Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 41 HORIZONTE Ramón Pérez- Maura 95 AÑOS. UNA FORMA DE CUMPLIRLOS ace cinco años, políticos y miembros de Casas Reales de toda Europa- -incluyendo al Príncipe de Asturias- -se reunían en Viena para celebrar y homenajear al Archiduque Otto por sus 90 años. Alguno creyó que era un homenaje para jubilarlo. Se equivocó. El viejo Archiduque ha celebrado en estos días su 95 cumpleaños con un programa de actos estremecedor. El 13 de noviembre el presidente del Parlamento Europeo, Hans- Gert Pötering daba en su honor en Estrasburgo una cena a la que asistían representantes de casi todos los grupos, desde sus viejos compañeros de filas del PPE hasta el anarcorradical Marco Pannella. El día 14 le homenajeaba el intergrupo paneuropeo del PE. El 15 y 16 se reunía con buena parte de la Familia Imperial en Hungría y visitaba la abadía benedictina de Pannonhalma, de donde habían salido la mayoría de los profesores que se ocuparon de su educación en el exilio de Lequeitio durante la década de 1920. El sábado 17 de noviembre el presidente de Hungría, László Sólyom, daba una cena en su honor y el domingo 18 la celebración era en el Hotel Sacher de Viena, organizada por la Unión Paneuropea de Austria. Entre los asistentes, el presidente de BosniaHerzegovina, Zeljko Komsic. El lunes 19 estuvo centrado en la solemne misa que ofició en la catedral de San Esteban el cardenal Cristoph Schönborn, para después completar el día reuniéndose con el presidente austriaco, el socialista Heinz Fischer, y por la tarde mantener una conferencia con diferentes personalidades entre las que estaba el gran mufti de Sarajevo, Mustafá Ceric. Llegado el martes 20, el día en que de verdad cumplía 95 años, voló a Banja Luka, capital de la sedicente República Srpska dentro de Bosnia- Herzegovina. El obispo croata del lugar ofició otra misa y el Archiduque se reunió con el ministro de Exteriores de Bosnia y el vicepresidente de la República Srpska. Al fin ayer, en Munich, su hija Gabriela reunía a amigos llegados de toda Europa para celebrar el 95 cumpleaños de manera normal Normal sí, pero no hay un europeo igual. H John Mearsheimer y Stephen Walt, tras la entrevista con ABC SIGEFREDO Ni Hillary ni Giuliani van a oponerse al lobby israelí de Estados Unidos La cumbre de Maryland para la paz en Oriente Próximo arranca este martes, pero la presión del lobby israelí en EE. UU. puede hacer baldíos los esfuerzos FRANCISCO DE ANDRÉS MADRID. ¿Qué razones determinan el extraordinario apoyo económico (para empezar, una sexta parte del total de la ayuda exterior de Estados Unidos) y diplomático que presta el Gobierno norteamericano al Estado de Israel? La respuesta, acompañada con frecuencia con rasgos exagerados propios de todo tema casi tabú, se encuentra en gran medida en la poderosa influencia del lobby israelí de la superpotencia. Un artículo publicado en 2006 por los profesores universitarios John Mearsheimer y Stephen Walt, en el que se criticaba abiertamente el modo de actuar del lobby israelí, desató en su día una amplia polémica en Norteamérica. Basado en ese trabajo, el libro El lobby israelí y la política exterior de Estados Unidos acaba de aparecer en su edición castellana publicado por Taurus. La tesis que desarrolla la obra es sencilla: el respaldo incondicional a Israel que exige el grupo de interés no beneficia ni al interés nacional de Estados Unidos ni, a la larga, al del propio Estado judío, por su carácter acrítico. Los autores proponen, en consecuencia, una actividad más transparente y abierta al debate público del lobby especialmente poderoso en el Congreso y en la Casa Blanca. Frente a los fantasmas que rodean la acción del grupo de interés, a veces teñidos de antisemitismo, el estudio demuestra que el lobby israelí no es una organización centralizada ni una conspiración sino una red de organizaciones e individuos conocidos que trabajan por un objetivo común- -dirigir la diplomacia exterior de Estados Unidos en una dirección favorable al Estado de Israel- -amparados en la financiación privada de las campañas electorales. Con frecuencia la agenda de esta política la marca el propio Gobierno de Tel Aviv, a través de sus encuentros privados con los líderes del lobby- -afirma John Mearsheimer- pero otras veces ocurre que es el lobby el que presiona al Gobierno judío ¿Un ejemplo? La guerra de Irak. Derribar a Sadam Husein no fue una idea de Israel sino del lobby israelí de Estados Unidos en combinación con los neocon responde el profesor Mearsheimer. Por naturaleza el lobby no está adscrito a ningún partido porque desea influir a todos apunta Stephen Walt. Así se explica, según él, que ni Clinton ni Bush hayan tenido durante sus mandatos el menor deseo de presionar a Israel para llegar a un acuerdo con los palestinos No importa quién gane en las presidenciales de 2008- -concluye categórico Walt- ni Hillary Clinton ni Giuliani, ni cualquier otro candidato que venza, van a ejercer ninguna presión sobre Israel porque no desean oponerse al lobby israelí norteamericano La razón de la fuerza del lobby Quien pone el dinero... JOHN MEARSHEIMER Derribar a Sadam Husein no fue una idea de Israel sino del lobby israelí de EE. UU. junto con los neocon STEPHEN WALT Los grupos más poderosos del lobby se oponen radicalmente a que Tel Aviv ceda los territorios ocupados en Estados Unidos se debe a la financiación privada de las campañas políticas, porque la pública es muy pequeña afirma Mearsheimer. Nuestra tesis- -continúa el profesor de la Universidad de Chicago- -es que la fuerza de los grupos de interés se aminoraría si aumentase la financiación pública; eso explica en parte por qué el lobby de Israel es tan fuerte en EE. UU. y no tanto en Europa Respecto al proceso de paz, ambos autores están convencidos de que las principales organizaciones del lobby la APAC y la Liga Antidifamatoria, son contrarias a la creación de un Estado palestino viable, vecino de Israel Muchos dirigentes del grupo dirán que están a favor de la solución de los dos Estados- -advierte John Mearsheimer- -pero el Estado palestino que tienen en la cabeza es una entidad de segunda categoría, una especie de Bantustán surafricano Los líderes más influyentes del lobby israelí se oponen a que Tel Aviv ceda la mayor parte de los territorios ocupados, una postura radical que cuenta con el apoyo de la derecha protestante norteamericana, que considera las actuales dimensiones de Israel como la consumación de una profecía bíblica añade Walt. En estas condiciones- -concluye- -la cumbre para la paz convocada para la semana que viene en Anápolis se limitará desgraciadamente a ser un brindis al sol