motivo principal de los incidentes. Los líderes de Sucre pedían que el Gobierno y el Parlamento, que están en La Paz desde 1899, vuelvan a su ciudad, y su demanda mantuvo paralizada a la Asamblea durante más de tres meses. Por su parte el ex gobernante y líder opositor de derecha, Jorge Quiroga, acusó ayer al presidente boliviano, Evo Morales, de degollar la democracia con ayuda de su amigo, aliado y colega venezolano, Hugo Chávez. El jefe de Poder Democrático y Social, la mayor alianza opositora del país, afirmó que Bolivia no va a aceptar una nueva Constitución a punta de fusiles y bayonetas Apuntó que el degüello de dos perros llevado a cabo el miércoles por los Ponchos Rojos grupo de indios aimaras afines a Morales, fue una señal política de la actitud que adopta el mandatario. Jóvenes manifestantes se enfrentan con piedras a la Policía en la ciudad de Sucre EFE Degollar la democracia